Publicitat
La Punteta · 15 de Febrer de 2019. 08:18h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

¿En manos de quién hemos estado los catalanes?

 

No lo digo necesariamente por los que ahora juzgan en el Supremo.

Suficientemente duro tiene que ser pasar de coche oficial, escolta, despacho y arrumacos con Soraya a sentarse en el banquillo. Entre otros.

Lo digo porque Pujol puso a Mas a dedo.

Mas puso a Puigdemont también a dedo.

Puigdemont hizo lo mismo con Torra.

Això va de democràcia, decían.

Rajoy se fue a casa y no designó a Soraya como sucesora. Ni siquiera la apoyó en el congreso del PP.

Además,  el nivel ha ido bajando estrepitosamente.

Es el problema de las designaciones a dedo: ¡no vas a poner uno mejor que tú para que te haga sombra!

Puigdemont todavía se inventó una variante. Como en el ajedrez: la variante Ballesta.

eb73f704-ba0f-43d0-a493-6684ff245eb8.jpeg

 

¡Poner de alcalde de Girona a un concejal que iba el 19º en la lista!

Tuvieron que dimitir todos los anteriores para que llegara a la alcaldía.

El hombre estaba, sin duda, preparado para el cargo: el día de la toma de posesión se olvidó de jurar o prometer.

Con lo que tuvo que repetirse la ceremonia unos días después. ¡Y eso que tenía experiencia en estos menesteres: había sido secretario municipal!

Al cabo de muy poco tiempo decidió renunciar porque le querían rebajar el sueldo. ¡La pela es la pela!.

Prefirió volver a su cargo técnico en la consejería de Interior. Lo cual también dice mucho de los sueldos que se pagan en la Administración catalana.

Pero a lo que íbamos: antes para llegar a presidente había que haber hecho algo en la vida.

Pujol pasó por la cárcel durante el franquismo. Maragall se inventó los Juegos. Montilla fue alcalde de Cornellà y ministro de Industria.

A mí me parece mucho más importante lo primero que lo segundo. Un día me contó que, cuando llegó, el consistorio estaba en quiebra técnica.

Ahora en Cornellà tienen El Corte Inglés, el Splau y el estadio del Español. El cambio ha sido espectacular.

¿Puigdemont qué hizo para llegar a presidente?

Nada, pasaba por ahí.

Fue incluso segundo plato porque la primera opción de Artur Mas fue Neus Munté.

Eso sí, tenía el apoyo de la ANC y de Òmnium. También estaba bien visto por la CUP.

Da igual, en las elecciones de ambas entidades apenas votan 3.000 personas aunque algunos les hayan querido otorgar casi la representación de toda la sociedad catalana. No había día que una o la otra no salieran por TV3.

¡Para salir de diputado por Barcelona necesitas, como mínimo y con suerte, unos 80.000 votos! Ellos hablan en nombre de los catalanes con sólo 3.000.

Yo lo he comentado también en alguna otra ocasión. Cuando fue elegido presidente hice el esfuerzo intelectual -notable en algunos casos- de leerme las cuatro hagiografias que se apresusaron a sacar sobre el personale. Todas escritas por amigos y conocidos.

Llegué a la conclusión de que todos consideraban que le había tocado la lotería.

Bueno, antes Puigdemont había sido alcalde de Girona al segundo intento. Pero cuando el nadalismo como filosofía política ya estaba de baja. Era imposible el nadalismo sin Nadal.

Hasta entonces había sido un diputado del montón. Aquellos alcaldes que Convergencia premió con un escaño tras arrebatar una ciudad emblemática a los socialistas.

Mientras que con Torra la cosa ha ido todavía a peor.

Que conste que le conozco y sin llegar a ser un “intelectual brutal” como lo definió un su día el colega de TV3 Josep Rovirosa -especializado en baloncesto, todo hay que decirlo- había sido un buen editor.

Había hecho una tarea meritoria recuperando periodistas catalanes de los años 30, entre otros.

Pero de editor a presidente de la Generalitat hay un trecho.

En fin, ha bastado la entrevista de un periodista a Quim Torra para darse cuenta de en manos de quién estamos. Lástima, colegas, que sea de Madrid y no catalán.

Mientras que otro, éste es de León pero nadie podrá decir que es del PP, ha hecho lo mismo con el presidente de Òmnium. "Puigdemont no se fugó", todavía proclamaba.

Que conste que, según la Wikipedia, Marcel Mauri tiene un notable currículum académico -lo cual tampoco es garantía alguna vista como está la universidad- pero el laboral es más bien escaso a excepción de la política. Creo que Junqueras lo tenía hasta de asesor.

La pregunta es pues aterradora: ¿En manos de quiénes hemos estado los catalanes? Peor aún: ¿En manos de quién seguimos estando?

Da miedo pensarlo.

Publicitat

31 Comentaris

Publicitat
#18 La Pepita del Raval, Cadaques, 17/02/2019 - 23:35

.... en manos de una banda criminal, liderada por el patrón del cartel un tal Jordi Pujol

#17 Sergi, Bcn (Espanya), 16/02/2019 - 21:51

Xavier, per quan un canal de Youtube ? ;).

#16 Júlia, Barcelona, 16/02/2019 - 13:33

Sr. Rius: La historia desde la transición en Cataluña,.. se quebró desde el mismo momento en que J. Pujol fue absuelto del caso Banca Catalana.

#15 larepublicanoexisteidiota, Barcelona, 16/02/2019 - 12:13

ese "heroico" Jordi Pujol que salió de prisión gracias a un indulto de Franco (condenado por un pasquín escrito por su mujer como una herramienta para afianzar el futuro político de su media naranja) todo un "luchador" contra la dictadura franquista, sí señor, sobre todo después de ese monumento a la corrupción que fue Banca Catalana

#14 Pepe, Alacant, 16/02/2019 - 11:44

Ponga un lugar donde haya poder arbitrario, dinero a espuertas, y poco o ningún mérito para merecerlo, y ocurrirá lo que ocurre cuando se pone un excremento al sol, las moscas acuden a miles embriagadas por el olor. En esas manos estamos (y estaremos), mientras la política sea la oportunidad perfecta para los granujas.