Cartes al Director · 26 de Juliol de 2021. 10:54h.

Reflexión sobre Electricidad

Fernando López Clarós

Hace unos treinta años, se decidió dejar de construir centrales nucleares (también pantanos) por presión del “ecologismo”. El cese de las obras y proyectos, supuso indemnizaciones millonarias, que aún pagamos en nuestro recibo.

Acabo de hacer un viaje por España. ¡He quedado aterrado! En todo el itinerario he observado como se ha “reforestado” el paisaje con “bosques” de miles de “sostenibles” aerogeneradores. También observé, superficies de cultivo convertidas en “ecológicos huertos” de placas solares.

Estos sistemas no producen, cuando no hay viento o sol. Pero lo solucionan importando millones de kilovatios producidos en las nucleares francesas a un centenar de kilómetros de nuestra frontera. ¿Los riesgos nucleares se detienen en ella?

He podido observar también, el contraste que producen los denostados y criticados pantanos. Poniendo el verde a millones de fértiles hectáreas de campos regados (los cultivos aportan de forma natural oxígeno a la atmosfera). Las atractivas imágenes de esos “lagos”, que evitan la despoblación del medio rural. Propiciando la existencia de nuestra floreciente industria agroalimentaria, ganadera e incluso turística.

Los embalses, además, evitan catástrofes por las avenidas en tiempo de fuertes lluvias. Por si todo esto fuera poco, calladamente nos siguen produciendo energía eléctrica a voluntad, cuando se precisa.

Cuando viajen, compruébenlo y reflexionen que es más ecológico y sostenible.

Fernando López Clarós

Publicitat
Publicitat

0 Comentaris

Publicitat