Publicitat
La Punteta · 1 de Febrer de 2019. 17:30h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

La revuelta de los quejicas

 

Son unos quejicas.

Hemos pasado del victimismo al lloriqueo.

En las últimas semanas los presos, los abogados y TV3 no han parado de quejarse.

Que si los van a trasladar a Madrid en furgonetas.

¿Qué pretendían? ¿Ir en AVE?

Que si se los llevan unos días antes.

Que si se les va a enfrirar la sopa durante el juicio. Lo juro. Lo dijo hasta un letrado.

A ello que hay que añadir otros sólidos argumentos jurídicos.

Como que son “buenas personas”, van a misa, saben cantar el Virolai o tienen hijos.

Éste último lo entiendo perfectamente.

Tiene que ser muy duro. La mayoría tienen hijos pequeños o en edad escolar.

Pero supongo que el resto de presos que también tienen hijos tampoco los pueden ver.

En fin, una pregunta: ¿Éstos son los que tenían que llegar “hasta el final”?

¿Los que tenían que hacer una revuelta?

¿Los que tenían que controlar el territorio?

¿Se imaginan a Lenin pidiendo a los alemanes, en el tren sellado que lo llevó a Rusia, a ver si podía ir en primera clase?

¿O a Trostki dudando si asaltar el Palacio de Invierno o irse de picnic?

Aquello que, según John Reed, les dijo a los mencheviques: que los enviarían a la “papelera de la historia”.

La CUP copió la frase para desembarazarse de Artur Mas.

¡Pero hasta la CUP cumple las sentencias! Miren si no lo que ha pasado en Berga o en Badalona.

Que conste que yo no estoy a favor de revoluciones. Ni de las vanguardias revolucionarias.

Acaban siendo régimenes autoritarios. Lo primero que hace una minoría en cuanto conquista el poder es agarrarse a él. No los vayan a echar.

Aunque ya ven: la consejera de Justícia, Ester Capella, pidiendo ayer que el traslado fuera “sin dificultades”. ¡La jefa de las cárceles catalanas!

El traslado, en efecto, ha sido una balsa de aceite. Una excursión a can Brians.

El único incidente destacable ha sido precisamente un poco aceite en la carretera de acceso al centro penitenciario de Sant Joan de Vilatorrada.

Ha sido solventado de manera conveniente por los bomberos a golpe de manguerazo.

Los Mossos también han atizado un poco a manifestantes bajo el grito indepe de “no us mereixeu la senyera que porteu”: "No os merecéis la 'senyera' que lleváis".

Parece que han dejado de ser la “policia del poble”: “La policía del pueblo”

El proceso ha acabado con los consejeros de la Generalitat encerrados en cárceles de la propia Generalitat.

Por supuesto, a nadie se le ocurrió abrir las celdas.

Escoltados por los Mossos -al menos hasta el límite fronterizo con Aragón- en su traslado a Madrid.

 Bueno, y Quim Torra pidiendo por enésima vez a Pedro Sánchez que le saque las castañas del fuego.

Que vergüenza.

De verdad, para este viaje no se necesitaban alforjas.

Publicitat
Publicitat

11 Comentaris

Publicitat
#10 Pepe, Alacant, 02/02/2019 - 19:43

Cuando se lucha por una causa que se cree justa (equivocada o no es otra cuestión), sobran valientes que evidentemente no lloriquean ante la adversidad, pero cuando es por una causa egoísta, ante la menor dificultad abundan las deserciones, retractaciones, y apelaciones a la piedad. Nada nuevo bajo el sol.

#10.1 pepe, andorra, 04/02/2019 - 14:13

las clases dirigentes del condado de Barcelona, hoy llamado Cataluña, siempre han sido asi, ya desde el compromiso de Caspe, entre eso y q cuando le han echado bemoles se han equivocado de bando, la neonobleza feudal del actual condado de Barcelona, llamado Cataluña, los siervos lo llevan claro. Pq son fuertes con el debil y debiles con los fuertes

#9 Lobisome, BCN, 02/02/2019 - 15:14

Yo creo que todo el daño que podían hacer ya lo han hecho (no ha sido poco) pero, al mismo tiempo y con lo chiflados que están, nada puede descartarse. Ganas de liarla aún más gorda no les faltan, lo que sí les falta, por suerte, es valor para hacerlo, aunque por desgracia aún sea pronto para estar del todo seguros.

#8 Onofre de Dip, Barcelona, 02/02/2019 - 12:52

Patrick Pearse va escriure: "There are in every generation those who shrink from the ultimate sacrifice, but there are (..) those who make it with joy and laughter and these are the salt of the generations."
Doncs bé, com s'ha vist, els líders del Procés són ben insípids i molt baixos en sal.

#7 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralitat, 01/02/2019 - 23:22

La revuelta de los quejicas amarillos, para ser exactos.

#6 Mesetario, Meseta, 01/02/2019 - 21:22

Xavier Rius: "Que si se les va a enfrirar la sopa durante el juicio. Lo juro. Lo dijo hasta un letrado."

Ni de las sonrisas, ni de las risas, esto es la Revolución del... DESCOJONE