Publicitat
La Punteta · 17 de Setembre de 2021. 13:29h.

RAFAEL ELÍAS

Instagrammers

De vez en cuando me detengo a husmear en los perfiles de Instagram de los políticos, concretamente los indepes, una suerte de regodeo que me persigue desde la adolescencia, como cuando al día siguiente del triunfo futbolero de mi equipo compraba el periódico rival para deleitarme con la lectura de su propia narración de la derrota.

Ahora me sucede algo similar con la derrota del prusés, pues gusto de ver TV3 y contemplar las expresiones de dolor y martirio de los que por ahí van surgiendo, todos con un aire grave y compungido, y apuntando gestos de solemnidad histórica cuando hablan de “els fets de l’1-O”, “els represaliats” i el Sr. Axillats, por ejemplo.

Más allá de sus medios, decía que me paseo también por sus redes —con tiento de no caer en ellas—, y es que casi todos estos políticos son también instagrammers e influencers.

Por ejemplo, acabo de entrar ahora en el insta de Oriol Junqueras. Parece el oficial, 152.000 followers, ojo, entre ellos una tal Vanessa Wendy que quita el hipo y, posiblemente, la tarjeta de crédito también. La foto de perfil de Junqueras es una de estudio, sale con la mirada perdida, hacia fuera, es decir, como siempre. Bien. La galería, empero, es previsible. Fotos de la última Diada y los habituales comentarios, “repressió de l’Estat”, “república catalana”, etc. Uno es especialmente cursi: “Som el fruit de moltes derrotes, però som la llavor de totes les victòries”. Frutos y semillas, como podían haber sido también tigretones y donettes, que lo que no mata, engorda (con perdón). Por cierto, llama la atención también esa sempiterna obsesión de los pacifistas de ERC por la guerra y el conflicto, los vencedores y los vencidos. Va a costar mucho que cambien el chip.

Entro ahora en el insta de Carles Puigdemont. 294.000 followers. Wow, casi dobla el anterior. En la foto de perfil parece que esté sentado en el retrete. Un homenaje al caganer, sin duda. Se autodenomina como el 130th President of Catalonia, una cifra que dicen puede estar seriamente inflada por la acción de los bots fake —presidentes inexistentes, comprados, falsos en definitiva, que no de los vots fake —que esos sí existieron en alguna ocasión— para así hacer crecer la cuenta y marcar paquete. Una de sus seguidoras responde al nombre de Mukai Toya, y de su presentación se deduce que Toya se pirra por las rimas consonánticas. Primera foto de la galería de Carles, una de la última mani. Me fijo en la ubicación (Instagram permite indicar las localizaciones), que informa: “República Independent de Catalunya”. Clico en esa ubicación en cuestión y se abre un mapa con un pincho puntiagudo clavado con saña, como estoque matador, en el corazón de Barcelona. Dándole a “ver información” aparecen los siguientes datos:

Dirección

Plaça Sant Jaume 1

Barcelona, 08001

Categoría

NEGOCIO LOCAL

Horas

Abierto las 24 horas

Precio

€€€€

Sitio web

http://republicaindependent.cat

Clico en el enlace, y en pantalla:

“ERROR AL CARGAR”

Reveladora información.

Me quedo con lo de “negocio local” —certera definición de la república catalana— y el elevado precio —el más alto, cuatro símbolos de euro— a pagar por los ciudadanos. Lo de open 24 hours también es significativo, cual puti de carretera. Un insta el de Puigdemont que no engaña, pues. Bravo.

Más humilde se muestra el instagrammer Pere Aragonès, conocido también por ser el actual representante del Estado en Cataluña. A diferencia de Puigdemont, éste no cita el ordinal de su presidencia, consciente tal vez de que no quiere hacer el ridículo. Por lo que respecta a sus followers, “sólo” son 20.200, a mucha distancia de los citados con anterioridad. Entre sus seguidores, seguidoras en este caso, unas más que sugerentes Barbie girls, desde California, por aquello de la internacionalización del prusés.

De repente, en la pantalla del móvil, se me abre el titular de un digital:

“Depresión, ansiedad y pensamientos suicidas: el informe que Facebook ocultó sobre los efectos de Instagram”.

Y cierro todo ahí, que la cosa se pone seria. Pero, informes secretos al margen, parece que Instagram, si algo tiene, es que es una herramienta útil para ligar.

Que se lo cuenten a estos tres.

Publicitat
Publicitat

1 Comentaris

Publicitat
#1 Alec, BCN, 06/10/2021 - 22:46

'sale con la mirada perdida, hacia fuera, es decir, como siempre' jajajajajajajajajaja