Publicitat
La Punteta · 7 de Febrer de 2021. 13:16h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

La irrupción de Vox

Autocar de Vox en Martorell (Barelona)

 

Intuyo un terremoto electoral en Catalunya el próximo 14-F. Y desde luego puedo equivocarme.

La incógnita ya no es si JxCat atrapará a Esquerra. O si Illa puede llegar a presidente. Si no cuántos escaños obtendrá Vox.

Creo que puede irrumpir con fuerza. Incluso más de la que auguran las encuestas.

Vaya por delante antes mi condena más enérgica por los incidentes contra el partido de Abascal en Vic (Osona).

Cualquier partido político legal debe poder hacer campaña cuando quiera y donde quiera. Sólo faltaría. Sea Vox, Bildu o la CUP. Sólo faltaría.

Sin olvidar que en este caso es tercera fuerza parlamentaria en el Congreso. En las últimas elecciones generales les votaron más de 200.000 catalanes.

Lo contrario es casi fascismo. Las agresiones contra Vox en Vic -con manifestantes incluso subidos a los coches- dicen mucho del nivel de calidad democrática en Catalunya.

Dicho esto parece que el independentismo le esté haciendo la campaña. Las ataques sólo pueden beneficiar electoralmente a Vox.

No sólo el independentismo violento -como el de este sábado en la capital de Osona-, sino también el parlamentario.

ERC lleva dos días -a la hora de redactar esta columna- hablando de Vox y proponiendo cordones sanitarios.

Los cordones sanitarios -una medida nefasta en democracia: ya se intentó en el Acuerdo del Tinell con el PP- suelen beneficiar a los de dentro y dicen muy poco de las convicciones democráticas de los de fuera.

A la campaña de Pere Aragonès se ha sumado incluso Puigdemont. Y también los Comunes.

Que Jéssica Albiach los trate de “energúmenos” es una falta de respeto pero confirma que los Comunes se juegan su representación por Lleida con el partido de Abascal.

Y que dos partidos como ERC y JxCat -que van por delante en las encuestas- apelen al voto del miedo indica elevadas dosis de nerviosisimo.

A ello hay que añadir el tratamiento que ha hecho TV3 de los incidentes y lamentablemente del resto de la prensa catalana con alguna excepción que me honro en dirigir aunque mal esté decirlo.

La cadena limitó la información en su TN noche del sábado a menos de 17 segundos y culpando a Vox por no haber hecho caso de las recomendaciones, según los Mossos. Ignacio Garriga, el cabeza de lista, lo desmintió en el mítin de l'Hospitalet.

El 324 del domingo daba más importancia a un caso de brutalidad policial en Chile -a 15.000 kilómetros de distancia- que a unas agresiones en Vic, a 70 kilómetros de los estudios de de TV3 en Sant Joan Despí.

Los medios de comunicación catalanes -atenazados seguramente por las subvenciones y la publiciadad institucional- van a los suyo. No se dan cuenta de que una cosa es lo que quieren ver y la otra la pura realidad.

No es la primera vez que pasa. Artur Mas ya perdió doce diputados de golpe en el 2012 -de 62 a 50- a pesar de que gozaba entonces del apoyo de los dos grandes grupos de comunicación en Catalunya: uno público (CCMA) y otro privado (Godó).

Los catalanes en esto fuimos pioneros pero ha habido otros casos similares en los que los medios decían una cosa y la gente pensaba otra: la victoria de Trump en el 2016 -nadie daba un duro por él- o el referéndum del Brexit.

Vox puede acabar así recogiendo paradójicamente el voto más antisistema, es decir, el voto más antiproceso: ¿A quién hay que votar para joder? Pues eso.

A ello hay que añadir el altísimo número de indecisos: un 40%. Muchos pueden acabar votando también esta formación como voto de castigo a los que mandan tras diez años de matraca.

En la encuesta que publicaba este domingo el diario Ara -un medio considerado próximo a Esquerra-, la formación daba ya el sorpasso en votos al PP. Y queda una semana.

Catalunya puede quedar así ingobernable. Más de lo que lo es ahora.

Ahora imagínense que irrumpe con tanta fuerza en el Parlament -más de diez escaños por ejemplo- que no haya mayoría de gobierno ni a un lado ni a otro.

Los indepes no quieren pactar con Vox. Y el PSC y los Comunes tampoco pueden gobernar con ellos.

Publicitat
Publicitat

36 Comentaris

Publicitat
#25 Ricardo, Badalona, 11/02/2021 - 08:46

Todos los pueblos o ciudades que el "govern dels millors" ha destruido con una imigración ilegal masiva y sin control, con VOX podrían volver a tener esperanzas. Y si no, ¿que tierra les vamos a dejar a nuestros hijos y nietos ? Hay que pensarlo antes de volver a votar a los mismos inútiles que nos han llevado a la más absoluta desgracia.

#24 La gallina Turuleta, Barna, 10/02/2021 - 12:35

La cançó que varen popularitzar uns pallassos anomenats de la Tele va tenir èxit fins que ja cansava per repetida, ara patim la cantarella dels presos polítics i de l'estat propi en boca dels que varen prometre que ho tindríem en 18 mesos, més altres 18 i encara 18 més. La famosa República durà 8 segons. Pero sembla que encara funciona, fins

#23 JOSEP EL AVI DE CARDEDEU, VOX , ILLA y ARA BARCENAS , 10/02/2021 - 05:38

XAVIER . LA IRRUPCION DE VOX , Es lo que fara diferente este Parlament Català a partit del 14 -F .Pero VOX a quedado apartado enseguida . QUE HAN APARESIDO estos Dos Personajes ILLA =P.S.O.E. y BARCENAS =P.P. ,Ellos son ara los focos de interes en Estas Eleccions Catalanes . Caldra ver que efectos NEGATIVOS o Positius tindran .

#22 Very, a, 09/02/2021 - 23:03

si gana Laura Borras se quedarán bien jodidos Pedro Sánchez, Iván Redondo, La Vanguardia, elPeriódico, el Ara, Junqueras, Aragonés,Iglesias..... Es la única alegria que pueden darme estas elecciones.

#21 Cthulhu, Nagorno-Karabaj, 08/02/2021 - 22:49

Soy independentista y espero que VOX obtenga un buen resultado. Parece inconsistente pero hay unas razones.

Antes que las patrias, soy liberal y defiendo la propiedad privada, una sociedad adulta sin eufemismos o políticas paternalistas por parte del Estado (sea el que sea).

Por lo que votaré al FNC, es como VOX pero independentista.

#21.1 Jordi López Ballbé, Artesa de Segre, 09/02/2021 - 06:46

Extracto del Front ese:
"Els catalans com els anglesos, van ser els primers de fer la Revolució Industrial"...
Ni franceses, ni belgas, ni alemanes: los catalanes. De hecho James Watts se llamaba Jaume Guats i era de Masquefa.. ¡¡Jajajajaja!!