Publicitat
La Punteta · 24 de Juny de 2014. 15:27h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

Marx ha muerto

El pasado domingo me entretuve leyendo las dos entrevistas que publicaban, en El País y en el Ara, a Eduardo Madina (Bilbao, 1976), la esperanza blanca del PSOE. Pero, con franqueza, a estas alturas todavía no sé qué piensa.

En El País, en efecto, hablaba de construir "un proyecto de profundas transformaciones en la economía, el modelo social y las libertades públicas y la ordenación territorial". También de "transformar nuestro aparato productivo", "mejorar la cohesión social" o "una apuesta por los derechos y libertades públicas".
 
Quizás en el Ara, dentro de la vaguedad, se mostraba un pelín más concreto pero tampoco alcancé a entender cuál era su "proyecto de cambio". En este caso se explayaba sobre "la intensificación de las políticas de competitividad" o "la redefinición del modelo social".

También de la "creación de puestos de trabajo de calidad" pero mucho me temo que eso lo queremos todos. Yo hace casi treinta años que me dedico al periodismo y lo vengo oyendo desde entonces. El cambio de modelo productivo es un clásico de todas las campañas electorales. Así vamos.

Finalmente, proponía un "incremento notable de la inversión en educación pública" pero lo que no contaba es cómo financiaro. E incluso "el blindaje constitucional de la sanidad y la educación", que me recordaba la famosa reforma constitucional del 2011, aquella pactada de prisa y corriendo por el PSOE y el PP bajo los auspicios de Angela Merkel. Como si la estabilidad presupuestaria fuése cosa de letras en vez de números.

Al menos afirmaba que "necesitamos una reforma de las administraciones públicas" pero cuando aquí CiU lo intentó tras las elecciones del 2010 -entonces tenía 62 diputados, no como ahora-, el PSC se opuso con uñas y dientes. Yo me encontré a más de un dirigente socialista en las manifestaciones de funcionarios.

Al día siguiente, para continuar la sesión de sado, me entretuvé leyendo la crónica que publicaban en La Vanguardia sobre otro de los candidatos, yo diría que el candidato sorpresa, Pedro Sánchez, que ha reunido ya los 20.000 avales necesarios.

Pero, en este caso, su única medida concreta era meterese con la Iglesia que, en este país, siempre da rédito. Y lo digo yo que soy agnóstico. Defendia un "verdadero Estado laico", derogar el concordato con la Santa Sede y revisar "a fondo" todos los privilegios fiscales. Debe decirlo por la exvice María Teresa Fernández de la Vega que, para suavizar las relaciones con el Vaticano, tras la ley del matrimonio homosexual y la del aborto, elevó el porcentaje que la Iglesia católica recibe vía IRPF.

El PSOE tiene dos opciones para salir del atolladero: o intentar competir con Podemos -pero creo que para eso ya está Izquierda Unida- o convertirse en una oferta de gobierno atractiva para las clases medias.

Perdonen que vuelva a citar La Vanguardia pero como decía el pasado 13 de junio el periodista Florencio Domínguez en una coumna: "La tentación de radicalizarse que experimentan algunos miembros del PSOE para detener la pérdida de votos por la izquierda los empuja a olvidarse que para ser alternativa de poder y aspirar a volver algún día a la Moncloa deben competir sobre todo por los votos del centro, sin los cuales no hay una esperanza razonable de volver a ser lo que fueron".

Háganle caso. Marx ha muerto. Las elecciones, en efecto, se ganan desde el centro. Felipe González consiguió 202 diputados en 1982, sólo tres años después de haber renunciado al marxismo.

 

 

Web personal

Twitter

 

 

 

Publicitat

14 Comentaris

Publicitat
#13 Ernst, BCN, 26/06/2014 - 11:24

El que ha mort és el neoliberalisme, malgrat que encara en patim les consequències, i de clases mitjanes cada vegada n'hi menys. Un zero per l'article.

#12 ramon, barcelona-c, 26/06/2014 - 11:12

Com quasi sempre, interessant tema, estiguis o no d'acord.La realitat socio política espanyola es pobre democraticament diría una societat "hopeless" amb dos corrents predominants del nord i del sud. Una la dels "listillos chulescos",(maleni) de l'altre un cinisme guarnit d'intolerancia profunda.

#11 Albert, Cat, 25/06/2014 - 15:33

Un pamflet liberal i de dretes en la línia ja habitual de la marca Rius.

#11.1 pepe, andorra, 26/06/2014 - 00:48

muy bueno, el pravda de la peor epoca de la guerra fria, no lo hubiera dicho mejor. Pero es lo de siempre, ni sabes lo q es ser liberal, la acepcion española, no yanki, ni sabes lo q es ser de derechas, bueno, si, sabes, pq te han adoctrinado para eso, q ser de derechas es muy malo, muy malo. Tipico

#9 Kropotkin, Vic, 24/06/2014 - 18:02

La solución es convertir a todos los parados en trolls de e-noticies. El paraiso marxista estelado... Jua, jua, jua,...

#8 neike, andorra, 24/06/2014 - 17:30

Si, arrimándose a la derecha les ha ido muy bien... el PP y el PSOE peleándose por los votos de las "clases medias", ¿y que pasa los ciudadanos de clase baja, que dicho sea de paso, somos la mayoría?

#8.1 pepe, andorra, 26/06/2014 - 00:50

y q mas da derecha q izquierda? no has visto q ha pasado con DA en Andorra? se le voto para una cosa y ha implantado el IRPF, la revision del acuerdo aduanero del 91 y la cesion de soberania a la UE a cambio del plato de lentejas de q los banqueros andorranos tengan libertad de mercado.