La Punteta · 17 de Gener de 2017. 13:33h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

Yo no quiero acoger refugiados

Ramadán en Sant Roc (Badalona)

A mí ya me perdonarán, pero no quiero acoger refugiados. Creo que Catalunya ha cumplido, con creces, con su cuota de solidaridad. No hay ningún país del mundo que haya acogido proporcionalmente tanta gente como nosotros: más de un millón de personas en diez años.

Sin embargo, por supuesto, si tienen que venir que vengan. Son seres humanos y esto de Siria es una tragedia. Además, con la ola de frío, la situación es dramática. Lo que me pregunto es por qué no los acogen las riquísimas monarquías árabes del Golfo, por ejemplo. Sólo quieren ir a Europa, especialmente a Alemania o Suecia. Países con sólidos estados del bienestar.

En todo caso, si tienen que venir que sepan también que aquí hay unos valores que deberían ser sagrados: la democracia parlamentaria, la separación de poderes, la igualdad de sexos, el respeto a la mujer y a los homosexuales, la laicidad. Y, con franqueza, no estoy seguro de que todos sean conscientes. Sólo hay que recordar lo que pasó para fin de año en Colonia hace dos años. Cuando muchas mujeres fueron manoseadas o agredidas sexualmente.

Por ello pedir puertas abiertas en Europa me parece una grave irresponsabilidad. Si los dejamos entrar a todos significa todos. No sólo refugiados sino también inmigrantes económicos. Después de todo ¿qué diferencia hay entre un sirio y un afgano? ¿No son dos países en guerra?. ¿Podemos dejar fuera personas que vienen de estados fallidos como Etiopía o Somalia por ejemplo?

Y me parece tan legítimo que haya gente que, por motivos ideológicos, esté a favor. Como que haya gente que esté en contra sin tener que oir todo el día acusaciones de xenofobia o de racismo. Como decía el ingeniero y escritor Xavier Roig el pasado sábado en un artículo en el diario Ara: "los catalanes, últimamente, estampan el título de xenófobo a todo aquel que no defiende papeles para todos".

En mi opinión, abrir puertas sólo fortalecerá electoralmente la ultraderecha. ¿Nadie se ha preguntado porque es ya el 25% en Francia, 35% en Austria, el 12% en el Reino Unido o el 52% en Hungría?. Incluso en democracias mucho más consolidadas que nuestra como Holanda (15%), Suecia (13%) o Finlandia (17%).

La inmigración se ha convertido en uno de los principales motivos de preocupación de los ciudadanos. Aquí no nos damos cuenta porque estamos inmersos en el proceso, que lo tapa todo. Pero hay un creciente sentimiento de inferioridad. Sintetizado en el lema Make America great again. Por eso gana Trump en EEUU. Y el Brexit en Gran Bretaña. Al fin y al cabo la gente vota por tres motivos: por miedo, por ilusa o por el bolsillo.

En cambio, aquí vamos un poco al revés: mientras en toda Europa está cambiando la opinión pública sobre los refugiados -en Alemania Merkel se juega la cancelleria- aquí hacemos un concierto benéfico en el Sant Jordi para acoger a todos. Incluso hay un vídeo de promoción en el que salen un montón de actores y periodistas: Òscar Dalmau, Julio Manrique, Toni Cruanyes, Màrius Serra, Lluis Omar, Judit Mascó, Jordi Basté, Clara Segura, Antoni Bassas, Josep Cuní , Andreu Buenafuente, Mònica Terribas, Tian Riba, etc. La crème de la crème.

 

Me recuerdan un poco a Meryl Streep, que hizo un discurso contra Trump en la reciente ceremonia de los Globos de Oro. De hecho no fue un discurso, fue un miting. Incluso lo llevaba escrito. Mucho criticar, pero la actriz vivió hasta 2014 en una casa en Greenwich Village de Nueva York, uno de los barrios más pijos de la ciudad de los rascacielos, valorada en 25 millones de dólares. Tiene más de 600 metros cuadrados, quince habitaciones, siete baños, seis chimeneas. Incluso una bodega.

Como la mayoría de estrellas de Hollywood que aplaudían. Todos deben vivir en unas mansiones espectaculares, con piscina y chófer particular, probablemente negro. Y los únicos inmigrantes que deben ver -seguramente latinoamericanos- deben ser los jardineros que les cuidan el jardín.

Me hace gracia porque uno de los que sale en el vídeo de casa nostra és casa vostra es Josep Cuní, que vive en Tiana, zona bien del Maresme. ¿Saben cuántos habitantes tiene esta localidad? 8.411. De los que sólo 272 son extranjeros, un 3,23%. Así también quiero yo que vengan.

Que Cuní -o cualquier otro del vídeo- se vaya a vivir quince días a ca n'Anglada, Salt, a Llefià, a Rocafonda, a Sant Roc. O simplemente, ellos que son periodistas, que vayan y pregunten a los pocos vecinos de aquí que quedan qué piensan de acoger refugiados o simplemente del impacto de la inmigración en sus vidas cotidianas. Saldrían corriendo. Se vive muy bien dentro de una burbuja de cristal.

Pero entonces, ¿todos estos que salen con qué neutralidad informativa presentan el Telenotícies vespre, el Món a Rac1 o las noticias de 8tv?

5 Comentaris

#5 La verdad está afuera., La Real Señera es la de todos, la estelada no. , 19/01/2017 - 05:34

Eesto que dicen que hay que ser solidarios
no dicen cuantos pueden acoger en sus casas,
que sin dudar alguna son de ricos ricos.

Algo raro si que suena, que los 'refugiados' no vayan a Bruxelas, dónde está el cotarro europeo, ni tampoco a Suiza que son supericos y sin paro como aquí en España

#4 xx1, BCN, 18/01/2017 - 15:15

Grandisimo articulo.

"Como la mayoría de estrellas de Hollywood que aplaudían. Todos deben vivir en unas mansiones espectaculares, con piscina y chófer particular, probablemente negro. Y los únicos inmigrantes que deben ver -seguramente latinoamericanos- deben ser los jardineros que les cuidan el

#3 Manuel, Bcñ, 18/01/2017 - 13:01

Toda la región del Nínive la han "limpiado" de cristianos y yazidíes, en Pakistán y Egipto los cristianos están siendo perseguidos... Si hay que que acoger gente prefiero cristianos y animistas y que sus hermanos sarracenos del Golfo acojan a musulmanes, no esjusto?

#2 FELIPE, Tenerife, 18/01/2017 - 12:14

Estás muy equivocado pidiendo la integración de esta gente. Nunca lo aceptarán. Exigen que tú te integres en la cultura de ellos. Los he tratado más de 30 años y sé de lo que hablo.
Que solucionen el problema entre ellos.
El problema es que entre ellos no se pueden ni ver, de ahí tanta guerra,

#1 Nacho, Llagostera, 18/01/2017 - 00:47

Totalmente de acuerdo. Todos estos pijoprogres del video viven en sus barrios-burbuja y toda la "multiculturalidad", es decir costumbres medievales, se las comen los currantes de barrios obreros.

Llevo toda la vida poniendo a caer de un burro al catolicismo para ahora tener que comerme la caspa del