Publicitat
La Punteta · 7 de Setembre de 2020. 10:19h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

El fiasco de Manuel Valls

Valls, en la presentación de su candidatura

 

Fui probablemente el primer periodista catalán en hablar bien de Manuel Valls.

En un lejano agosto del 2010 escribí un artículo en el que afirmaba que el futuro del PSC pasaba por seguir el modelo del dirigente socialista francés.

Entonces era sólo una joven promesa del Partido Socialista Francés. Ni siquiera había llegado a primer ministro. Hollande lo nombraría en marzo del 2014. Duraría hasta el 2016.

Luego su carrera política tuvo altibajos. Tras ser primer ministro supongo que ya sólo puede aspirarse -si se aspira- a presidente de la República.

Perdió las primarias convocadas por su partido. Al final llegó Macron al Elíseo. Valls lo había nombrado, con notable olfato político, ministro de Economía.

El actual presidente galo -todavía tengo mis dudas que no sea un bluff- fue el artífice de la Ley Macron que, entre otras cosas, liberalizaba los horarios comerciales. Aquí todavía estamos dando vueltas a ello. Es una de esas competencias que se disputan la Generalitat y el Gobierno central. Mientras la casa por barrer.

De Manuel Valls tengo incluso dos libros suyos aunque confieso que luego quedaron pendientes de leer: el Pour en finir avec le vieux socialisme y el Sécurite. La gauche peut tout changer.

Me pareció de aquellos dirigentes que tenía los pies en el suelo. Y que era consciente del impacto de la inmigración entre sus votantes. Consecuentemente primaba los temas de seguridad ciudadana y convivencia. 

Por eso, me sentí halagado que todo un exprimer ministro francés decidiera proseguir su carrera en Barcelona más allá de sus ideas políticas concretas. Debería ser un orgullo para todos.

Por supuesto, entonces se invirtieron las tornas. Ya no era un triunfador sino un fracasado. Lo decía incluso Colau. Temerosa, sin duda, de su gancho electoral.

Que lejos quedaban los días en que el propio Puigdemont le hacía la pelota en twitter: “Es más fácil que un catalán sea primer ministro de Francia que no de España. Felicidades y mucha suerte”. Ahora no lo pueden ni ver.

Aquí se creen que ser primer ministro de Francia es ser como presidente de la comunidad de vecinos.

No, para ser primer ministro de Francia hay que tener el Estado en la cabeza. Además de que, obviamente, tampoco estará a favor de los Països Catalans. Francia inventó el jacobinismo.

Es cierto, sin embargo, que su aterrizaje en Barcelona fue a trompicones. Como aquellos aviones que dan un par de saltos en la pista antes de tomar tierra.

La versión que me ha llegado es que, conocedor de la operación, Albert Rivera se avanzó a dar la noticia.

En fin, el resultado es conocido. Valls acabó siendo el candidato de Ciudadanos y la cosa acabó a la greña.

Ahora resiste él y Eva Parera en un partido semi-clandestino llamado Barcelona pel Canvi y Ciudadanos tiene otros cuatro concejales, entre otros el exministro Corbacho.

Creo honestamente que Valls cometió tres errores durante la campaña.

El primero querer presentarse como heredero de Pasqual Maragall.

¡Había demasiados herederos del exalcalde!

Hasta Esquerra puso a un Maragall de candidato.

Ada Colau también reivindicaba su figura. Diría que incluso los de JxCat.

Con el agravante que Pasqual Maragall ya es un desconocido para los electores más jóvenes. Pregunten a cualquier chico de 18 años quién era. Yo lo he hecho.

Al fin y al cabo los Juegos fueron en el 92. ¡Han pasado casi treinta años!

El segundo no sé si fue culpa del primero o anterior: fichó al equipo de comunciación de Pasqual Maragall. Con excepción de algún sujeto que en esa época dirigía la redacción en Barcelona de un diario próximo al PP. Si yo les contara.

No he conseguido, durante este período, recibir una nota de prensa sobre las actividades de Manuel Valls.

A mí Albert Montagut, que creo que es el responsable, me puede caer mal o fatal -creo que el sentimiento es recíproco- pero la función de un jefe de prensa es intentar transmitir una imagen positiva de su cliente entre los medios de comunicación. Sea alcaldable, consejero de la Generalitat o presidente de la escalera.

Nada, un vacío inmenso. Manuel Valls no tiene ni web propia. Ni siquiera un canal de youtube. Y en twitter hace lo que puede. Su política de comunicación es digna de la edad de piedra.

Tercero despreciar los votos de la derecha, sobre todo a los de Vox. Ahí le salió la vena progre, el chip de antiguo miliante del PS francés.

¡Que gran error!

¡Si te votan en las municipales que luego en las generales voten lo que quieren! Lo importante es pelear por hasta el último sufragio

Recuerdo que Mas, en las elecciones del 2003, se fue al notario para firmar que no pactaría con el PP. No sé si le costó la presidencia.

Un día, tras una tertulia con Oriol Pujol, confesó que la idea les había costado 40.000 votos.

En fin, es una lástima.

Parece que Valls ya ha tirado la toalla. A su edad, 58 años, y tras las nupcias con una rica heredera debe tener la cabeza en otra parte.

Hubiera podido ser un buen revulsivo para la política catalana, incluso española.

El día que les espetó a unos burgueses su silencio fue su última gran contribución.

Esa y haber impedido que Ernest Maragall llegara a alcalde. Hay disparidad de criterios sobre esto pero que a mí el tete me parece uno de los mayores jetas del proceso -en clara competencia con Toni Comín, Ferran Mascarell y Rafael Ribó- lo doy por bueno.

Seguramente ya tiene la cabeza en otra parte porque ha mejorado las relaciones personales con Macron y cumpliría las expectativas en cualquier cargo internacional. Yo hasta lo pondría de secretario general de las Naciones Unidas. Es un expeditivo, no un diletante.

Pero recuerde Manuel Valls que George Clemenceau, uno de sus referentes, llegó a primer ministro a los 76 años en uno de los peores años de la historia Francia: 1917. No en vano Clemenceau era apodado el Tigre.

Si Manuel Valls se lo repiensa, cambia de rumbo -y de equipo- todavía está a tiempo.

El último sondeo de La Vanguardia confirma que el bloque unionionista, constitucional o simplemente de ciudadanos con los pies en el suelo -llámenlo como quieran- continúa desamparado y sin liderazgos claros.

El PSC, que debería ser el partido aglutinante de los descontentos con el proceso, apenas pasa de 17 a 26 escaños. Una mayoría a todas luces insuficiente para vertebrar una alternativa de gobierno.

Queda mucho por hacer.

Publicitat
Publicitat

15 Comentaris

Publicitat
#7 Joanet, Bcn, 09/09/2020 - 00:13

Xux #6.3


Cataluña es una nación. El catalán que quiera para Cataluña una relación de inferior a superior con respecto a España, que no diga que se siente catalán y español a la vez, que diga que se siente español/español, o español de nación y catalán de zona geográfica, y así no engaña a nadie.

#7.1 Pepe, Andorra, 09/09/2020 - 14:29

Tu relato es falso y es facil demostrarlo, pero es dificil dialogar con fanativos q tienen ya sus dogmas establecidos. Juanito no escribe comentarios? Escribe homilias. Su dialogo es la imposicion de sus axiomas o eres un hereje ahora dicen facha

#6 Joanet, Bcn, 07/09/2020 - 22:44

De família d'exiliats catalans i catalanistes, quan a França ja no el vol ningú, ha retornat a Catalunya però.... com espanyolista i anticatalà. Ufff, quina joia !!! A la curta o a la llarga els renegats són sempre repudiats des de totes bandes.

#6.1 Xux, Alacant, 08/09/2020 - 13:31

Puede alguien, desde tu óptica, ser catalán, sentirse catalán, y a la vez seguir igualmente siendo español como los gallegos, valencianos, vascos, castellanos, andaluces, aragoneses.........o es incompatible? por que yo estoy empezando a pensar que lo mismo también es imposible ser indepe y demócrata a la vez...

#6.2 Joanet, Bcn, 08/09/2020 - 19:41

Xux #6.1


Cataluña es una nación, aunque España no quiera reconocerlo. Si ser catalán y español a la vez implica haber de renunciar a la identidad catalana y asimismo renunciar a los derechos de nación, un catalán de verdad, con dignidad, si dice ser a la vez catalán y español, se engaña o te está engañando.

#6.3 Xux, Alacant, 08/09/2020 - 20:41

Y quién te dice a ti que renuncias a la identidad catalana si te sientes igualmente español? Intentáis establecer ciertos dogmas torticeros y hacer incompatible lo que ha sido compatible toda la vida. España tiene 4 lenguas reconocidas, y muchas identidades culturales que son respetadas y queridas por la inmensa mayoría de los ciudadanos.

#6.4 Pepe, Andorra, 09/09/2020 - 14:32

Habla de renegados quien se dice heredero de los renegados de felipe v, no deja de tener gracia. Todo lo q diga un separata es mentira, falso o esta manipulado. Todo menos el cobrar el doble por todo y el cobrar de nomina el triple. Ese es el objetivo final. Chupar del presupuesto. Y se quejan para disimular.

#6.5 pepe, andorra, 12/09/2020 - 12:57

Cataluña no es mas q un invento de las clases feudales de fuera de Barcelona para no tener q lidiar con el hecho de eran condados conquistados por el de Barcelona, la misma palabra Cataluña es un invento, el catalán es valenciano y la única forma en la q ganan mercado es jugando sucio con los competidores o haciendo q cierren el mercado para ti.

#5 Antifa, País petit, 07/09/2020 - 22:44

Jeta Rafael Ribó? Jo diria que jeta es tirar sobre un nom tota la porqueria possible durant dues setmanes i després no posar ni una mininoticia informant que un jutge ha desestimat la demanda i que vostè Sr Rius només va publicar mentides. I ara si vol, torni a censurar, i serà doble jeta i.... Com ja li van dir en un debat... Mentider!!!

#5.1 Xavier Rius, Martorell, 08/09/2020 - 15:29

Cordialment: https://societat.e-noticies.ca t/ribo-sen-lliura-132315.html

#5.2 Pepe, Andorra, 09/09/2020 - 14:36

Si. Y tambien es mentira q los antifas estan finaciados por soros. Claro q el australiano q los dirigia en australia, no estaria de acuerdo. Q se siente al ser un titere del capitalismo mas inhumano y totalitario?

#4 pepe, andorra, 07/09/2020 - 14:18

si se carece de ese liderazgo es precisamente pq se intenta desde las sombras evitarlo. En todo caso y a estas alturas, por mi, como si se la machacan a ambos lados, q ya estoy hasta el moño q mientras los otomanos están en las puertas de constantinopla, se siga discutiendo si son galgos o podencos, en Europa los políticos mucho hablar y cobrar.

#3 M Pilar, Barcelona, 07/09/2020 - 13:25

Totalmente de acuerde con Vd.!