Publicitat
La Punteta · 22 de Setembre de 2020. 10:04h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

El gran error de Ciudadanos

Carlos Carrizosa, entrevistado en TV3

El periodista de La Vanguardia Carles Castro publicó hace unos meses el libro "Com derrotar l'independentisme a les urnes".

La tesis es que hay una bolsa de 300.000-400.000 electores que pueden inclinar la balanza y que, por lo tanto, había que ofrecerles un programa catalanista moderado para intentar seducirles.

A mí me gustó mucho el libro. E incluso lo entrevisté. Aunque no comparta del todo sus tesis.

Pero parece que las citadas tesis han hecho mella en Ciudadanos.

Los de Ciudadanos van de chachi pirulis. De guays. Incluso de catalanistas moderados, a ver que pillan.

Lo vi inmediatamente el día que entrevistaron a Carlos Carrizosa en TV3. Se esforzaba por caer bien al público.

Supongo que para hacer olvidar su etapa de bulldog parlamentario. Que los telespectadores de la cadena pudieran decir: “pues no es tan mal tío”.

Los zascas a TV3, incluso a Sanchis, fueron escasos. Nada que ver con los encontronazos de Inés Arrimadas con el propio director de la cadena o con Lidia Heredia en Els matins.

Desde entonces, el síndrome del buen rollo en esta formación se ha acentuado. El otro día publicaron una entrevista al propio Carrizosa en La Vanguardia y decía: "nos merecemos una tregua”.

¿Después de más de ocho años de proceso el principal partido de la oposición sólo pide "una tregua"?, pensé.

No, nos merecemos un reset, un poco de autocrítica al menos y sin duda girar página.

Lo que sólo se conseguirá con la alternancia electoral. Es lo que pasa en los países normales. Cuando gobiernan unos y lo hacen mal -o muy mal como es el caso en Catalunya- gobiernan los otros. Y, a estas alturas, de verdad, ya casi me da igual quienes sean los otros.

Es cierto que esta desorientación de Ciudadanos no es sólo del cabeza de lista sino de todo el partido.

El diputado en el Parlament David Mejía salía en rueda de prensa este lunes y decía que “Ciutadans formará parte de la solución”. Un poco como integrándose en el sistema.

El citado Carlos Carrizosa parece que ha enviado una carta al resto de partidos de la oposición “para acabar con el bloqueo”.

No servirá de nada, claro. Es una iniciativa de carta a la galería. En plan presidenciable.

Los vaivenes de Ciudadanos supongo que son atribuibles a sus malas expectativas electorales porque difícilmente volverán a sacar más de un millón de votos y 36 diputados. Difícilmente, no; seguro.

La responsabildad es sólo de la dirección. Al hecho de desaprovechar el resultado electoral -aunque matemáticamente no sumaran para vertebrar una alternativa- hay que añadir el poco respeto a sus electores.

Ya entiendo que Albert Rivera, para implantar la formación en el resto del Estado, tirará de sus  colaboradores más próximos.

Pero fue desventir a un santo para vestir a otro. Lo de Ciudadanos pareció un trampolín profesional para irse a Madrid.

Casi fue un éxodo de dirigentes: el propio Rivera, Inés Arrimadas, José María Villegas, Fernando de Páramo. Todavía me dejo alguno.

Yo creo que lo que tienen que hacer los partidos -todos- es hablar sin tapujos. Y defender con vehemencia sus postulados.

Ya habrá tiempo luego de sentarse a negociar. Para eso se inventaron los parlamentos.

Pero menos marketing político y más ideología. Para eso están. Siempre están pendientes de los tiulares y de las encuestas. La base de la política es el diálogo.

Por eso, el gran error de Ciudadanos ha sido acabar asumiendo el marco mental del proceso.

Siempre he dicho que ha sido uno de los grandes éxitos de Jordi Pujol.

Más allá de la propia Generalitat, TV3, los Mossos o la famosa escuela catalana.

El marco mental catalán significa que los catalanistas son los buenos y todo el resto, los malos.

Cuando digo todo el resto es todo el resto: unionistas, fachillas, socialistas, comunes, populares e incluso indepes cuerdos.

Supongo que viene de la identificación de los nacionalistas con Catalunya. Como si sólo ellos pudiesen hablar en su nombre o saber qué es lo mejor para el país.

Con el proceso, claro, esto se ha acelerado. Ahora los indepes son los buenos. El resto no es que sean malos, es que directamente casi somos chusma.

Por eso, la última victoria póstuma de Pujol -políticamente hablando- es que hasta Ciudadanos asume este marco mental. Ahora van de buen rollo.

Publicitat
Publicitat

12 Comentaris

Publicitat
#10 Ojotuerto, Calafell.tab, 24/09/2020 - 12:45

Ser el partido más votado, y con más escaños en el Parlament, hizo visible a una población que el sistema no sabe que hacer con ella , no son funcionarios, son gente que quieren que las cosas funcionen. Con Los de Podemos, el sistema no tiene problema, con los separatas tampoco, pero ese es uno de los resultados del experimento.

#9 Capit@n España, Mas votos para Vox, 24/09/2020 - 12:10

Su tiempo ya pasó. No lo supieron aprovechar. Que pase el siguiente !!!!!

#8 Lepero, Barcelona, 23/09/2020 - 18:33

En mi pueblo dirían que Ciudadanos está más perdío que Batatilla.

#7 despertaferro, L´H capital de TABARNIA, 23/09/2020 - 13:09

Ciudadanos tiene que volver a sus orígenes tiene que ser ese partido de centro izquierda moderado no nacionalista que se comió al Psc del "Bailarin" y alejarse del PP y VOX sino desaparecerá.

#7.1 Oriol, BCN, 28/09/2020 - 18:29

En això et dono tota la raó. El gran error de Cs ha sigut voler arrossegar a Catalunya un electorat que votava PSC, i alhora competir amb PP i Vox a Espanya. S'ha notat massa oportunista. A més, líders com Rivera i Arrimadas han necessitat només un parell d'anys per convertir-se en paròdies d'ells mateixos.

#6 Lobisome, BCN, 23/09/2020 - 11:52

En cierto modo, el gran error de C's ha sido no tener algun grupo mediatico que les apoye incondicionalmente. PP, PSOE, Podemos, Nacionalistas varios... todos tienes sus terminales mediaticas engrasadas para darles apoyo cuando lo necesiten (y cuando no también!) Conoce alguien algun medio que apoye abiettamente a C's? Yo tampoco.