Publicitat
La Punteta · 19 d'Agost de 2019. 13:29h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

La realidad oculta de la inmigración

 

TV3 ha admitido finalmente que Ripoll es “una realidad compleja”.

En el Telenotícies mediodía del pasado día 14 emitieron una crónica en la que reconocían por primera vez “silencios y contradicciones” tras el atentado de las Ramblas.

Y que quizás es una “sociedad fracturada”.

Ha costado.

Hasta ahoras nos habían vendido -el Govern, TV3, el propio ayuntamiento- que era un modelo de convivencia. E incluso de integración.

Todavía recuerdo un reportaje de la cadena en junio sobre el Ramadán como “fiesta
abierta a todo el mundo”.

Destacaban que la comunidad magrebí había invitado a otras personas “fuesen o no musulmanes”.

Por supuesto, recogían declaraciones “a favor de la convivencia” o que había que “mezclar tradiciones y culturas”.

 Todo muy políticamente correcto.

19120-screensnapz009.jpg

Aún se referían al partido Front Nacional de Catalunya -no confundir con la histórica formación antifranquista de los años 40- como “partido xenófobo”.

Y entrevistaban a gente que aseguraba que “no dicen ni media verdad”.

O aquel otro sobre talleres multiculturales en el instituto Abat Oliba.

¡Enseñaban hasta cocina marroquí para prevenir más atentados!

Aunque el que más me gustó fue aquel en el que dos técnicas municipales se fueron hasta Toulouse -con un equipo de TV3 detrás- para estudiar la integración en esta ciudad francesa.

35745-screensnapz005.jpg

La integración en Ripoll hay que estudiarla en Ripoll, no a 400 kilómetros de distancia.

En fin, ese modelo idílico, casi perfecto, no era cierto.

La prueba definitiva es que en las últimas elecciones municipales se presentaron dos candidaturas antiinmigración.

El Front Nacional de Catalunya -ultra e indepe para más señas- sacó más de 500 votos, casi un 10% y una concejal, Sílvia Orriols.

Aquella que hizo aquel peculiar juramento el día de su toma de posesión “por las Constituciones de 1714”. Todavía circula por las redes sociales.

El otro, Som Catalans, no sacó ninguno pero obtuvo 112 sufragios, un 2,10%.

Entre ambos más de 600 votos.

Más incluso que Plataforma per Catalunya en el 2015. Entonces fueron 122, el 2,47%, ningún concejal.

Señal inequívoca también que 600 habitantes de Ripoll no están de acuerdo con la imagen bucólica que nos transmiten.

Aunque es curioso que, en el reportaje del pasado miércoles, no salía entrevistada la concejal en cuestión.

Tampoco ninguno de sus votantes. Al menos podrían haber dado una explicación sobre el sentido de su voto.

De haberlo hecho quizá habríamos tenido una sorpresa.

No el típico fascista-racista-xenófobo sino clases medias o populares.

Quizá hasta un catalán de toda la vida que considera que en Ripoll hay demasiada inmigración y que esto genera problemas que la clase política o los medios de comunicación no ven o no quieren ver.

En cambio, entrevistaron a una maestra jubilada que decía que “esto es aterrador” y una representante de la entidad Som Ripoll.

No sé que representatividad tiene la mencionada entidad pero el FNC sacó más de 500 votos.

En la crónica del TN mediodía incluso sacaron las declaraciones de un médico magrebí jubilado que explicaba que había intentado mediar entre las dos mezquitas de 61033-screensnapz007.jpg Ripoll.

El hombre contaba que había intentado que se fusionasen en una sola porque “son cuatro gatos” pero que cada una “quiere el poder”.

¿Dos comunidades islámicas y enfrentadas? ¿Por qué? TV3 ya no lo aclaraba.

El testimonio del doctor desapareció misteriosamente de la crónica emitida en el TN noche. No sé si pensar mal o fue por simples razones de cronometraje.

Pero todo ello sólo confirma lo que siempre he dicho.

La elevada inmigración genera problemas -convivencia, seguridad ciudadana, sanidad, educación, ayudas sociales- y ello provoca partidos antinmigración

Sobre todo si la clase política tradicional -y los medios de comunicación- se empeñan en no coger el problema por los cuernos o mirar hacia otro lado.

Hay que hablar de la inmigración y sus problemas. No esconderla debajo de la alfombra.

El nuevo FNC, en efecto, ha surgido en Ripoll. No en Pedralbes ni en Sant Cugat ni en Matedepera.

Claro, Ripoll -con 10.000 habitantes- tiene más de 1.000 inmigrantes. Un 11%.

En realidad son más. En las estadísticas oficiales no salen los sin papeles y los nacionalizados en España tras diez años de residencia.

Administrativamente son entonces españoles. Cultural, social y religiosamente siguen siendo magrebíes.

Pero como decía el Govern, TV3 y el consistorio nos vendían que todo estaba bajo control, que no pasaba nada.

A pesar de que los terroristas de las Ramblas habían salido de Ripoll.

¿Clomo puede ser que jóvenes nacidos aquí o venidos cuando eran niños bajaran por las Ramblas a toda pastilla haciendo zig-zag para matar a cuanta más gente mejor? Hombres, mujeres, criaturas.

Una pregunta aún más escalofriante: ¿nadie de las familias notó nada? ¿ni los amigos? ¿ni la comunidad musulmana? ¿ni siquiera sobre el imán?

Cuesta de creer, la verdad.

ripoll3.jpg

Todavía recuerdo que, tras el atentado, la hermana de uno de los terroristas , Hafida Oukabir, pronunció un discurso entre lágrimas, con la voz entrecortada y un catalán casi perfecto.

Hablaba de “jóvenes catalanes musulmanes”, definía el gihadismo “como una ideología perversa que no tenía nada que ver con el Islam y la religión musulmana”.

“Tenrmos un verdadero problema que no hemos de ocultar”, añadió.

"¿Como podemos incluir estos jóvenes para que fomen parte plenamente de la sociedad catalana?”, se preguntaba.

Los medios más bien pensantes -como TV3, El Periódico y El País- acogieron la intervención con satisfacción, casi diría que con entusiasmo.

5193-screensnapz006.jpg No tenemos un problema, tienen un problema.

De hecho lo tenemos todos.

¿Por qué jóvenes de tercera generación se convierten en gihadistas?

Ellos son los que tienen que adaptarse a nuestros valores y estilo de vida. No al revés.

Aceptar la democracia parlamentaria, la separación de poderes, la igualdad hombre-mujer, el estado laico o aconfesional, el respeto a gais y lesbianas.

Los franceses pusieron a la religión en su sitio -la ley de laicidad- en ¡1905!

A mí la intervención de la hermana llamó la atención.

De hecho, el juez de la Audiencia Nacional ya puso en entredicho después su versión de los hechos.

Y los Mossos tenían conversaciones telefónicas en las que una cosa es la que decía en público y otra en privado.

En privado su hermano -el que condujó la furgoneta por las Ramblas- estaba “en el paraíso”. En fin, un mártir.

Entonces no oí ninguna valoración del Govern ni de TV3 ni del consistorio.

Lo último que oí del alcalde, Jordi Munell, que es también diputado de Junts per Catalunya en el Parlament,  es que se apuntaba a la teoría de la conspiración.

El pleno municipal aprobó el pasado 23 de julio  una moción en la que pedían expliaciones al CNI por sus relaciones con el imán.

No estaría mal investigarlo, pero investigarlo todo.

También el papel de los Mossos en el atentado o por qué no se pusieron bolardos a tiempo -esto era competencia de Ada Colau-. Sobre esto no dijeron nada.

En fin, hace ya muchos años Joan Puigcercós, que es de Ripoll, ya me dijo que había mucha inmigración en su localidad natal. Me permitirá el exsecretario general de ERC la indiscreción.

¡Ripoll, la cuna de Catalunya! ¡Incluso está enterrado Guifré el Pilós! ¡El primer conde catalán!

Antes de las elecciones al Parlament del 2006, Mas hasta se fue a rendirle pleitesía.

Si ahora se levantara de la tumba le daría un síncope de ver que los mismos que combatió -murió víctima de una razzia islámica- son más del 10% de la población.

Pero, en realidad, no es sólo Ripoll. Hay muchos pueblos y barrios de Catalunya en el que la inmigración ha superdado, con creces, las posiblidades de integración.

Aunque lo nieguen el Govern, TV3, los Mososs y expertos universitarios.

Hay guetos en los que la Policía de la Generalitat tiene difícil hasta hacer detenciones.

Por eso hay siempre una relación causa-efecto.

En Salt -donde oficialmente hay casi un 40% pero siempre es más- Vox sacó tres concejales sin ni siquiera hacer campaña.

Luego no se escandalicen.

Publicitat
Publicitat

15 Comentaris

Publicitat
#13 Miguel, Cerdanyola, 24/08/2019 - 11:08

Lástima que el siempre sensato Rius caiga ahora en los tópicos de moda en Europa. Recordemos que la xenofobia es siempre xenofobia, como la del separatista Heribert Barrera:Es de ela mima cuerda rechazar la "invasión espanyola " en cataluña, como la supuesta invasión islámica. Ambas basadas en bulos.

#12 Yomisma, Deporaqui, 21/08/2019 - 19:35

La inmigracion musulmana empieza a ser un problema cuando se empieza a acercar al 10%, ahi empiezan a sentirse fuertes,a exigir, a islamizar las areas en las que viven
El islam no es solo una religion, es un sistema socio-politico-cultural, que tiene como mision extenderse por el mundo.
Es un totalitarismo medieval.

#11 Neferu, Barcelona, 21/08/2019 - 14:31

Muy, muy, muy buen artículo. Gracias, Sr. Rius. por la información.

#10 Bernat, Barcelona, 20/08/2019 - 18:23

La invasión de delincuentes marroquís en Barcelona la forman los 'menas' que quedan en la calle a los 18 años sin dinero ni casa. Son más de 1.000. I los que venen. I cuando sean mayores, si no están en la cárcel, pedirán el reagrupamiento familiar. O sea, entre 4 i 6 o más por cada mena. En cinco años habrà 6.000 más sin oficio ni benefic

#9 Recaredo, bcn, 20/08/2019 - 11:29

La política de la Generalitat ha fomentado la llegada de cualquier inmigrante que no tuviera como lengua el español. Hasta tuvo embajadita en Marruecos con el ínclito Colom al frente.