La Punteta · 13 de Setembre de 2017. 13:58h.

JOAN FERRAN

Joan Ferran

Los dioses de octubre

No les aburriré. No reiteraré de nuevo los argumentos que expuso el abogado y político catalán Amadeu Hurtado, en un magnífico  dietario titulado ‘Abans del sis d’octubre’. Tampoco insistiré en el gran error táctico y estratégico de aquel acto insurreccional que sacudió la legalidad republicana en 1934, y causo represión y muertes. Se ha debatido mucho al respecto…  Sí que me gustaría, en cambio, recuperar para la reflexión colectiva algunos escritos de Jaime Claramunt, un hombre sabio que ejerció de director, en tiempos de la Segunda Republica, del popular periódico barcelonés ‘El Diluvio’. Desde su exilio cubano Claramunt  -ferviente republicano, demócrata radical y antifascista de pro-  escribió una serie de interesantes crónicas sobre la política catalana y los hechos de Octubre de 1934. No tienen desperdicio alguno e inducen a extraer enseñanzas. En sus artículos sostenía la tesis de que el president Companys se dejó influenciar negativamente por  Josep Dencàs, a la sazón consejero de Gobernación de la Generalitat catalana, el cual le empujó hacia “una rebeldía extravagante y sumamente absurda para Cataluña”. Lluís Companys, siempre según Claramunt, se dejó conducir hacia un ‘estéril movimiento revolucionario provocado por un perturbado’. El director de ‘El Diluvio’ narra incluso, con ironía manifiesta, cómo  Dencàs utilizó la radio para llamar a los catalanes a las armas con escaso éxito. Jaime Claramunt concluye una de sus crónicas diciendo:

“Pero en momento alguno se le ocurrió a Dencàs, que tan bravucón se había mostrado, salir a la calle al frente de sus aduladores y jugarse la vida. Lo que hizo es tenerlo todo bien preparado, en secreto, para el momento de la fuga.”

Han transcurrido ochenta y tres años de aquel momento histórico. Cataluña hoy es otra cosa. Vivimos bajo un sistema de monarquía parlamentaria. Los sindicatos ya no defienden con las armas la legalidad republicana amenazada y se han convertido, sobre todo, en gestores de servicios. La izquierda se interroga a si misma cada día y cada vez más…. Pero, salvando las distancias temporales, se adivina en el ambiente que este mes de octubre es capaz de cobrarse un montón de víctimas políticas. Se intuye que más de uno -como un Dencàs cualquiera- lo tiene todo preparado para caer de pie y no lastimarse.

Por todo ello, se impone una mirada atenta a lo que acontece y un análisis del rol jugado por nuestros políticos profesionales a lo largo del denominado ‘procés’. La Cataluña del 2017 también tendrá sus chivos expiatorios, sus Dencàs y una corte de aduladores dispuestos a reír las gracias a quien ostenta el poder.  Observen el panorama. Estoy seguro que detectaran un enjambre de vividores aguardando, tras el fragor de la batalla que se avecina, unas nuevas elecciones para perpetuarse en el poder.

A día de hoy algunos están empeñados en meternos de nuevo en una aventura absurda. ¿Acaso es esto una maldición cíclica? Quién es quién, el grado de aventurerismo suicida de los personajes y la valoración de su solvencia  lo dejo a criterio del amigo lector…

Ustedes ya saben que los dioses de octubre nunca fueron propicios para los catalanes.

8 Comentaris

#7 Aran non ei Catalonha, Arties, 18/09/2017 - 23:11

Los dioses de Octubre, traen cambios.
Para la mayoria democratica buenos augurios.
Desordenes y desobediencia habra es la estrategia ultima de la generalitat naZionalista.

#6 Susana, Barna, 16/09/2017 - 19:21

Sr. Ferran , lo peor en política es ponerse de perfil, o se está con la democracia o no se está, me puede explicar usted que están haciendo sus compañeros del PSC en el ayuntamiento de Barcelona?, otros Alcaldes son insultados y amenazados en el los pueblos del interior, creo que les falta mucha coherencia y ya vais tarde.

#5 Angela, Barcelona, 14/09/2017 - 12:00

Gran periodico El Diluvio,Lastima que no exista ya para darle un baño a los Godó.Estos del 'procés' estan locos y nos van a undir en la miseria.

#4 Andreu, Mataro, 14/09/2017 - 07:41

El que està clar és que els que dirigeixen aquest procés en realitat no volen que hi lhagi independencia sinó mantenir-lo els propers anys per tapar la estruendosa corrupció catalana que competeix amb la de Madrit.
Malauradament aquesta situació de confrontació tant nefasta per els ciutadans seguirà molts anys més.

#3 RA, ra , 13/09/2017 - 15:15

El papel de Dencàs que describe también lo suscribe Hugh Thomas en su libro "La guerra civil española". Me gustaría saber quién tiene el papel de Dencàs en la situación actual, hay uno o varios Dencàs, etc, etc

#3.1 Mayor Dundee, Coll de la Marrana, 18/09/2017 - 20:48

Sabiendo que ahora todo se mueve por las redes sociales, el nuevo Dencás, ese típico perturbado que va por ahí arengando a las masas i despreciar al desafecto, lo puede desempeñar tranquilamente Mark Serra Parés; community manager del PDECAT y a la sazón una de las vedettes de este procés. Al tiempo.