Publicitat
La Punteta · 7 de Febrer de 2020. 07:43h.

JOSÉ GONZÁLEZ

La verdad de la cumbre entre Sánchez y Torra

¿Saben aquel cuando se encuentran un vendedor fullero de crecepelo de la meseta y un representante tramposo de esencias, catalanas, calvete por más señas? Pues no que van y dicen que van a hablar de no sé qué conflicto en España. Les cuento. Y avanzo que me voy a inventar toda esta traca y en eso no seré muy diferente de lo que han hecho ellos hoy. Este fue el diálogo que se produjo entre las dos figuras y que hemos podido conocer de primera mano, tras sobornar a unos cuantos asesores de ambos, que los tienen a cientos, gentes de principios como sus amos. Así pues, en exclusiva mundial:


• Pase, pase, señor Sánches que le he traído una guardia de honor para que vea que esto es un país con todas las de la ley. Algo pobre eso sí porque ya ve que  los soldados van con alpargatas y fusiles viejos. Y eso es culpa de España, que nos roba y que…
 
• No, hombre, no señor Quemado (en este punto, uno de los tres asesores lingüistas, le interrumpe y le dice: presidente, que los apellidos no se traducen). Que aquello fue cosa de aquel vendedor gallego de puros y ahora ya lo estamos arreglando. Mire usted, señor mío que ahora somos plurinacionales e internacionalistas, que para eso tengo a Pablo de Galapagrado. Si habla con él, pasado el tiempo, usted se podrá retirar en Cuba, Venezuela o en Corea del Norte, donde podrá vender fuets a punta de pala y comprar botas para un ejército.
 
 
• Bueno, yo te compro hoy un bote del crecepelo ese que traes de “Sociolistil Plurinacionil”, Pere, pero tú me dejas invitar a mi relator folklórico a la siguiente reunión. Y no te preocupes que solo nos traerá los cafés y no le contará nada a nadie de lo que hablemos tú y yo. Que ya sabemos, pirata, que lo que vendemos los dos son cacharros usados y averiados. Pero con una diferencia: a mí me los compran y no protesta ni Dios y a ti te han dado un vale y, oju, en cuanto te enfilen sales por patas.
 
• Mire usted, Kim (se la comió el asesor), que aquí lo que tenemos es un conflicto político y yo he venido a hablar en nombre de todos los vendedores de más allá del Ebro. Estoy emocionado con el recibimiento. Dentro de dos semanas le voy a montar un sarao en Madrid con una fusión de calamares y butifarra en la mesa que ya verá usted lo plurinacional que va a quedar todo. Deme usted una oportunidad y yo le arreglo lo de su pena, lo de la cárcel de sus colegas y otras cosas.
 
• ¡Ay, Pere de Madrit! , lo de la cárcel me tiene frito (le muestra su espalda en la que se aprecia un puñal clavado con una inscripción que reza “Dels amics de Lledoners”). A mí me han matado los míos y ahora, te confieso, no sé ni quién soy. Me dicen que ya soy un zombie y voy funcionando en modo racial-automático pero creo que ya la he palmado, en realitat. Solo me animo un poco viéndome yo a mí mismo en la TV3.
 
• No te preocupes, King (aquí el asesor se desplomó), que a mí también me pegaron unas puñaladas guapas en Ferraz. Me compré un Peugeot viejo, me paseé por España vendiendo mi crecepelo y volví a mi casa con unos buenos fajos de billetes y me hice con la representación oficial de “Sociolistil Plurinacionil”. Oye, y después me forré vendiendo esa quincalla. Y más tarde me asocie a una parejita muy maja de emprendedores que viven en una casita. Y mira, ya son ministros con mi ungüento y con su cuento.
 
• ¿Y qué hacemos cuando salgamos, Sánches? Aquí fuera hay periodistas y esta mañana no me ha dado tiempo de comprarlos a todos. No quiero que se den cuenta de que soy un zombie y pasen de mí. Peor aún, que se lo cuenten a Junqueras y se escape de la cárcel para rematarme.
 
• Nada, Kin, tú sales con tu zambomba y les cantas esa cancioncita del relator, del referéndum, de los presuspulitics y del somunsolpoble, o como se diga eso. Y perdóname los fallos que estoy aprendiendo catalán en la universidad donde hice el doctorado y me tienen frito porque ahora quieren que vaya a clases. Fíjate tú.
 
• Vale, Pere ¡El Grande! Tú sales con la flauta esa de las serpientes y les cuentas lo de la comisión bilateral que haremos, cocido y escudella mediante. Diles también que te he regalado dos libros y que yo soy el president aunque no lo parezca. Y sobre todo, no les digas que estoy muerto, que tú eres un vivo. Ea, me voy a ver The Walking Dead y luego a ver si aprendo a bailar como el Michael Jackson.
 
Y colorín, colorado, este cuento ni por asomo se ha acabado.

Publicitat
Publicitat

3 Comentaris

Publicitat
#1 Sarah, Tabarnia, 10/02/2020 - 09:59

JAJAJAJAJA
Me vuelves a dejar anonadada con tu sentido del humor.
Gracias, José.

#1.1 pepe, andorra, 12/02/2020 - 12:33

si, es mejor reírse q llorar, pero teniendo en cuenta el montón de pasta q se están llevando estos presuntos choris q son nuestros administradores, mas q para llorar o reir, es para organizar una buena revolución a la francesa a todos los neo-señores feudales, q se piensan q pq no se sabe quienes son, están libres de recibir su castigo.

#1.2 José González , Barcelona , 17/02/2020 - 09:34

Se agradecen tus palabras y tus risas, Sarah. Te mando un saludo.