Publicitat
La Punteta · 6 d'Agost de 2018. 23:04h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

El sacrificio inútil de Junqueras y Romeva

 

Parece evidente que Junqueras y Romeva han decidido asumir el papel de mártires del proceso. Para tranquilidad de algunos de los abogados que habían expresado sus temores. Como Gonzalo Boye. Imaginen que mal quedaría para la causa pactar con fiscalía y asumir los hechos.

Personalmente es lo que hubiera hecho. Aunque yo no tengo madera de héroe. Es lo que deberían hacer si quieren salir con los menos daños judiciales posibles. Cambiar de estrategia e incluso cambiar de letrados. Y sigo pensando que la República de los ocho segundos fue una atzagaiada (disparate).

A los resultados me remito. Digan lo que digan no estamos más cerca de la independencia sino más lejos. Me ahorro el estropicio político, económico, social e institucional de la hazaña. Lo he expuesto en otras ocasiones. No quiero aburrirles.

Junqueras, Romeva y el resto quieren, pues, calcar la estrategia de Francesc Macià tras la invasión de Prats de Molló en 1926. Su abogado, Henri Torès, consiguió convertir la vista oral en una operación mediática. Y eso que entonces no había redes sociales. Imaginen el juicio del referéndum retransmitido por twitter.

Macià pensó que, en plena dictadura de Primo de Rivera, la dictadura se disolvería como un azucarillo o Catalunya se convertiría en un estado independiente. No ocurrió ni una cosa ni la otra. De hecho no pasó de la frontera porque se chivó uno de los participantes, que era confidente policial.

Sospecho que, en caso de haberla cruzado al frente del centenar de voluntarios, tampoco habría pasado nada. Los que tienen la santa paciencia de seguirme ya saben que considero que el liderazgo en Catalunya oscila entre el seny (Tarradellas, el Pujol president) y la rauxa (Companys, Puigdemont, Torra).

Macià està en la segunda categoría. A su edad -66 años si no me fallan las cuentas- estaba más para jugar a la petanca que para montar invasiones. Dicho con todo el respeto para el venerable político. Tampoco era Napoleón sino que no pasó de coronel. Y de ingenieros. Bonaparte al menos era de artillería.

Supongo que Junqueras, Romeva y el resto confían que convirtiéndose en mártires será el turning point del proceso. Tengo mis dudas. La base social del independentismo es muy alta pero no ha aumentado en los últimos años: el 47% de los votos en todas las convocatorias.

No solo en las elecciones del 2015 y del 2017 sino que podríamos retroceder hasta las del 2010 cuando CiU, ERC y Solidaritat obtuvieron más o menos idéntico porcentaje. Y entonces CiU no había iniciado el giro ideológico.

Tampoco creo que el juicio enternezca a los cancillerías europeas. En la Diada del año pasado me encontré al colega Quico Sallés en el acto central de Plaza Catalunya -estábamos a punto de alcanzar el clímax- y le dije una frase que mantengo: “Los Estados no tienen corazón”.

La Unión Europea, en efecto, no ha movido ni un dedo por los políticos presos y me temo que continuará igual, incluso en el caso de sentencias duras. Hasta las personalidades extranjeras que ven con simpatía el proceso -recientemente el primer ministro flamenco- se expresan a favor del diálogo, no de la independencia de Catalunya.

El procesisimo ignoró desde el principio un hecho fundamental: la Unión Europea la han hecho los estados. Y entre el Brexit, la crisis de los refugiados y el propio futuro de la UE el caso catalán esta el último de la lista. A mucha distancia.

Sospecho que actitudes frikis del expresidente Puigdemont o de su sucesor Torra tampoco ayudan a mejorar la imagen de los catalanes en el mundo. La recepción en Waterloo con Valtònyc en el balcón refleja exactamente en lo que se ha convertido este gobierno en el exilio: una performance.

Otra cosa es que, dentro de unos años, el hijo de Junqueras -o de Turull, o de Rull, o de Forn o de cualquier otro- pueda llevar a cabo la independencia. Hay una generación de hijos que quedará traumatizada por lo que les pasó en su día a sus padres y que, sin duda, se radicalizará con el tiempo.

No deja de ser curioso, en todo caso, el tono religioso del artículo. Incluso para un hombre católico com Oriol Junqueras. Al final termina con un "amad a todo el mundo, ayudad a todo el mundo". "Os amamos , persistid, hemos sembrado la semilla de la libertad", añade con optimismo.

Puigdemont, el día que designó Torra a dedo, también compareció con la Moreneta al fondo. Están convencidos de que la causa de Catalunya es una causa justa y que Dios les ayudará. El proceso tiene algo de de místico. Quizá de carlismo como dicen algunos.

Personalmente, no creo en los milagros. Soy agnóstico. La única discusión que tuve con mi abuela Lola, que como Junqueras era muy de misa, fue el día que intenté explicarle la teoría de Darwin sobre la evolución. No le cabía en la cabeza que el hombre venga del mono. Para mí, sí.

Publicitat

35 Comentaris

Publicitat
#19 Màrtirs d'una enganyifa, Chez Titole, 10/08/2018 - 13:35

Aquests dos que son a la presó no s'adonen encara que son víctimes d'una ensarronada per part d'un que no mereix cap mena de rellevància i que fa mans i mànigues per carregar-se qualsevol partit que no sigui el seu propi. Ja s'ha carregat Convergència (amb l'ajut d'un altre sòmines) i en poc temps es carregerà Erc sense cap esforç.

#18 Pepe, Alacant, 08/08/2018 - 10:37

Una causa justa intenta reparar una incuestionable injusticia, una causa injusta intenta imponer la supremacía de su grupo "como sea". Parece que el mundo ha entendido muy bien cual de esos dos términos coincide con el del separatismo catalán.

#18.1 Jordi BR, L'H, 08/08/2018 - 11:08

Por una vez coincidimos, una causa injusta, ni rebelión ni secesión, para imponer el mismo ultranacionalismo español de hace unas décadas, y limpiar cualquier atisbo de oposición. Por fortuna, nosotros no hemos tenido que pasar por una guerra como nuestros abuelos y no estamos cansados, por lo que seguiremos pidiendo su libertad

#18.2 Pepe, Alacant, 08/08/2018 - 22:13

Jordi, no has entendido la segunda parte de mi escrito, tras la DIU catalana ningún estado del mundo (ninguno) reconoció al estado catalán como tal. Creo que eso tiene un significado evidente para cualquiera que toque con los pies en el suelo.

#17 opinador, Barcelona, 07/08/2018 - 18:12

Sr Rius, respecto a Pujol bien podemos decir que de esos barros estos lodos, ya que es gran medida el promotor y usufructuario de la nefasta situación actual

y respecto a Junqueras siempre me recuerda a esos blancos sureños temerosos del Señor y devotos de la Biblia que a su vez odian y menosprecian profundamente a los "nigger"

#16 Bloomer, Barcelona, 07/08/2018 - 17:54

Catalunya això que és? Sou bastant patetics tots plegats amb el vostre lamentable ús de la país. Jo soc català i lliure de neixement. Lliure del vostre odi i ignorància. Visca Espanya, mori el mal govern. El dia que Espanya mori tingueu-ho molt clar, la vostra vida serà una merda de veritat.

#15 Bloomer, Barcelona, 07/08/2018 - 17:54

Catalunya això que és? Sou bastant patetics tots plegats amb el vostre lamentable ús de la país. Jo soc català i lliure de neixement. Lliure del vostre odi i ignorància. Visca Espanya, mori el mal govern. El dia que Espanya mori tingueu-ho molt clar, la vostra vida serà una merda de veritat.