La Punteta · 27 de Febrer de 2017. 12:16h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

El secreto de la literatura

Marcello Fois, amb les seves obres, a la Casa del Llibre

En un país en el que apenas se lee es una casi una epopeya que una pequeña editorial de Gijón -de nombre tan rebuscado como Hoja de Lata- se dedique a editar libros. Me refiero a novelas, no volúmenes de cocina o de autoyuda. Pero todavía es más suicida que presenten su última novedad un sábado por la tarde. Sobre todo si coincide con el Carnaval.

Es lo que ocurrió con Estirpe, del escritor italiano Marcello Fois (1960), el pasado 25 de febrero. Como misteriosamente recibí una invitación por correo electrónico decidí asistir al evento.  Además lo presentaba Gregorio Morán. El día de autos era todo oídos en la sala que la Casa del Libro de Barcelona -la de Rambla Catalunya, hay otra en Paseo de Gracia- dispone para estos menesteres.

Gregorio, me permitirá el tuteo a estas alturas, es un charnego desagradecido. Lo cual, en la Catalunya actual, es casi una heroicidad. Yo he visto militantes de Convergencia, del distrito de Sarrià-Sant Gervasi para ser más exactos, dejándolo verde en Facebook por sus sabatinas en La Vanguardia. Leen a Gregorio y es como si vieran el demonio en persona.

Claro que el tío se empeña en decir las cosas como son. Al fin y al cabo el periodismo se trata básicamente de eso: de contar lo que ves. Y que conste que yo estoy a favor de la independencia -tengo que ir justificándome todos los días lo cual es agotador pero una cosa es estar a favor y la otra es estar ciego. No se puede hacer pasar un vaso de agua per un Cardhu de doce años.

Fue un acto casi en familia. La última vez que había asistitido a otra presentación en el mismo sitio estaba llena a rebosar porque presentaba su última novela el periodista Rafael Nadal de la mano de otro colega, Jordi Basté. En cambio, en esta ocasión eramos una cincuentena de personas. Curiosamente más mujeres que hombres lo que confirma de manera definitiva cuál es el sexo inteligente.

Aunque, eso sí, agazapado entre el público estaba también un premio Ciutat de Barcelona, Javier Pérez Andújar, otro al que también han puesto a parir con frecuencia. Igual nos regala un barceloneando un día de éstos aunque me temo que estaba más como lector que como currante.

moranmarcello.jpg

 

La verdad es que Gregorio Morán hace a veces cosas extrañísimas. Recomienda libros extraviados o películas desconocidas, de esos que no salen en los suplementos literarios o se ven casi clandestinamente. En fin, que tiene criterio propio. Por este procedimiento leí hace años Helena o el mar del verano, de Julián Ayesta. Y algún otro que la memoria se empeña en no recordar. Tengo pendiente también Ramiro Pinilla.

Yo procuro hacerle caso aunque sus gustos literarios no siempre coinciden con los míos. A Ernest Jünger -uno de los autores de mi juventud junto a Puig i Ferreter- le da de vez en cuando un meneo de mucho cuidado. Tampoco comparto su interés por la mafia. O sus opiniones sobre Israel. Pero gracias a él descubrí que Carmen Díez de Rivera, la musa de la Tansición, era hija de Serrano Suñer muchos años antes que lo dijera una serie de Telecinco. O que Nietzsche murió de sífilis, no de locura como insistía mi profesor de filosofía de COU porque antes había sido cura.

Con Estirpe ha pasado lo mismo. De momento sólo ha salido, a parte de una sabatina, en una pequeña reseña en el ABC. Lo cual, en el fondo, es una garantía. Ya saben que desde Trump los medios van por un lado y los votantes por el otro. Con los lectores pasa lo mismo. Ya pesan más las redes sociales -el boca a oreja de nuestro tiempo- que los periódicos.

Como no he leído todavía el libro no sé si es tan bueno como dice pero, durante el acto, me apresuré a preguntar al autor si era la historia de una saga familiar al estilo de los Budenbrook, la novela que publicó Mann a los 25 añitos. Con todas las distancias sociales y geográficas  que quieran porque una cosa en es el Báltico y otra la Cerdeña del siglo XIX. Para aportar más mobo, los Chironi, protagonistas de la obra, son una familia de humildes herreros. Igual va de ascensos sociales.

Porque parece que Marcello Fois ha desenterrado la historia de una familia  -real o ficticia- con vocación de arqueólogo. En todo caso, durante la presentación, dijo tres frases que me llegaron al alma: primero, que para escribir bien hay que inspirarse en los clásicos. En realidad, Marcello Chiazza, que amablemente nos hacía de intérprete, dijo "copiar" pero vamos a dejarlo en inspirar, que en castellano suena mejor.

Segundo, que hay más vida en las librerías que en los cementerios: en las librerías está todo. Y aquí me vino a la cabeza, por asociación de ideas, el cementerio de los libros olvidados de Carlos Ruiz Zafón.

Y, tercero, que no escribas para agradar a los lectores sino porque tienes algo que decir. Los lectores inteligentes existen. Ya te encontrarán. Todo ello en traducción libre. La fórmula secreta de la literatura es “responsabiliad, dignidad y coraje”. Creo que sirve para otras facetas de la vida.

En fin, salí de la librería con la obra bajo el brazo porque soy de los pocos periodistas que compra los libros, no los gorrea. Así no tengo que hablar bien de ellos si no me gustan: 297 páginas a 21,90 euros. Y, por si acaso, Las campañas de Napoleón de David Chandler, de más de 1.200 páginas, porque estaba marcado a 29,90 y pensé que se habían equivocado en el precio.

Yo, en algunas cosas, soy bonapartista. Por suerte pasé sin problemas el control de la caja registradora y de Sara G, la dependienta que me atendió muy amablemente. Y perdonen que, en el asunto económico, haya ejercido de catalán.

Al fin y al cabo, la felicidad para mí es un camino enmedio del blosque o la sección de historia de una librería. A ser posible de una librería inglesa porque aquí las traducciones llegan con cinco o seis años de retraso. No les molesto más. Espero que sean ustedes también muy felices leyendo Marcello Fois.

historiauniversal.jpg

5 Comentaris

#3 Mefisto, Barcelona , 28/02/2017 - 13:04


En RIus és intel.ligent. Jo també.
En Rius és honrat. Jo també.
En Rius és independentista. JO TAMPOC.

#3.1 Xavier Rius, Martorell, 28/02/2017 - 16:09

Qui és Dali i qui és Picasso? :)

#3.2 pepe.----, andorra, 01/03/2017 - 15:17

obviamente sr. Rius, vd. hace de picasso, algo injusto, pq yo le veo mas como un dali, por lo surrealista q me resulta comprobar q hay un independentista q tiene la cabeza en su sitio.

#2 tm, Gràcia, 27/02/2017 - 23:20

"Estirpe" la tinc pendent. Li recomano "La memòria del buit", editada en català per Edicions del Periscopi.

#1 pepe.----, andorra, 27/02/2017 - 13:24

uf, q alivio, un articulo q no habla del monotema ni de los cotilleos del separatismo mas rancio...Aleluya, hay vida mas alla de la estrellada, no todo esta perdido....