Publicitat
La Punteta · 26 de Juny de 2019. 20:41h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

La degradación moral de Catalunya

 

No sé si dentro de unos años nos daremos cuenta de la degradación a la que ha llegado la política catalana.

No sólo la política, también las instituciones: La presidencia de la Generalitat, el Govern, el Parlament.

Hasta el Síndic de Greuges -antes de que lo jubilen tras quince años en el cargo- se va con su pareja al Reino Unido, Estados Unidos y Canadá.

¡Que me quiten lo bailao! Éste es el hombre que va dando lecciones morales.

Cuando haya pasado todo, espero que los catalanes del futuro se pregunten qué le pasó a nuestra generación.

Porque todo el mundo sabe que a Torra le tocó la presidencia de la Generalitat cómo podía haberle tocado una botella de ratafía en una rifa.

Puigdemont le puso a él para que no le hiciera sombra y fuera un discípulo obediente.

Circularon antes un montón de nombres: Elsa Artadi, Eduard Pujol, Marta Madrenas, Marc Solsona. Alguno incluso hacía circular el suyo. A ver si había suerte.

¡Incluso Toni Morral! Conocido sólo por haber sido alcalde de Cerdanyola con Iniciativa hace más de quince años.

¡Catalunya es un país en el que la alcaldesa de La Garriga ha llegado a portavoz del Govern!

Dicho con todo el respeto para con los garriguenses. Incluidos ilustres fogoneros del proceso como Jordi Barbeta, David Bassa o el fotógrafo Jordi Borràs.

Pero es una localidad de 15.000 habitantes a la falda del Montseny. No es l'Hospitalet ni Badalona ni Cornellà en los primeros años de la Transición.

Da igual, no es sólo la presidencia de la Generalitat o el Govern. Es también el Parlament.

Tanto quejarse del 155 y no se nota ninguna diferencia entre el de entonces y el de ahora.

El Govern ni siquiera puede aprobar un decreto ley.

No ha conseguido ni el apoyo de la CUP o de los Comunes. ¡Y eso que es sobre vivienda!

En los países normales cuando el gobierno no puede gobernar convoca elecciones anticipadas.

En cambio, aquí tenemos un Govern que no sólo no ha podido ni tramitar los Presupuestos.

¡Pedro Sánchez convocó elecciones por lo mismo! Pero los que presumían del això va democràcia se agarran ahora a la silla.

Cómo van a soltarla si no tienen ni candidato.  Han caído de diez a cinco concejales en Barcelona. Y han sido barridos de prácticamente toda el área metropolitana.

Pero el problema no son las instituciones, el problema es la sociedad catalana.

Los de la ANC, la Cambra y la AMI andan haciendo listas negras sin que ni siquiera el president de la Generalitat se desmarque.

¡Claro, es de los suyos!

Un mosso d’esquadra en activo que dice que los aragoneses que se vayan mejor que no vuelvan sin que sus mandos ni el consejero de turno se atrevan a tomar medidas.

¡Se ha roto el principio de autoridad hasta en los Mossos! En la Costa Daurada deben estar temblando.

En el Ara publican como noticia que Joan Bonanit vuelve a la prisión de Lladoners.

Bargalló intenta tapar el escándalo de la escuela de Terrassa.

Si los hechos descritos fuesen falsos, yo soy la maestra y pongo una querella a la famila. ¡No ha salido ni el director de la escuela a desmentirlo en rueda de prensa!

Pero lo peor en este caso es el silencio: de la consejería -que ha tapado el asunto en un día- de la comunidad educativa, de los sindicatos.

USTEC, que ha prestado siempre un apoyo sin fisuras al procés, ha pedido que no se linche ... ¡a la profesora!. La niña que se joda.

¿En qué hemos convertido la escuela catalana? Da miedo sólo de pensarlo.

Y finalmente Josep Maria Mainat, por poner sólo algunos ejemplos de los últimos días.

El exmimbro de la Trinca y antes progesista de pro reflexionando desde una piscina de la Costa Brava si hay que ensanchar la base social o tomar el Palacio de Invierno.

¿No les da la sensación que hemos tocado fondo? Pues no, no hemos tocado fondo. Todavía queda.

Eso sí, nos pensábamos que los catalanes éramos la hostia. De hecho hay una corriente indepe-histórica que va convirtiendo en catalanes no sólo a Santa Teresa de Jesús o a Cervantes sino incluso a Leonardo da Vinci.

De las pocas cosas buenas que tiene el proceso es que nos bajará los humos.

Sólo espero que lo haga cuanto antes mejor.

No podemos continuar haciendo el ridículo de esta manera.

¿Pero no hay nadie capaz de decirlo en voz alta? ¿Hemos de seguir callando?

 

Publicitat
Publicitat

81 Comentaris

Publicitat
#26 Begoña, Sant boi, 09/07/2019 - 07:26

Y usted se hace llamar periodista? Menudo cuento de bufón de circo, lleno de incoherencias!! Irá dirigido a gente que no sabe ni quiere saber cómo funciona la comunidad donde reside, por qué es de parvulos

#25 Alberto , Zaragoza, 02/07/2019 - 23:58

Grande Xavier! Te sigo desde Zaragoza. He nacido y crecido en Aragon oriental, cerca de Cataluña, y aunque no creo en la independencia sigo tu labor como periodista y comparto muchas de tus opiniones. Por eso te mando un abrazo y te deseo mucho ánimo para seguir adelante con esta página, que por cierto visito muy a menudo. Gracias por tu trabajo.

#24 Sharp, Tarragona, 30/06/2019 - 22:29

tenemos lo que nos merecemos. Un coleccion de personajes de feria, de políticos sin ecpererincia de getiuon, de periodistas que se creen Idro Montaneli, y solo sirven al que les paga.

Y los que valen, mirando desde el tendido, esperando que se la peguen. Y creyendo que el "pueblo" les reclamará de nuevo, ¿No, Mas?.

#22 Luisa Amezúa, Logroño, 29/06/2019 - 21:15

Tu valentía, Xavier, me hace seguir tu publicación día a día desde La Rioja. Muchas gracias por tu labor periodística.

#21 Kropotkin, Vic, 29/06/2019 - 18:04

La ventaja de que los estelados hayan escogido a dos lideres de este nivel es que así no hace falta discutir sobre la superioridad racial de los catalanes... Jua, jua, jua,...