La Punteta · 12 d'Octubre de 2017. 06:37h.

RAFAEL ELÍAS

(Do) IT

Dicen que hay un disco de Judas Priest en el que, escuchando la grabación al revés, las palabras “DO IT” (hazlo) son perfectamente audibles. Para más inri, le acompaña la siguiente grafía: “SUI”. La combinación de ambos mensajes hizo que en su día algunos creyeran que se trataba de una incitación al suicidio. Hubo muertos, mal asunto. Demasiado heavy. Corría el año 1985. El tema acabó en los tribunales.

Un año después, Stephen King publicaba una de sus novelas más célebres, “IT”, de la cual recientemente se ha estrenado un remake de la primera película, o quizás una reinterpretación del libro, más fiel al mismo y no tan gore.

La historia es de todos conocida. Una criatura terriblemente malvada se asoma al balcón de las alcantarillas de un pueblo y se dedica a aterrorizar a seres indefensos e inocentes, previo engatusamiento con globitos de colores y gelatdepostrecadadia. Suele adoptar la forma de un payaso. Tiene el pelo muy raro, como una fregona sucia. Y va embaucando a la gent del poble mediante sofismas y falsos diálogos, hasta montar su “DO IT” particular, que viene a ser algo así como “saltad conmigo al fondo del abismo”.

Esto va de esta suerte hasta que se encuentra con un grupo de jóvenes, a los que el execrable clown desprecia y tilda como “los perdedores”. En realidad, empero, son la resistencia. Chicos normales que, sin ser conscientes de ello, portan la impronta de los héroes. Nunca se han enfrentado al mal cara a cara, pero han descubierto que unidos son muy fuertes. Y no saltan al vacío, sino a las calles, sin miedo alguno, dispuestos a vencer al Coco.

Cuenta el terrorífico relato que este episodio se sucede cíclicamente, en el mismo pueblo, cada equis años. Cambian los detalles, pero la historia es invariablemente la misma.

Con todo, y a pesar de que desgraciadamente se trata de una película ya vista, vamos a estar muy atentos a esta nueva versión, más light. Asimismo, recomiendo la lectura de la novela. Es extensa, pero (el) King sabe perfectamente cuándo ponerle fin y dejar al monstruo encerrado en la más lóbrega mazmorra del olvido.

Conviene añadir que la crítica cinematográfica, el pasado 11 de septiembre -y ya tiene narices la fecha- calificó a la nueva IT como “una parábola para un pueblo atormentado”: http://ew.com/movies/2017/09/11/stephen-king-it-pennywise-vs-the-losers

A mayor abundamiento, y en el mismo artículo, se citan las siguientes palabras del director del filme, ciertamente atinadas:

“Todo el mundo necesita la seguridad de saberse parte de un grupo, y es genial estar juntos frente a la división y al miedo”.

Y añade:

“El miedo es utilizado estos días como una herramienta para dividir, controlar y conquistar. Y el odio es un instrumento. Y esto es lo que hace el payaso, por lo que es algo que está de plena actualidad en nuestra sociedad ahora mismo”.

División. Odio. En nuestra sociedad. Ahora mismo.

 

“Politics always change. Stories never do.” (IT, Stephen King)

0 Comentaris

Publicitat