Publicitat
La Punteta · 14 d'Octubre de 2020. 16:05h.

JORGE SOLER

Diputat de Ciutadans i portaveu de Cs a la comissió de salut del Parlament

El agujero negro del procés

Cuando los diputados de Ciudadanos denunciamos en el Parlament de Catalunya que el procés es un agujero negro malgastando dinero público, el separatismo se retuerce en el escaño y lo niega. La semana pasada, el Conseller de transparencia llegó a quejarse de que los diputados de Ciudadanos hacemos muchas preguntas al gobierno, según él con gran diferencia respecto a las otras formaciones, y que respondernos les da mucho trabajo. Por supuesto que nadie dude que así seguiremos hasta que consigamos gobernar Cataluña y priorizar el gasto público de una forma totalmente diferente. Es evidente que siguen sin entender lo que es la democracia, el estado de derecho y el sentido de controlar al gobierno.

Precisamente, sucedió eso durante el Pleno monográfico de sanidad que Ciudadanos había solicitado de forma urgente en julio para poder consensuar entre todos las mejores medidas para evitar el colapso del sistema sanitario en septiembre. Como ustedes se imaginarán, hubo otros plenos urgentes entre medio pero el nuestro no llegó hasta octubre, ya con la segunda ola azotando. En ese Pleno conseguimos proponer y aprobar muchas de las cuestiones que mejorarían el sistema sanitario. Pero hay algunas cuestiones en temas de priorización que solo son posibles gobernando para enterrarlas. Me refiero a los regalos que hace el separatismo. Como ejemplo los que hacen a la empresa Nothingad. Se trata de un publicista que perdonó al Govern 80.000€ por el 1 de octubre. No es por casualidad si gracias a nuestras preguntas controlando el gasto público conocimos que dicho amigo del procés facturó luego 8,2 millones con el Govern.

Hay que reconocer que le han devuelto el favor con creces. Justo cuando debatíamos en el Pleno de Salud las medidas necesarias para evitar que los médicos residentes, los de la Atención Primaria, o los del transporte sanitario mantengan su huelga, nos enteramos que la Consellera había adjudicado sin concurso público otros 550.000 a dicha empresa por un contrato de publicidad. Los trabajadores del sistema sanitario se ponen en huelga porque sus condiciones laborales son inaguantables y, justo a la vez, el Govern sigue asignando dinero y más dinero a sus estómagos agradecidos. Más de medio millón de euros del sistema sanitario así de sopetón. Ya a nadie le resulta extraño que cada vez que desde Ciudadanos levantamos una alfombra, descubrimos la cantidad de amiguetes que tiene el procés agazapados poniendo la mano.

Es difícil conocerlo todo, porque eso requiere de una auditoría externa en profundidad que solo se podrá hacer cuando Cs esté en el gobierno de Cataluña, y así podremos reconducir todo ese dinero del agujero negro a mejorar las listas de espera, a contratar sustitutos y a dar el soporte social imprescindible para la gente que lo está pasando mal. Hay ejemplos y más ejemplos del mal uso del dinero público, y mientras sigamos liderando la oposición catalana en espera de gobernar, habrá que seguir denunciando los excesos habituales. Mientras el nacionalismo sigue con su papel victimista de piel de cordero, los de siempre siguen cobrando un pastizal. El último caso el del expresidente que se acaba de jubilar con más de 120.000 euros al año, coche oficial y oficina con asesores. Eso no es represión, sino un lujo desnortado que hay que detener.

Publicitat
Publicitat

0 Comentaris

Publicitat