Publicitat
La Punteta · 19 de Juny de 2013. 07:56h.

La burbuja independentista

España vivió en los primeros años de este siglo una burbuja de cuyo estallido todavía arrastramos las consecuencias. En efecto, la burbuja inmobiliaria engrescó a la población, favorecida por unos poderes políticos que ayudaron a que ésta se inflara con la connivencia de las entidades financieras con su mano blanda a la hora de conceder créditos. La población creyó en la burbuja sin reparar en que todo se volvía cada vez más artificial. Su estallido ha sido brutal. El despertar del sueño ha sido pasar a un estado de pesadilla para muchas familias. Baste ver la depreciación de los precios de la vivienda y el desolador estado en que ha quedado ese sector o todo lo que rodea a los desahucios.

En España nos estamos habituando a las burbujas y tenemos tres más que no creo tarden en explotar arrojando consecuencias que serán duras para muchos. Me refiero a: la burbuja política, la futbolística y la independentista.

La política tiene un periodo de inicio que se remonta a nuestra transición. Un sistema que está al borde del colapso. El ensimismamiento y la corrupción de la partitocracia ha dado lugar al descrédito de la política. Como resultado de ese colapso el bipartidismo está llegando a su fin y la irrupción de nuevos partidos o el ascenso de otros que hasta ahora estaban en un tercer plano se está dejando entrever cada vez con más fuerza. CIU, PSOE y PP parecen ser los grandes afectados del previsible estallido en un futuro cercano de esta burbuja.

Por otro lado tenemos la burbuja del futbol. En los últimos años, el sobreendeudamiento de los clubes, "los mecenas de media hora" cargados de petrodólares y los oportunistas que siempre han vivido como aves carroñeras de este negocio; han dado lugar a un modelo insostenible. La UEFA ya ha advertido que el "doping financiero" tiene fecha de caducidad gracias a la Financial Fair Play que el máximo organismo del futbol europeo va poner en práctica a partir de 2015. Esta normativa tiene como factor más importante evitar la participación en las competiciones continentales de aquellos clubes que no tengan sus cuentas saneadas, permitiendo muy poca flexibilidad en cuanto al déficit. En España está previsto que cualquier club que a 28 de junio no esté al corriente de pago con jugadores y técnicos descienda a de categoría. Esta burbuja como vemos ya ha empezado a dar muestras de ir desinflándose, si bien subyace detrás las enormes deudas de nuestros clubes con hacienda y seguridad social, algo tan sumamente injusto y anticonstitucional (no están en igualdad ante la ley clubes de futbol que muchos pequeños y medianos empresarios a los que no se les perdona ni un euro por parte de la administración). Cuando la burbuja estalle de verdad intuyo las lágrimas de más de un aficionado. Miren por ejemplo la U.D. Salamanca, un histórico del futbol en cuyo filial jugó el actual seleccionador nacional, Vicente del Bosque. Ayer desapareció tras 90 años de vida. En cuanto a tema jugadores, y manteniendo la presunción de inocencia sobre Messi, barrunto que no será el último caso que se dé entre los jugadores de élite de nuestra liga.

La tercera burbuja que está sobrecalentándose cada vez más y próxima a su estallido es la burbuja independentista. Esta burbuja ha ido creciendo paralela a la situación de crisis económica si bien tiene sus orígenes en los gobiernos de Jordi Pujol. Como toda burbuja necesita su dosis de aire para que se vaya inflando. Los inyectores de aire de la misma no han sido otros que unos medios de comunicación públicos y concertados al servicio de la causa, unas plataformas llamadas de la sociedad civil que obedecen más al calificativo de sociedad servil. La suma de ambos en los últimos años pero en especial de 2012 hacia adelante ha dado lugar a un aparato propagandístico que ha generado mucho ruido, a menudo casi ensordecedor y monocorde sobre las posibilidades de convertir Cataluña en el paraíso en la tierra. No solo han inflado una burbuja sino que también se han puesto a vivir dentro de ella, creándose toda una serie de estudios, leyes y expectativas ad hoc a su causa que los separaba de la realidad. La multitudinaria manifestación del 11 de septiembre pasado no hubiera tenido tanta asistencia sin la agitprop del Govern y de TV3. Los propagandistas saben muy bien cómo usar los métodos necesarios para arrimar el ascua a su sardina y desviar la atención de los problemas reales que son incapaces de resolver (que son los que reflejan todas las encuestas, que para mayor desgracia de estos "ingenieros sociales" no tienen a su causa separatista entre los primeros puestos de los contrariedades que nos afectan). Pero los baños de realidad se están tornando cada vez más reales valga la redundancia. Del auge en que toda la prensa escrita catalana (la cual un día fueron capaces de redactar un inaudito editorial único) se sumó al fervor separatista, hemos visto cierta desaceleración y refrigeración del tema. A las voces firmes contra la propaganda secesionista encabezadas por Ciutadans y el PP se está uniendo de forma titubeante en las últimas semanas el PSC no sin provocar los consabidos conflictos internos de los que hablé en el segundo artículo que escribí en este digital hace casi año y medio. Ayer supimos que el PSC no se unirá a la cumbre (la enésima de esta legislatura) por el pacto nacional por el derecho a "dividir". Al poco de conocerse la decisión, el ala separatista del PSC ya ha manifestado su enfado con la medida . Y para conflictos internos los de la propia coalición de gobierno CIU. Las discrepancias sobre el proceso separatista entre CDC y UDC son cada vez más evidentes, pero es que también lo son dentro de la propia CDC donde la debacle en las encuestas hace pensar a algunos dirigentes lo erróneo que ha sido meterse en esta burbuja con rumbo a Ítaca. En Unió no son menos y hay discrepancia con el proceso: mientras Vila d'Abadal, alcalde de Vic, fundó un ente para ir declarando mociones independentistas en los plenos municipales que no son más que brindis al sol y afrentas a romper con la legalidad que se precia en cualquier Estado de Derecho, o mientras los dirigentes de Unió (UDC) de mi pueblo ( la Garriga) lanzan un mensaje inequívoco por la separación del resto de España y Europa; su líder Duran i Lleida, que recordemos ganó de forma aplastante en su último congreso al alcalde de Vic, se despacha hoy en la portada de del diario La Gaceta con una frase que no admite claroscuros: "Quien diga que Cataluña puede ser un estado independiente dentro de la UE, está mintiendo".

En definitiva, ya advertí que se ha iniciado un repliegue, que Artur Mas se ve obligado a ir reculando y bajando su tono. El hecho de descartar la vía kosovar (que ahora ciertas plumas al servicio del oficialismo están tratando de ensalzar como paradigma de "liberación nacional") de la declaración unilateral de independencia por parte de Artur Mas ya dice mucho. Así pues y por más jaleo que hagan los que abogan por la separación de Cataluña del resto de España y de Europa, los cuales no olvidemos que no son "esa mayoría poderosa" que tratan de vender pues en realidad tienen el 47 % aproximadamente de los votos del 25 de noviembre pasado (CIU,ERC y CUP), la realidad cada día se les vuelve más tozuda. La burbuja estallará y como toda burbuja sumirá en profunda depresión y indignación a todos los que por un momento vivieron dentro de ella y se creyeron el cuento (y mandará al paro a un montón de estómagos agradecidos con la "la moda separatista). Será frustrante para muchos de mis conciudadanos los cuales se les ha puesto una falsa zanahoria que tiene pocos números de que coman. El jugar tan frívolamente con los sentimientos de la gente por parte de este gobierno, el hacerles creer que no solo se convocará un referéndum sino que el mismo ya está ganado de antemano sin haber "jugado el partido" es propio de negligentes. Artur Mas, su Conseller de la Propaganda Homs, los Turull, Rull, Puigdemont han mostrado una actitud negligente. Con la burbuja explotada, su partido correrá el gran riesgo de caer y desaparecer como las mejores inmobiliarias que cayeron al explotar la burbuja inmobiliaria.

El tiempo, ese juez insobornable que da y quita razones, nos dirá quién la tiene.

Sígueme en Twitter si crees que la burbuja va a estallar o si crees que "son ilusiones":  @ang_guillen

Publicitat

39 Comentaris

Publicitat
#23 GALAICOMAN, BARCELONA, 25/06/2013 - 20:42

(...) algo de victimismo, de escapismo, de oportunismo, de echar toda la culpa de las propias miserias al contrario ? ¿Si no hubiera crisis estaríamos hablando de derecho a decidir? ¿Es legítimo que según las circunstancias el pueblo catalán sea nacionalista (ma non troppo= CiU) o separatista?

#22 A.Guillen, BCN, 24/06/2013 - 18:06

Viene a ser lo mismo de siempre. No reconocer que hay un problema de fondo, decir que no existe, que todo viene a ser inventado, un suflé, una burbuja... Pues hay un problema en Cat, el problema es que las cosas van mal, y buena parte de culpa es de la estructura del estado y poderes centrales.

#22.1 GALAICOMAN, BARCELONA, 25/06/2013 - 08:55

***Una táctica clásica para desacreditar al rival es reducir sus argumentos al absurdo: nadie niega que en Cataluña siempre haya habido un nacionalismo estructural. Pero si de un año para otro pasa de un 20 a un 40 % -y en tiempos de crisis, qué casualidad-... ¿no habrá algo de souflé?

#22.2 A.Guillén, BCN, 25/06/2013 - 11:07

Si no niego que exista suflé, pero eso no desacredita la causa. Es como si me dijeras que el 60% de los votantes del PP lo votaron gente que no le llegó otra papeleta a casa. ¿desacredita eso el programa del PP? ¿invalida su victoria?

#22.3 GALAICOMAN, BARCELONA, 25/06/2013 - 20:36

***Toda causa es legítima (independentismo, españolismo, etc.), siempre que no se agreda al contrario (lo cual incluye no insultar, cosa que en e-noticies no pasa).

***Dicho esto, ¿puede ser creíble una causa que en un año duplica sus adeptos bajo la presión intolerable de una crisis? ¿No habrá...

#21 GALAICOMAN, BARCELONA, 23/06/2013 - 20:06

(...) mientras que en ningún momento se hace autocrítica del "expolio catalán" (el saqueo perpetrado por los políticos, empresarios y banqueros catalanes contra su propio país) me parece asqueroso. Y encima ir de "oprimidos" y de "víctimas". Qué asco.

#20 GALAICOMAN, BARCELONA, 23/06/2013 - 20:03

*** Gavarres: ¿Esto ya no se para? Puede que sí, puede que no.

Que quede claro que cada cual puede ser independentista, españolista o agnóstico, da igual. Lo que no tolero es la deshonestidad intelectual. Convertirse en independentista cuando vienen mal dadas, acusando a los demás de expolio...

#19 GALAICOMAN, BARCELONA, 23/06/2013 - 14:46

***La prueba de que el independentismo es una burbuja es que ahora, con la crisis, todo cristo es separatista. ¿Qué pasaba antes? ¿Estaban escondidos? ¿Se la sudaba el tema? ¿O es que son conversos que han visto la luz?

***Qué fácil es echar la culpa al "Otro" en tiempos de crisis !!!!!



#19.1 Gavarres, Girona, 23/06/2013 - 18:22

Facil antes eran nacionalistas, ahora son soberanistas. Esto ya no se para.

#19.2 Agamenón, Cornellà, 24/06/2013 - 12:43

"Esto ya no se para"

Lo mismico, lo mismico, que decía Companys.

#19.3 Maginet, Barcelona, 13/11/2013 - 10:24

Galaico.. el problema también estarà en el Estado, no? recordáis que un tal Montilla ya avisaba del problema de la desafección , cuanto hace de eso?? y lo avisaba a los suyos....a Zapatero.
Todos han de mirar què ha pasado para que 1,6 millones salgan a la calle.