Publicitat
La Punteta · 5 de Maig de 2018. 16:10h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

La fiebre amarilla

Lazos amarillos en Martorelll (Barcelona)

 

En la última Feria de Primavera de Martorell apareció el casco antiguo lleno de lazos amarillos. Como otros los arrancan esta vez los colgaron de los cables. No sé si de la luz o del teléfono: soy poco experto en cableados. Así, si alguien tiraba de ellos, se arriesgaba a llevarse toda la instalación por delante.

Previamente calentaron el ambiente con un pregón de Pilar Rahola en colaboración con el periodista Miquel Sabe, ahora en el programa FAQS de TV3. Y eso que, en las fiestas del año pasado, Rahola también dio una charla. En este caso haciendo pareja con Màrius Serra.

No me extraña: el alcalde, Xavier Fonollosa, es del PDECAT. Incluso forma parte de la dirección del partido. Todo queda en casa. Al pregón asistió, por otra parte, el portavoz de JxCat, Eduard Pujol, personaje ilustre de esta localidad. Otros no tenemos tanta suerte.

Preferí no ir. Espero que Rahola no aproverchara la ocasión para dar un míting. Que los haga en una cadena pública ya me parece un escándalo. Pero en el caso de que hubiera aprovechado una fiesta popular me parecería más grave. En este caso la culpa no sería de ella sino de las autoridades municipales que la invitaron.

Pero, como decía, no asistí. Da igual, los numerosos visitantes debieron pensar que Martorell es un municipio indepe. Tradicionalmente ya ha sido un feudo convergente en el Baix Llobregat.

¿Lo es? De acuerdo con el resultado de las últimas elecciones al Parlament, no. Ganó Ciudadanos con unos 4.300 votos, casi el 30%. JxCat quedó en cuarta posición con el 14% (2.100 votos). Entre ambos, Esquerra y el PSC con el 20 y el 18%, respectivamente.

De hecho, tampoco es de estrañar. El partido de Rivera y Arrimadas se impuso en toda el área metropolitana de Barcelona en las elecciones del 21-D. Excepto en Molins de Rei -donde ganó Esquerra- y en Sant Just Desvern: Jxcat quedó primera. En Sant Vicenç dels Horts, localidad de la que el propio Junqueras fue alcalde, obtuvo casi el 36% de los votos.

En las últimas elecciones generales, el resulado fue todavía peor: ganó En Comú-Podem con 3.500 votos (30%), seguido del PSC con 2.400 (20%). El partido del alcalde quedó quinto –hasta le ganó el PP y Ciudadanos- con menos de 1.200 sufragios. ¡Sólo por delante del PACMA!.

En fin, transcurridos unos días, ha disminuido el número de lazos amarillos. De lo que deduzco que los que los arrancan han tenido el mismo trabajo nocturno que los que los cuelgan porque para encaramarse a estas alturas hay que ir provisto de escalera. Sólo han respetado balcones particulares.

La incógnita es: ¿qué pasará si alguna noche se encuentran ambos grupos? ¿Habrá hostias? Espero encarecidamente que no. En Martorell y en cualquier otra localidad catalana. Crucemos los dedos.

Publicitat

10 Comentaris

Publicitat
#7 Lind4, Martorell, 25/05/2018 - 18:01

Como bien dices Rius, yo fuí un momento a la vila, pero al ver como estaba todo lleno de plásticos decidí irme de allí con mis hijos. Parecía una fiesta política en vez de una fira de primavera. Lo de los plásticos supongo que tienen el consentimiento del ayuntamiento, y muchos de los que los ponen son "íntimos" de los concejales. Y se de que

#6 pepe, andorra, 07/05/2018 - 14:46

por una España de todos, la escuela en español...

#5 Sergi , Barcelona, 06/05/2018 - 11:33

El nacional-separatismo funciona por mantras, el mantra de que son presos politics, el mantra de que el huido o fugado es un exiliat, etc, son mantras que van repitiendo una y otra vez para que a la parroquia se les queden grabados en el cerebro, hay que pensar que funcionan como una autentica secta.

#4 opinador, Barcelona, 06/05/2018 - 10:05

es evidente que este tipo de procesos totalitarios atrae a un gran número de personas con trastornos mentales

#3 Júlia, Barcelona, 05/05/2018 - 23:46

Al no querer asumir su derrota,.. más que fiebre...se produce un esperpento continuo, un ridículo sideral y en definitiva ....la IMPOTENCIA amarilla. Miles de catalanes separatistas, como se dice coloquialmente: "tocats del bolet"!!