Publicitat
La Punteta · 27 de Juliol de 2018. 12:19h.

FRAN SÁNCHEZ ALAMINOS

El barón rojo

Iván Redondo consultor político de cabecera de Pedro Sánchez lo fue tiempo atrás de referencia de José Luis Monago. Le fabricó una imagen, le escogió un apodo, el Barón Rojo y pilotó el aterrizaje del político popular hasta la presidencia de la Junta de Extremadura.

 Iván Redondo es en la actualidad Jefe de Gabinete de Presidencia del Gobierno. Tutela y guía los pasos de Pedro Sánchez y como hizo en tiempos con Monago está en la labor de asignarle una imágen al político socialista. Su labor es de capital importancia pues dispone Sánchez de poco tiempo para ello y de exiguos escaños que quedarán retratados en la votación que probablemente desautorizará su propuesta de techo de gasto. Este gobierno que cumple escasos dos meses desde el triunfo de la moción de censura contra Rajoy ha nacido no tanto para gobernar sino para protagonizar la mayor campaña electoral diseñada -por su duración- hasta la fecha y ejecutarla desde los resortes del poder. Haciendo uso de cada uno de ellos. El fin justifica los medios.

Redondo se ha puesto en la labor de “fabricar” otro Barón Rojo emulando al piloto alemán Manfred von Richthofen y al político extremeño. Para ello le puso alas a Pedro Sánchez. Lo subió en el avión presidencial. Primero filtró unas ridículas imágenes atendiendo el jefe de gobierno a unas notas escritas sin quitarse unas gafas de sol que le habían colocado y más tarde organizándole un vuelo hasta el aeropuerto de Castellón -nada menos- para estampar una firma en el libro de honor en su Ayuntamiento como excusa para asistir a un concierto en el FIB Benicasim.

 El resultado de todo ha sido que Pedro Sánchez lo pasaría fenomenal en el concierto de los “The Killers” en compañía de su esposa pero acto seguido se ha topado con la estupefacción primero y mofa después de gran parte de la opinión pública. En éste último vuelo al Falcon presidencial se le ha despresurizado la cabina y el mensaje. Ya no le va a resultar sencillo defender la austeridad en su comportamiento además de haber arrojado por un sumidero cualquier pátina ecologista ante tanto queroseno quemado por aterrizar en tiempo récord al espectáculo musical del grupo británico. Me da que este viaje le va acompañar permanentemente en la carrera política del socialista.

 Como no ha colado atribuir a la agenda cultural presidencial la lúdica excursión tal y como pretendía la Vicepresidenta Calvo ha sido el propio Presidente quien ha tenido que salir al quite de la polémica con la siempre excusa socorrida de motivos de seguridad. Si hubiese aludido a su argumento aquello de que “The Killers” traducido al español es  “Los asesinos”, sembrando la duda, tal vez hubiese dotado de alguna credibilidad al peregrino argumento. Pero no fue así.

 Francisco Sánchez Alaminos

@SanchezAlaminos

 

Publicitat

1 Comentaris

Publicitat
#1 El Sifoner, Castelló, 27/07/2018 - 19:01

Se olvida mencionar que también tuvo agenda política.
(..Puig y Sánchez se ven por primera vez en Castelló
El presidente del Gobierno recibe al líder autonómico en un encuentro informal en la sede de la Generalitat en Castellón..)
https://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2018/07/20/reunion-pedro-sanchez-ximo-puig/1747075.html