La Punteta · 8 de Novembre de 2021. 07:42h.

BERNARDO FERNÁNDEZ

Bernardo Fernández

Evitar el silencio

Los dirigentes del PP no tienen vergüenza ni dignidad política. Si les quedase un ápice de ética hace tiempo que hubieran salido a pedir perdón a la ciudadanía por la corrupción que corroes a su partido y lo hubiesen limpiado de los individuos tóxicos que, primero, generan las corruptelas y, después, se aprovechan de ellas. Sin embargo, ni una cosa ni otra. Al contrario.

Lo vimos semanas atrás cuando el nombre de Xavier García Albiol salió en los papeles de Pandora. Entonces el portavoz nacional de la Ejecutiva del PP, José Luis Martínez-Almeida, se limitó a invocar la presunción de inocencia, dio por buenas las confusas explicaciones de Albiol y recordó que los estatutos del PP no exigen acción alguna mientras no haya vista oral considera que no ha habido “ninguna irregularidad”.

Pero, es que el pasado 28 de octubre, la Audiencia Nacional publicó una sentencia según la cual se considera probado que se pagó en negro la millonaria reforma de su sede central en la calle Génova de Madrid. El tribunal condena a dos años de cárcel al extesorero popular Luis Bárcenas —encarcelado actualmente por su implicación en la red de corrupción liderada por Francisco Correa— por abonar a la empresa Unifica más de un millón de euros “al margen de la facturación y la contabilidad oficial”. Unos fondos “no declarados a la Hacienda Pública”, según subrayan los jueces de la Sala de lo Penal, que también condenan al PP como responsable civil subsidiario.

En cualquier otro país esa sentencia hubiese provocado un tsunami político y hubiera tenido que dimitir hasta el conserje de la sede central del partido. En cambio aquí la dirección de los populares se ha limitado a decir que no piensan a volver a hablar del tema. ¿Se puede tener más desfachatez y cinismo político? Sinceramente pienso que no

Leer las 454 páginas de la sentencia provoca vergüenza ajena. Los magistrados describen detalladamente el funcionamiento irregular del PP en las cuestiones económicas. Unas prácticas que parecen más propias de una organización criminal que de un partido político que, en principio, se ha de preocupar por el bien común.

El PP ha sido condenado dos veces por beneficiarse de la trama Gürtel. Los magistrados de la Audiencia Nacional consideraron probados los vínculos forjados durante años entre las empresas de Correa y el partido: Según consta en la sentencia de 2018, “entre el Grupo Correa y el PP se tejió una estructura de colaboración estable. Se creó un auténtico y eficaz sistema de corrupción institucional a través de mecanismos de manipulación de la contratación pública central, autonómica y local; a través de su estrecha y continua relación con influyentes militantes de dicho partido, que tenían posibilidades de influir en los procedimientos de toma de decisión en la contratación pública de determinados entes y organismos públicos que dirigían o controlaban directamente o a través de terceras personas”, se decía en aquella sentencia.

Pero es que en el fallo hecho público el pasado 28 de octubre, se echa por tierra la estrategia de defensa desplegada por el partido, que desde el estallido del caso ha tratado de desentenderse de todos los tejemanejes reflejados en los papeles de Bárcenas. Las antiguas cúpulas del PP, con Mariano Rajoy y José María Aznar a la cabeza, siempre han negado que existiera una caja b dentro de la formación y han atribuido a Bárcenas la responsabilidad de cualquier irregularidad. Pero los magistrados de la Audiencia Nacional arrancan su relato de “hechos probados” con una contundente afirmación: “En el periodo en que Bárcenas ocupó los cargos de gerente y tesorero, gestionó los fondos en metálico aportados a la formación política Partido Popular como donaciones privadas a través de una contabilidad paralela (contabilidad b) de cuyo ingreso y gasto no se dejó constancia en la contabilidad oficial ni por tanto fueron fiscalizadas por el Tribunal de Cuentas”.

En la reciente convención nacional, celebrada en Valencia, hace ahora un mes, la actual cúpula del PP intentó un complicado ejercicio de equilibrismo: reivindicar su pasado sin salir manchado por la corrupción. No solo se le ocurrió a Pablo Casado ensalzar la figura de la exalcaldesa Rita Barberá días antes de que el juez procesara a todo el antiguo equipo de gobierno de la exregidora por blanqueo de capitales —ella falleció en 2016 cuando también se encontraba imputada por el caso Taula—. Sino que se dejó ver por el cónclave popular el expresidente valenciano Francisco Camps, procesado por la Audiencia Nacional y una de las “estrellas” del partido que aún tiene pendiente sentarse en el banquillo por la trama Gürtel.

El juicio y la sentencia de los papeles de Bárcenas cierran uno de los capítulos más negros en la historia del Partido Popular. La Audiencia Nacional solo ha podido juzgar dos de los 19 años de prácticas corruptas que quedaron registrados en los papeles de Bárcenas (así es nuestro sistema judicial). Pero ni los empresarios que donaron grandes cantidades de dinero opaco ni los dirigentes populares que recibieron parte de ese dinero sin declararlo a Hacienda responderán por aquellos hechos ante los tribunales de justicia, aunque la opinión pública se haya hecho una idea de lo ocurrido a través de lo ya juzgado y sentenciado.

En mi opinión, más allá de las sentencias políticas están las sentencias morales. Por eso, me quedo con la reflexión que hacía  Almudena Grandes en un artículo titulado “Goebbels” que se publicó en El País (01/11/21) que decía: “Que nadie comente la sentencia, que nadie pida perdón, que nadie reconozca siquiera la verdad de los hechos, no deja en mal lugar a Aznar, ni a Rajoy, ni a Casado, sino a un país entero. A partir de ahora, una de las grandes prioridades nacionales tendría que ser evitar por todos los medios el silencio del PP. Por el bien de España, que dicen que les importa tanto. Por su propio futuro, y por el de todos los españoles”.

Se puede decir más alto, pero no más claro.

 

Bernardo Fernández

 

 

Publicitat
Publicitat

14 Comentaris

Publicitat
#9 pepe, andorra, 10/11/2021 - 14:24

y a ver si este amable señor q tanto dice sobre lo malos y corruptos q son los peperos, q lo son, pq no nos explica q es lo q pasa en las baleares con las menores a cargo de un gobierno de progreso, socialista y demás fauna, q acaban muchas de prostitutas mientras están a su cargo, en un ejemplo mas de q los impuestos son una excusa para saquearnos

#8 pepe, Andorra, 09/11/2021 - 11:41

y total, q mas da corrupcion del PP q del PSOE, pero si son lo mismo,son parte del mismo regimen oligocratico y totalitario q nos saquea todos los dias en nombre de mentiras y falsedades, por cierto, lo de Badalona es parte de un acuerdo bajo mano entre PSOE y PP, como los turnantes de la restauracion, si tu te tragas la propaganda, es tu problema.

#7 Juan, Barna, 08/11/2021 - 16:53

Las sentencias que condenan al PP son de la Audiencia Nacional, una en 2018 y otra, ahora, en 2021, pero esos señores tampoco saben lo que se hacen. Está claro que todo el mundo se levanta cada mañana pensando como jorobar a los angelitos de la derecha

#7.1 Perico, Matadepera, 08/11/2021 - 23:07

Nadie niega la corrupción de cargos del PP, pero se critica la repugnante doble vara de medir que empleáis los sociatas. Tú no te enteras del sentido de los comentarios porque eres semianalfabeto, pero es así. Y encima titula "Evitar el silencio" quien nunca ha abierto la boca para denunciar una corruptela sociata. Manda coj...

#7.2 pepe, andorra, 09/11/2021 - 11:40

gracias por descubrirnos la sopa de ajo, pero aqui se trata de saber pq hay tanta insistencia en la corrupcion de unos y silencio y nada de investigacion en las de otras, ahora ya sabemos quien se llevo la pasta de las fragatas de Venezuela en bonos del estado o quien era la faisana cuando les chivaron a ETA q los iba a enchironar la Gu.Civil....

#6 Juan, Barna, 08/11/2021 - 16:50

600 periodistas de 117 países coordinados por el Consorcio Internacional de Periodismo de investigación son los que han elaborado los papeles de Pandora. Han colaborado medios como Le Monde (Francia) The Guardian (Reino Unido) The Whashington Post (EEUU) L'expresso (Italia) entre otros , pero son gente que no tiene ni idea ¿vedad Pepe?

#6.1 pep, Andorra, 09/11/2021 - 11:38

si, lo curioso es q esos 600 periodistas tienen todos un subsidio de....La open society, y no, no tienen ni idea pq simplemente han puesto lo q les han mandado, todos los diarios q mencionas, dependen de las subvenciones de la Open society y todo esta orientado a poner a Chile y su cobre, en manos de Blacrock o Vanguard ¿Verdad Juan?

#6.2 pepe, Andorra, 09/11/2021 - 11:44

por favor, señoras y señores, investiguen por su cuenta de donde saca el dinero el consorcio ese y verán q cosas mas curiosas......Aunque lo de investigar pq hay tantas miocarditis en jovenes sanos o el pucherazo de Biden en USA, de eso, va a ser q no va a investigar nada ¿Q te apuestas? Juan, creo q eres un buen vasallo de tu señor feudal.

#5 Perico, Matadepera, 08/11/2021 - 15:03

Porque, insisto y acabo, curiosamente en las corruptelas sociatas siempre son "casos particulares y personales" que en nada implican al partido, pero cuando se trata de los demás, siempre son "casos del partido". La única explicación de esto es el sectarismo exacerbado del que usted hace gala.