Publicitat
La Punteta · 5 d'Agost de 2018. 11:32h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

La culpa es de Colau

Intercambiador de Plaza Catalunya

 

La prensa es condescendiente con Colau. No sé si por el personaje, la publicidad institucional que paga el Ayuntamiento o el sesgo ideológico de la propia prensa. Con un turista agredido que no entiende como se venden “productos ilegales” en plena calle, que asegura que “no volveré" y que afirma que Barcelona parece el “Tercer Mundo”, han tirado balones fuera.

Tuvo suerte de que los hechos quedaran grabados. Si él hubiera el agresor en vez del agredido estarían hablando -con toda seguridad- de una agresión racista. Es curioso: al parecer el racismo siempre es de blancos contra negros pero no de negros contra blancos. En Cuatro pillé a un mantero que denunciaba el “nivel de negrofobia” en el país. No le oí condenar la agresión.

Los medios, en efecto, han reaccionado de manera tibia y aún porque es verano: hay que llenar páginas. En La Vanguardia aseguran que “afecta a la imagen exterior” de la ciudad lo cual, sin duda, es cierto. Pero tampoco hay que ser un lumbreras para llegar a semejante conclusión.

En El Punt-Avui llevan el tema a portada y dicen que está "enquistado”. Como el proceso. Otra obviedad. En El Periódico dedican dos páginas desiguales al asunto: “El pulso de cada día”. Pero nadie se atreve a destacar que Colau es la responsable del problema. Parece que se haya creado por generación espontánea.

En El País, siempre más progres, se aprestan a informar que la comunidad senegalesa condena “enérgicamente” la agresión. Sólo faltaría. La mayor parte de la información, sin embargo, es para los sin papeles encerrados en la antigua escuela Massana que defienden más a los manteros que a los turistas. La culpa siempre acaba siendo del capitalismo o de la globalización.

Vamos a ser sinceros: el problema del top manta es culpa de Ada Colau. Y algo de razón tengo en mi afirmación porque la alcaldesa sigue desaparecida desde el incidente. Una cosa es hacerse fotos en Londres, París o Nueva York en plan estadista y otra arreglar los problemas de la gente.

No lo creó ello pero lo ha llevado hasta el límite. Ahora tiene difícil solución. Todos los alcaldes desde que empezó el fenómeno (Clos, Hereu, Trias y quizá hasta Maragall, aquí ya me pierdo) fueron condescendientes con la venta ambulante. Trias nunca se atrevió a aplicar su autoridad, es decir, a ejercer de alcalde. Por eso perdió.

La tolerancia es terrible. Como dice el refrán, les das un dedo y se cogen el brazo entero. En materia de leyes, o blanco o negro. Las dos cosas al mismo tiempo no puede ser. Habría que haber hecho con los top manta lo que dicta la ley: si no tienen papeles, expulsión. ¡Pero si el Ayuntamiento hasta los reconoció en sindicato y TV3 los trató con exquisitez!.

Ahora tenemos un problema gordo. No es sólo turístico -la mala imagen- o comercial -la competencia desleal- sino también de seguridad ciudadana. El día que la Guardia Urbana decida intervenir se van a liar pedradas y van a salir huyendo por el Metro. Como ya ha ocurrido en alguna ocasión o en Salou. Sólo hay que ver lo fornidos que están los vendedores.

Mucho antidisturbio habrá que movilizar. Imaginen 400 personas corriendo arriba y abajo en actitud belicosa. Será una auténtica batalla campal. Yo creo que por eso Colau ha pedido ayuda a los Mossos. Para escurrir el bulto y que para las hostias -políticas y físicas- se las lleven los otros. Ella es señora más que carne de  cañón.

Podemos tener incluso una tragedia porque impiden el normal paso de la gente en lugares concurridos. Sólo hay que ver el mercadillo instalado en la estación de Plaza Cataluya. El día que haya una emergencia en Rodalies o en el Metro la gente no podrá pasar, habrá un ataque de pánico y se creará un embudo humano. Veinte muertos.

El problema es que Colau ha sido tolerante con el fenómeno por prejuicios ideológicos: pobres chicos, todos somos iguales, de algo han de vivir. El top manta se ha convertido en una auténtica mafia organizada. Es lo que hace la impunidad. E incluso algún experto en estas cuestiones sociológicas debería hacer una tesis doctoral sobre cómo es que el mercado lo dominan los senegaleses. Nunca un alcalde había hecho tanta dejación de sus funciones, Que lo arregle ella o  que se vaya.

Publicitat

11 Comentaris

Publicitat
#11 salva , Barcelona , 07/08/2018 - 17:52

.. y lo que venden, de donde sale ...?

#10 Juan Francisco, Huesca, 07/08/2018 - 11:13

Que en esto, al menos, todos los partidos que no sean ultraizquierda se pongan de acuerdo y echen a esta absoluta incompetente e irresponsable. Ahora o el año próximo. Barcelona no se merece una alcaldesa así.

#9 Medoune , Barcelona , 07/08/2018 - 10:01

Hola soy de asociación Senegal que vive en barcalona soy de Senegal,aún que hay unos que está bien de imagines des ver siii,también no soy da cuerdo que mis paisanos pegar a alguien lo ciento mucho,Ada Colau es una grande mujer trabajadora por barcalona,tenemos hablar para ver uno soliccion mejor para todos,vive barcalona vive espania gracias a tod

#7 Martí, Barcelona, 07/08/2018 - 00:19

Y los senegaleses, como los lateros-vendedores ambulantes de cerveza de origen paquistaní, acabarán descubriendo que vendiendo maria o coca se gana más dinero. Y para entonces no responderán con latigazos con cinturones o lanzando sillas a los mossos...

#6 JH, Tabarnia del Llobregat, 06/08/2018 - 09:55

Y en Madrid , manteros arrollan a una chica produciéndole 6 fracturas.

http://www.elmundo.es/madrid/2018/08/04/5b6498d5e5fdea6e5b8b4640.html