Publicitat
La Punteta · 3 de Juny de 2020. 12:43h.

GERMÁN GORRAIZ LÓPEZ

Analista

¿Es Donald Trump un supremacista blanco?


Según una encuesta de la NBC, el 54% de la población blanca estaría “enfadada con el sistema”, lo que habría llevado a los votantes blancos a apoyar las posiciones políticamente incorrectas y refractarias a los dictados del estabishment tradicional republicano de Donald Trump, simbolizado en el apoyo de los indignados blancos mayores de 45 años a Trump y de los partidos neonazis y supremacistas blancos que siguen controlado los ámbitos de poder de la “América profunda”. El firme apoyo a la candidatura de Trump por David Duke, ex-líder del KKK y los posteriores nombramientos de Sebastian Gorka,(miembro de la organización de extrema derecha húngara Vitézi Rand) como asesor de contraterrorismo y de Stephen Bannon, de ideología populista y ultraderechista como Jefe de Estrategia simbolizaron la llegada de los supremacistas blancos a la Casa Blanca con el objetivo inequívoco de instaurar el “White Power” en una sociedad en la que la evolución demográfica provocará que la población blanca será minoritaria en el escenario del 2.043.

La deriva totalitaria sufrida por EEUU durante el mandato de George W. Bush provocó que en nombre de la sacro-santa seguridad del Estado se llegara en la práctica a anular el principio de inviolabilidad ( habeas corpus) de las personas, instaurando de facto el principio de “presunción de culpabilidad” en lugar del primigenio de “presunción de inocencia”, lo que habría quedado como estigma imborrable en las fuerzas de seguridad de los EEUU. Ello tendría su reflejo en la prepotencia, brutalidad y el desprecio racial que destilan las intervenciones policiales en las grandes ciudades de EEUU,elementos constituyentes de la llamada “perfección negativa”, término empleado por el novelista Martín Amis para designar “la obscena justificación del uso de la crueldad extrema, masiva y premeditada por un supuesto Estado ideal”.
Sin embargo, la persistencia de la violencia policial contra la población afroamericana y la práctica impunidad de la policía aunado con la visibilidad mediática de los supremacistas blancos que contarían con “la fraternal comprensión” de Donald Trump, podría hacer oscilar en sus valores la otrora monolítica actitud de las Fraternidades negras de permanecer al margen de las protestas violentas al constatar la certeza de las palabras del visionario Martin Luther King, Premio Nobel de la Paz : “Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces, pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos”).

Así, el auge del movimiento “Black Lives Matter” (Las vidas negras importan) y la explosión de violencia urbana en la ciudad de Minneapolis tras la brutal muerte por asfixia de un indefenso George Floyd en una nueva actuación desmesurada y con claros tintes racistas de las fuerzas de orden público habría provocado pacíficas manifestaciones donde se entremezclarían las demandas sociales con las de segregación racial en las áreas metropolitanas con altas tasas de población afroamericana pero al mismo tiempo se habrían desarrollado violentos disturbios y saqueos por parte de una minoría desestabilizadora que olvidó las enseñanzas de Martin Luther King:“La violencia crea más problemas sociales que los que resuelve”. En consecuencia, podríamos asistir al agigantamiento mediático del activista por los derechos civiles Al Sharpton y a una nueva gran marcha pacífica sobre Washington (Martin Luther King, 1.963), no siendo descartable una posterior reedición de los violentos disturbios raciales del verano de 1963, quedando de paso la frase de Luther King “I have a dream” (Tengo un sueño), como una utopía inalcanzable en la distópica sociedad estadounidense del siglo XXI.

GERMÁN GORRAIZ LÓPEZ-Analista

Publicitat
Publicitat

5 Comentaris

Publicitat
#5 Jesús Méndez, BCN, 04/06/2020 - 14:07

¿Es Trump un supremacista blanco?
-Posiblemente sí.
¿Es Gorráiz un sectario pedante?
-Posiblemente sí.

#4 Pan con tomate y jamón Ibérico, A mí me gusta el jamón..., 04/06/2020 - 11:20

¿Es Donald Trump un supremacista blanco...?
¿Es Germán Gorraiz... un supremacista "levantapiedras..."?

#3 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralitat, 03/06/2020 - 23:09

Se le ve muy preocupado por las vidas de los afroamericanos estadounidenses: “Black Lives Matter”. En cambio sus 43.000 compatriotas muertos por la gestión criminal de PEDROE-Pudrimos "don't matter". Qué casualidad, ¿verdad? y no tendrá nada que ver con que sea usted pro-regresista, ¿a que no?

#2 Perico, Matadepera, 03/06/2020 - 16:05

Sí, muy probablemente Trump sea un "supremacista blanco", pero igual que Torra es un supremacista catalán y ud. un supremacista de los "harrijasotzaile". ¿Para cuando un análisis de los nacionalismos supremacistas vasco y catalán? Sobre el nacionalismo vasco algo sabrá, digo yo.

#1 Perico, Matadepera, 03/06/2020 - 16:01

¿Ud. conoce la realidad cotidiana de los EEUU como para afirmar, alegremente y, por supuesto, sin datos ni mayores pruebas, que "ello [el "white power"] tendría su reflejo en la prepotencia, brutalidad y el desprecio racial que destilan las intervenciones policiales en las grandes ciudades de EEUU"?