Publicitat
La Punteta · 15 de Juny de 2020. 22:27h.

JOAN FERRAN

Joan Ferran

Happy flowers y fachas

Los del Institut Nova Historia están afligidos, lloran desconsoladamente. Ahora que, con la inestimable ayuda de TV3, habían conseguido introducir en el imaginario ‘indepe’ la posible nacionalidad catalana de Cristóbal Colón, se descuelga una diputada happy flower y propone la demolición de su monumento en Barcelona. Ya se sabe que en este país de genios cualquier chaladura es posible; no en vano durante el franquismo alguien inventó el motor que funcionaba sólo con agua. Aquí en plena crisis se puede anatemizar gratis la industria del automóvil, despotricar del turismo, ruralizar lo urbano o practicar el ‘buenismo’ metiéndole el dedo en el ojo al estado francés. Y tan tranquilos. El activismo de los happy flower consiste en llevar hasta lo absurdo problemas reales -susceptibles de ser abordados con paciencia pedagógica y gradualmente- buscando rendimientos políticos inmediatos sin importarles los daños colaterales.

Pero ya se sabe, los happy flower se alimentan del postureo sobre lo sostenible, la solidaridad, la naturaleza e incluso la espiritualidad. Pero para complicar un poco más la convivencia, la fauna de la ciudad también nos obsequia con otro espécimen: el facha. Sí ese que, escudándose en los cambios gratuitos del nomenclátor callejero de los ‘postureros’, solicitan ahora borrar del mapa las plazas Karl Marx, la Bonaventura Durruti o la calle Sabino Arana…

Hace pocos días Andreu Claret, en El Periódico, nos alertaba acerca de determinadas relecturas históricas que amenazan con derribar monumentos, fusilar textos o censurar películas de cine. La pinza happy flower-facha nos lleva por ese camino. Convendrán conmigo que destapar la caja de los truenos del racismo, la xenofobia o una revisión histórica de talante negacionista sería fatal. Imagínense, por ejemplo, una petición de sacar del callejero barcelonés la calle Almogávares aduciendo que, esos guerreros de oficio, bañaron de sangre los campos de Turquía o Grecia. Y qué me dicen del belicoso Roger de Flor, o del Doctor Robert que dictó la polémica conferencia: ‘La raza catalana’… Nacionalistas de todo pelaje lo considerarían una provocación orquestada por las cloacas del estado.

Estamos perdiendo miserablemente el tiempo con discusiones bizantinas, con propuestas ridículas. Cataluña y Barcelona necesitan decisiones serias y no postureo. Urge un nuevo gobierno en la Generalitat con una política industrial moderna, sostenible, basada en nuevas tecnologías, con garantías sanitarias y de protección social. ¿Y en Barcelona? Menos experimentos con excusa ideológica, más pragmatismo y contención verbal.

Publicitat
Publicitat

7 Comentaris

Publicitat
#6 Tabarnés puro, Barcino, 21/06/2020 - 06:54

Sr. Ferran, haría usted bien en releer los textos de Sabino Arana y analizar la ideología que transpiraba ese sujeto para decidir si ese desequilibrado manifiestamente retrógrado y racista merece tener una calle dedicada en Barcelona. O eso, o dejen de utilizar la palabra "facha" más allá del insulto sin ningún significado real detrás.

#5 Juan Jose García, Cunit, 18/06/2020 - 21:26

..Por cierto,a donde fue la gente que vivía en El Born,antes que estuviese de moda.?
Pues ahí mismo iran los barceloneses que votan a los Comunes.

#4 Juan Jose García, Cunit, 18/06/2020 - 21:22

Colau es pragmática.Vea lo que entra en su casa entre ella y su marido.
Y en cuánto a la Gene,podía darse hasta un sexapartito.Sólo falta,que fuera eso o quedarse fuera.
..Y tendríamos "Govern de concentració"

#3 CMR, BCN, 18/06/2020 - 13:10

Menos mal que podemos contar con los socialistas, que siempre nos guían tan bien, por ejemplo Pedro Sánchez, que dice que ha salvado 450.000 vidas, el tío.

Ya tardan en proponerlo para premio Nobel de la Paz.

#2 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralitat, 18/06/2020 - 00:38

"Estamos perdiendo miserablemente el tiempo con discusiones bizantinas, con propuestas ridículas." Totalmente de acuerdo con usted, y llevamos ya más de un decenio por esta vía. Con otra izquierda igual sería diferente, pero con esta, de la que provienen el 85% de esas discusiones, si no más, no vamos a ningún sitio.