La Punteta · 31 d'Octubre de 2017. 08:04h.

RAFAEL ELÍAS

Chocolate belga

Una de las frases más célebres de Julio César es aquélla en que se refiere a los belgas como el pueblo más valiente de toda la Galia. No en vano, allí el general romano sufrió implacables ofensivas de los nervios -una intrépida tribu del lugar-. Todo ello se narra en su obra “De bello Gallico” (La guerra de las Galias). Siglos más tarde, un gallito de extraño plumaje también se ha ido a ver a los belgas, y atención, un ataque de nervios también parece guardar relación con el tema.

Resulta que la ausencia de fronteras europeas ha facilitado que el valiente huya a toda leche en un A8 hacia Bélgica, como en una peli, que dirían en TV3. Y ya puestos a echarle fantasía, uno se imagina la música en el loro del coche, a todo volumen, quizá aquella canción de Los ilegales: “Soy un macarra, soy un hortera, voy a toda hostia por la carretera”.

El viaje de extranjis evoca un poco a lo de Carrillo en 1976. Recordemos que el líder izquierdista entraba y salía de España ataviado con una peluca, al objeto de no ser reconocido. No parece necesario el bisoñé en el caso que nos ocupa. Se prevé alopecia inminente si lo extraditan.

A lo que iba. El gallito de cresta bizarra se ha pirado a Bélgica, donde puede seguir poniéndose muy flamenco sin desentonar demasiado. En Bruselas, empero, temen que tanta incontinencia nacionalista lleve al Manneken Puig a echar balones fuera, y eso sí que no. Más fronteras no, por favor. Que éste es capaz de cargarse toda la UE. En cualquier caso, tranquilidad, de momento esto sólo va de burlar la trena. Lo mismo que aquellos dos, vamos. ¡Pringaos!

Tanta astucia está desconcertando a los propios indepes. Mientras el fugado los ha abandonado a su suerte, el soberanismo constata cómo las fachadas de Barcelona lucen incontables rojigualdas bajo un sol de justicia. En todo el Monopoly barcelonés, banderas españolas en Vía Layetana, por Muntaner, en Balmes, la calle Consejo de Ciento, 55…  hasta el Paseo de Gracia, donde aún resuenan las voces del histórico comunista Paco Frutos –brillante oratoria- y los ilerdenses Josep Borrell y Teresa Freixes (la marca leridana).

En la capital del chocolate saben que el cacao es tóxico para las gallinas. Y el valor es uno de los de sabor más potente.

Y no es precisamente belga.

“Los cobardes agonizan muchas veces antes de morir”. (Julio César)

4 Comentaris

Publicitat
#3 Manel, Lleida, 05/11/2017 - 09:45

Molt il·lustrant. He aprés de Roma, de música, de xocolata i de gallines. Però el que em preocupa no és el que va pasar a la Galia fa més de 2000 anys. El que em preocupa és el que pasarà a Catalunya l'any que ve. Com conviurem? No tens res a dir ni a fer per intentar millorar el futur de tots? Desqualificar un president electe de què servei

#2 botifler1914, sINITACA, 31/10/2017 - 11:42

Yo soy Felipe VI y lo destierro del reino, asi me ahorro problemas con los belgas y lo jodo bien jodido.

#2.1 José Hucha, Manchester, 01/11/2017 - 19:01

Así va a terminar. Exiliado de por vida en Venezuela o Corea del Norte y dando por culo a aquella pobre gente....De allí no se irán las empresas porque no hay...

#1 Manel, Lleida, 31/10/2017 - 10:15

Bonísssim!!!! Y después de Los Ilegales, Born to be wild, Born to be wild yeah. Lo que hubiera dado por ver esa escena. Inenarrable lo de Puchi.