Diari de campanya · 2 de Desembre de 2017. 07:57h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

Último favor a TV3

El presidente del CAC, Roger Loppacher, ha decidido echar una mano a TV3 con un informe sobre las tertulias de la nostra en comparación con otras cadenas. Debe estar pensando ya en la renovación porque cuando llevas tanto tiempo en la Admnistración pública es muy difícil a su edad el regreso al sector privado.

En efecto, antes fue vicepresidente de la CCMA (2008-2012) e incluso presidente en funciones. Y antes director general de Medios Audiovisuales, secretario general de los departamentos de Interior o de Gobernación y vicepresidente del consejo de administración del Centro de Telecomunicaciones de la Generalitat.

Curioso que un organismo que ha cerrado repetidamente los ojos sobre el sesgo de TV3 o de Catalunya Radio se dedique ahora a analizar otras cadenas. Sobre todo porque, por ley, el CAC sólo puede analizar medios de comunicación catalanes. Y, que yo sepa, Televisión Española, Telecinco o Antena 3 escapan a sus competencias.

Pero bienvenido sea el informe sobre las tertulias en el que afirman que TV3 es la más plural: al menos hay un 38,6% de los tertulianos están en contra de la indpendencia fente al 77,5% de la Sexta, el 97,35 de Antena 3, el 97,9% de TVE1 y el 100% de Telecinco.

Pero hacen trampas. En primer lugar porque TV3 es pública y el resto -La Sexta, Antena 3 y Telecinco- son privadas. Es decir, pueden hacer lo que quieran excepto delito flagrante. Y, en este caso, ya están los tribunales. No el CAC.

Queda TVE en la que, en efecto, agradeceríamos alguna voz a favor del proceso a nivel estatal. Ganaría pluralidad e incluso probablemente audiencia. Aunque supongo que hasta la BBC, en el referéndum de Escocia, debía ir a favor de independencia del Reino Unido más que de los nacionalistas escoceses.

Pero TV3 -y el CAC- siguen haciendo trampas: el hecho de que sólo el 38,6% de los tertulianos no sean independendentistas significa que el 61,4% restante sí que lo son. Y ese no es el porcentaje existente en la sociedad catalana.

Si tomamos el resultado de las elecciones al Parlament del 2015 había un 47,8% a favor -Junts pel Sí y la CUP- y un 50,56 en contra. Aquí con matices: el 39,1% absolutamente en contra -Ciudadanos, PSC y PPC- y un 11,45% a favor del derecho a decidir pero no de la DUI -Comunes y la desaparecida Unió. Pero en contra.

En cambio, estos porcentajes no se reflejan en las tertulias de TV3. Y mucho menos en los programas informativos y hasta los de entretenimiento. ¿Por qué? Porque si lo hicieron no transmitirían la imagen de que el soberanismo es mayoritario. Si alguien dijese también cuatro obviedades en una tertulia de Els matins o Tarda oberta el proceso se hundiría un poco como un castillo de naipes.

Al fin y al cabo es lo que están haciendo ahora: admitiendo que no había suficiente mayoría social, que las estructuras de estado eran una entelequía o incluso -en palabras de un dirigente de ERC- que nadie “con dos dedos de frente” podía pensar que ésto saldría bien. Y el que lo dijo, por cierto, no sólo era un alto cargo en Economía y Finanzas sino que repite como cabeza de lista por Tarragona.

Pero el soberanismo considera que, ante tanta televisión en contra del proceso, TV3 tiene que jugar a fondo esta carta. Ya lo expresó un día el entonces diputado convergente Jordi Cuminal -lo cité en mi anterior diario de campaña- en un artículo en El Punt-Avui: TV3 es ”la Televisión Nacional de Catalunya” y “Ciudadanos la quiere destruir”.

O lo que afirmaba el catedrático Josep Gifreu -uno de los teóricos del espacio de comunicación catalán- en otro artículo en el mismo diario: "como habéis tolerado hasta hoy una expansión flagrante de las televisiones españolistas y unionistas en Catalunya y en todo el espacio del catalán, no habéis dado un paso para permitir que TV3 y los medios de la CCMA no estén solos en la defensa del derecho a decidir de los catalanes".

Gifreu tenía que ser el primer presidente del CAC pero a la hora de la verdad Pujol prefirió un hombre de más confianza y puso al diputado de CiU de l’Hospitalet Francesc Codina. Ahora hasta Codina ha criticado el sesgo de este organismo.

El problema, en el fondo, és que la imagen de Catalunya que transmite TV3 -y el CAC- no es la Catalunya real: es sólo la Catalunya sobiranista. Me temo que ni la Catalunya medieval es la Catalunya idílica con la que sueñan algunos.

 

6 Comentaris

Publicitat
#5 M. Pilar, Barcelona, 03/12/2017 - 11:55

Anit al programa de debat La Sexta noche, hi havia tres partits constitucionalistes: PP, C'S I PSC; tres independentistes: PdCAT, ERC i CUP; i un, no sap no contesta: PODEMOS. Crec que és molt més equilibrat que els de TV3. És una cadena privada i d'abast nacional. Estricte 50-50.

#5.1 fran-bcn, bcn, 03/12/2017 - 18:11

LA Sexta es una excepcio. Pero si comparem amb A3, tele5 tv1, 13tv, el comentari deu ser una broma oi?. A mes, a tv3 molts tertulians de pp i cs segons informen es neguen a venir.....aixi tenen argument de "pluralitat". tv3 els molesta pq es en catala....

#4 Jaime Catala Miralles, Denia, 02/12/2017 - 19:00

Quins collons que tenen !!! Com poden dir eixo nomes cal veure TV 3 CINC MINUTS Jeje

#4.1 fran-bcn, bcn, 03/12/2017 - 18:12

Segur que tu mai has vist tv3

#3 Sergi, Barcelona, 02/12/2017 - 17:02

Otro de los miles y miles que vive de p madre chupando en una de las multiples mamandurrias del Govern.

#1 Vicam, Sant Sadurní de l’Heura, 02/12/2017 - 09:48

A en Roger Loppacher (Rogelio fins que li va entrar la febre nacionalista, conegut com a Lito (Rogelito) a casa seva), l’objectivitat i la independència de criteri mai li han preocupat gaire. Ja desde el temps en que militava al PSAN a la facultat de Dret, després d’haver topat amb les mates a 1er. D’ESADE, ha portat l‘estelada penjada del col