Publicitat
La Punteta · 21 d'Agost de 2018. 19:52h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

Josep Costa, el nuevo héroe del proceso

Josep Costa ha hecho méritos suficientes para llegar a presidente del Parlament

 

El nuevo héroe del proceso es el vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa. Sobre todo después de que, en el homenaje a las víctimas de los atentados, evitara darle la mano al Rey. A mí me recordo aquel exmilitante de Solidaritat, Àlex Fenoll, que en el Mobile World Congress del 2014 hizo lo mismo. Entonces el Rey todavía era príncipe.

Fenoll tuvo su minuto de gloria. Salió en TV3 y fue el icono de la prensa soberanista durante unos días. ¿Pero qué se ha hecho de él? ¿Llegó a conseller? ¿A diputado? ¿A alto cargo al menos? Se lo tragó el proceso.

Les pasará a muchos de la actual clase dirigente. Dentro de unos años serán, con suerte, una nota a pie de página en los libros de historia. La República catalana ha diezmado la clase política catalana entre procesados, huidos y quemados. Ya nada será igual.

Desde luego, Costa ha hecho méritos suficientes para ser el próximo presidente el Parlament en caso de mayoría soberanista, llegar a consejero de Justicia o ir de tres en la próxima lista de Junts per Catalunya o como se llame la candidatura. En la última iba el 17. Es un salto importante.

En Rac1 se apresuraron a entrevistarle este lunes. No sé si le preguntaron por el desplante. En la nota de prensa no salía. Rac1 y Catalunya Ràdio compiten a veces haciendo méritos.

Yo guardo otro momento inolvidable de Josep Costa. Como miembro de la Sindicatura Electoral, aquella que tenía que velar por la limpieza del referéndum, fue de los que dimitió en 24 horas.

Les notificaron la multa un jueves y el viernes habían dimitido todos. En el registro recibieron las renuncias antes de la hora de cierre: las tres de la tarde.

Quiza hay que dejar constancia de los valientes. Alguno todavía va por TV3: Marc Marsal, Jordi Matas, Marta Alsina, Tània Verge, Josep Pagès, Josep Costa y Eva Labarta. Estos dos últimos como suplentes.

Luego estaban los síndicos territoriales. Hay que dejar también escritos sus nombres para el futuro: Vicens Bitriá, Armand Simon, Roc Fuentes, Susana Romero, Antoni Fitó, Jordi Casadevall, Josep María Llistosella, Jordi Díaz, Mariona Lladonosa, Alexandre Sárraga, Simeó Miquel, Xavier Faura, Montserrat Aumatell y Marta Cassany.

En el Consitucional se mostraron sorprendidos por la celeridad. Una crónica de La Vanguardia lo reflejaba con estas palabras: “en el TC ha causado un efecto favorable el hecho de que al día siguiente de la imposición de las multas –de 12.000 euros diarios–, todos los miembros de la Sindicatura enviaran sus escritos explicando su salida del cargo al tiempo que el Govern disolvía el organismo, que debía actuar como Junta Electoral en el referéndum del 1-O”.

“En el TC -continuaba la pieza periodística- se esperaba que tuvieran este efecto, pero hubo expectación entre los magistrados para comprobarlo durante toda la jornada del viernes. Los encargados del registro del Constitucional se lo fueron confirmando y dejó entre ellos la impresión de que las multas milagro habían funcionado. ¿Cuál fue el supuesto prodigio? El de su eficacia casi inmediata. De haber transcurrido 24 horas más, las multas habrían pasado a ser ejecutivas. La disolución de la Sindicatura sirvió para no pagarlas”.

Es cierto que 12.000 euros al día puede disuadir a cualquiera -ya lo dijo aquel consejero: a prisión aún, pero que no me toquen el patrimonio- aunque ello demuestra también dos cosas. La primera, que acataban el marco judicial español. Y la segunda, que por tanto la independencia no se la creían ni ellos.

Pues bien, este personaje en cuestión cobra nada menos que más de 5.000 euros al mes como vicepresidente de la Mesa del Parlament. Una retribución que difícilmente igualaría dando clases en la universidad.

Pese a que, aparentemente, de currículum no vaya tan mal. No se fíen: Bill Gates y Steve Jobs dejaron la carrera a medias y triunfaron en la vida. La universidad está muy desconectada de la realidad.

El otro día hablé per whatsapp con un exconsejero y me contó que coincidió un día con él en un programa de radio. Se quedo de piedra en cuanto se enteró que era profesor. El nivel del proceso es éste.

Publicitat

7 Comentaris

Publicitat
#9 Jaime Catala Miralles, Denia, 23/08/2018 - 20:10

Dons al talego!!! Jeje Si no, no val.

#7 Érika, Terrassa, 22/08/2018 - 07:21

El procesismo es el PER de los secesionistas

#6 Sergi, Bcn, 22/08/2018 - 00:17

Josep Costa es un cuñao.

#5 M, Sabadell, 21/08/2018 - 23:33

Realizando gestos sin trascendencia real ni peligro alguno, los indepes son maestros en ello, cuando se tienen que arriesgar con actos que conlleven consecuencias, se retiran rápidamente y olvidan todas sus aparentes convicciones.

#4 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralidad, 21/08/2018 - 22:09

Cada cual tiene los héroes que se merece. El separatismo tiene ahora un nuevo héroe que tan sólo es alguien carente de la más elemental educación. Muy significativo.