La Punteta · 25 de Gener de 2016. 12:00h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

La hora del canguelo

El temible Ignacio Vidal-Folch, uno de nuestros escritores botiflers más considerado -acaba de dar el salto de El País a el Mundo- publicó un artículo en una fecha tan señalada como el 18 de julio (1) en el que analizaba el lenguaje del proceso construido, en su opinión, a base de "modismos, giros, tópicos, muletillas y cantinelas".

El lenguaje de la transición nacional ha estado lleno, en efecto, de todo tipo de eufemismos y de metáforas. Mi teoría personal es que como no hay una mayoría soberanista holgada -el famoso 48% de las últimas elecciones al Parlament- había que crear una terminología específica para intentar convencer a los indecisos y no asustar al personal. Lo que, en castellano, se llama dorar la píldora.

Por eso el proceso ha estado lleno de palabras y expresiones festivas. Hemos hablado de consulta antes que de referéndum, derecho a decidir en vez de derecho a la autodeterminación. La independencia será una "desconexión" donde todos -incluso España- saldremos ganando: "win win". No se entiende, por tanto, que no nos dejen marchar.

Tal vez, de todas, la mejor expresión es cuando se habla de la "buena gente" que ha creído en el proceso. Francesc-Marc Álvaro, uno de los que ha empezado a frenar ante el batacazo, aún lo utilizaba en un artículo en La Vanguardia el pasado jueves (2). Como si los que no fueron a las manifestaciones multitudinarias de la Diada o simplemente hemos sido escépticos desde que Mas perdió doce diputados de golpe fuéramos "mala gente". Auténtica chusma. Chusma.

Pero ahora que se acerca la hora de la verdad nos ha entrado el canguelo. Hemos incorporado, sin darnos cuenta, un nuevo concepto: el de las "herramientas". El nuevo presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ya lo soltó en su entrevista en TV3 cuando dijo que eran necesarias "herramientas que ahora no tenemos". Ahora, de la independencia llamamos "herramientas".

Y en la entrevista, también en TV3, que hicieron a Junqueras el pasado jueves; Xavier Coral le preguntó por "la desconexión" al cabo de los famosos 18 meses. El vicepresidente comenzó a poner excusas: "hay que hacerlo de la mejor manera posible", "hacerlo muy bien", "hacerlo tan bien como sea necesario", "no será fácil", "nos pondrán todo tipo de pegas”. Pero eso ya lo sabían, ¿no?.

Al parecer, finalmente se han dado cuenta de que "la independencia no depende exclusivamente del Govern de Catalunya" ni del "consenso social", sino de un "mundo golobalizado”, de "estructuras superestatales". Incluso se le escapó la palabra "segregación" en vez de independencia.

El verdadero hombre fuerte del Ejecutivo terminó hablando de los "mercados financieros" porque tienen "una influencia colosal". Hasta el punto de que uno de los tertulianos, Josep Maria Ureta, un gato viejo del periodismo económico, tuvo que decirle que "en cualquier país normal estaríamos discutiendo de qué pasa con los Presupuestos, no de los mercados financieros". "Venga”, disimuló Junqueras.

Pero la expresión "herramientas" ha creado ya escuela. Incluso en Esquerra, que son independentistas sin mácula. La diputada Montserrat Fornells, en su intervención en la inauguración del congreso de Unió de Pagesos el pasado viernes, también dijo una de cal y otra de arena.

La de arena: "el sector agrario será crucial en la nueva República Catalana y dejará de estar en la situación de desamparo que vive bajo el gobierno español". La de cal: "queremos todas las herramientas para defender la política agraria de la República Catalana en la Unión Europea". Tampoco, en este caso, mencionó la palabra independencia.

Mientras que el nuevo presidente de la Generalitat ha introducido una variante semántica en su entrevista en La Vanguardia de este domingo. El director del diario, Màrius Carol, le pregunta cómo se imagina la "travesía" del autonomismo al independentismo y Carles Puigdemont inventa la expresión "nuevo orden". "Como antes llegue el nuevo orden mejor para todos", afirma pero tampoco en este caso habla de independencia. No quiero ni pensar, por otra parte, quien usaba el término "nuevo orden" en la historia reciente de Europa.

Creo que nos ha entrado el canguelo.

 

(1) "Cómo escribir un artículo"
(2) "Mobilitzats, no hegemònics”, 21 de gener del 2016

 

Xavier Rius es director del digital catalán e-notícies

 

1 Comentaris

#1 Mesetario2, Meseta2, 26/01/2016 - 00:25

Señora Marius Carol: le informo que la UE es la unión de España con otros 27 estados obligados a respetar la integridad territorial española.