La Punteta · 19 d'Abril de 2021. 07:20h.

BERNARDO FERNÁNDEZ

Bernardo Fernández

Madrid desde la distancia

Cuando estas líneas salgan a la luz, ya habrá dado comienzo la campaña electoral para las elecciones autonómicas en la Comunidad de Madrid, que se celebrarán el 4 de mayo.

Empezaré este análisis de la situación, sin rodeos, de forma clara y contundente: el mandato de Isabel Díaz Ayuso al frente del Gobierno de la Comunidad de Madrid ha sido un caos, y para corroborar esa afirmación ahí van unos cuantos datos.

Tras año y medio al frente del Gobierno de la Comunidad, el balance de Isabel Díaz Ayuso es: ningún Presupuesto presentado a la Asamblea, una sola ley aprobada para poner en marcha una universidad privada y una reforma de la ley del suelo para facilitar los trámites de los constructores. Iniciativa que ha sido recurrida ante el Tribunal Constitucional por que fue aprobada sin el número mínimo de diputados presentes exigido por el reglamento. Como se puede comprobar un balance legislativo brillantísimo.

Por lo que respecta a los números sobre la pandemia, es decir, en el gobierno de lo concreto, y utilizando los datos facilitados por Sanidad, el pasado 9 de abril, Madrid es la comunidad autónoma con más casos confirmados, 640.656, el 19,18% del total. También es la comunidad con más personas contagiadas que han tenido que ser hospitalizadas y, a la vez, el lugar donde más afectados han tenido que ser ingresados en las UCI. De igual manera Madrid ostenta el triste record de ser la comunidad con más contagios entre el personal sanitario y, por el contrario, de las dosis de vacunas que han recibido Madrid está a la cola de todas las autonomías en vacunaciones realizadas. La campeona es Extremadura que ha suministrado un 88,1%, Cataluña un 87,2%, Navarra un 84,7%, mientras que la Comunidad madrileña se queda en el 83,3%.

Estas cifras nos dan una idea bastante ajustada de la gestión que ha hecho Isabel Díaz Ayuso al frente del Gobierno de la Comunidad de Madrid en el poco más de año y medio que ha sido presidenta. Si nos queremos adentrar en un análisis más político y escrutar los motivos que llevaron a la presidenta a convocar las elecciones de forma totalmente inesperada deberemos atender a otros parámetros.

Como por ejemplo que, unas elecciones en Madrid siempre son importantes y, si se me permite una cierta frivolidad, también tienen algo de morbo. Tampoco podemos perder de vista que la Comunidad madrileña tiene una proyección especial y desde hace veinticinco años Madrid ha sido escaparate y banco de pruebas de las políticas del PP. Quizás por eso, algunos analistas han calificado estas elecciones como unas primarias de la generales.

En mi opinión esa afirmación es un tanto exagerada. Ahora bien, no es casualidad que Ayuso busque el cuerpo a cuerpo con Sánchez. En el PP piensan que polarizar la tensión entre Moncloa y Sol favorece a su candidata. No obstante, podría suceder que, aún ganando las elecciones el PP, Ayuso no contara con los soportes necesarios para formar gobierno y es que Pablo Casado ha anunciado que no quiere consejeros de Vox en el hipotético gobierno autonómico, mientras que la actual presidenta se decanta con hacer entrar gestores del partido de Abascal en el sottogoverno.  Si eso ocurre, el enfrentamiento entre Ayuso y Casado estaría servido.

De todas formas hay encuestas que señalan que PP y Vox pueden llegar a obtener un 54% del total de los sufragios. Sí es así que nadie dude que esos dos partidos acabarán pactando, la fórmula será lo de menos.

Pero no son solo los populares los que se la juegan. También Pablo Iglesias ha decidido arriesgar al dejar la vicepresidencia del Gobierno para bajar a la arena de unas elecciones autonómicas. Es cierto que los pronósticos previos a la convocatoria anunciaban que Podemos podía quedar fuera de la Asamblea y los podemitas después de los batacazos del País vasco, Galicia, la escisión en Valencia y la quiebra en Andalucía no pueden permitirse más salidas de pista. Aunque si como parece, Más Madrid, el partido de Iñigo Errejón queda por delante, el fracaso de Iglesias será de los que marcan época. Ya me lo imagino buscando la puerta de salida porque no lo veo sentado en la bancada de la oposición de la Asamblea madrileña.

Tampoco a Ciudadanos les llega la camisa al cuerpo. El fantasma de no llegar al 5% y quedarse fuera de la Cámara tiene cada vez más posibilidades de hacerse realidad, y ellos lo saben.

Por lo que respecta al candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, tiene mucho a ganar y muy poco a perder. De hecho, ganó las últimas elecciones, pero sabe lo que es ser líder de la oposición, porque el pacto PP-Cs le privó de ser el presidente autonómico.  Además, si se observan determinados movimientos parece que el partido socialista está preparando un desembarco por todo lo alto en la Comunidad pensando en el próximo ciclo electoral que será en 2023, pero no nos avancemos a los acontecimientos.

Es posible que al hacer este análisis desde la distancia se me haya escapado algún matiz, pero también es verdad que la lejanía da una perspectiva que no se tiene cuando se está en la brega diaria.

De todas formas, todo está muy abierto. Hemos de ver cómo evoluciona la campaña y si se produce alguna alteración de lo que nos vienen anunciando las encuestas que, hasta el momento, señalan una victoria holgada de Ayuso sin mayoría absoluta.

Como se solía decir en la última página de los cómics en mi juventud: “continuará”.

Publicitat
Publicitat

11 Comentaris

Publicitat
#7 Juan, Barcelona, 22/04/2021 - 18:04

Después del papelón que hizo la señora Ayuso en el debate de ayer sobran los comentarios. Vergüenza debería darle por chula, maleducada y embustera.

#7.1 Perico, Matadepera, 22/04/2021 - 19:47

"No sonría, no sonría, no sonría" (el Moñas).
Pero si el Moñas estuvo agresivo y prepotente, como acostumbra, qué decir de Don Ángel, el ausente: lo único que dejó claro es que tan mentiroso como Pinóchez: "Pablo, Pablito, tenemos 12 días para ganar". De risa.

#6 Juan, Barcelona, 20/04/2021 - 17:47

Los datos son datos que hay que creer aunque no gusten, igual que el balance del trabajo realizado en la Asamblea , una ley para contentar algún amiguete y que los mecenas del PP estén contentos que hay que seguir con los sobres..., pero de otra manera.

#6.1 Perico, Matadepera, 21/04/2021 - 11:14

¿Datos, dices? Yo también di datos, pero no pienso repetirme. Una gestión no se valora por 4 datos sobre la pandemia, no mucho peores a los del resto (e ignorando además las realidades de IFEMA o el Zendal). Ayuso ha pasado del 22,21% de voto real en 2019 a una intención de voto del 40 al 44% y eso no se consigue con una gestión "caótica".

#6.2 Perico, Matadepera, 22/04/2021 - 12:19

Datos del 20 de abril: Madrid: 1.964.465 dosis entregadas, 1.718.899 dosis administradas, 87,5% de administradas sobre entregadas, una décima por encima de la media de administración por CCAA (87,4%). Fuente: https://www.mscbs.gob.es/profe sionales/saludPublica/ccayes/a lertasActual/nCov/documentos/I nforme_GIV_comunicacion_202104 20.pdf

#6.3 Perico, Matadepera, 22/04/2021 - 12:32

El dato que he ofrecido arriba a lo mejor no te gusta mucho, amigo Juan, pero, como bien dices, es un dato y, además, proporcionado como debe hacerse: citando la fuente de manera que sea fácil de comprobar y contrastar. Le recomiendo a Fernández, que dispone de mucho más espacio que yo, que lo haga así en lo sucesivo.

#5 Juan, Barcelona, 20/04/2021 - 16:43

El colega Perico no disimula, cuando le tocan su amado PP salta y se pone a la defensiva como gato panza arriba. Fernández hace un análisis objetivo de la situación en que está Madrid, pero uf, no hay más ciego que el que no quiere ver, ¿verdad Perico?

#4 Perplex, Barcelona, 20/04/2021 - 16:24

Al Sr. Fernandez se le nota mucho el sesgo PSC. Leyendo su artículo se infiere que sólo la Sra Ayuso a gestionado mal la pandemia....

#3 Perico, Matadepera, 20/04/2021 - 13:19

Además, lo normal es que cerebros bregados y privilegiados como los de Redondo, Sánchez, Iglesias y demás se coman con patatas a una alfeñique, novata, tonta, caótica e IDA Ayuso. Así que no sé por qué están tan nerviosos y desesperados.