Publicitat
La Punteta · 4 d'Abril de 2018. 12:03h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

Mi amigo Agustí Colomines


El Gobierno español se ha follado -en expresión coloquial- a la directora de la escuela de policía de Catalunya, Annabel Marcos, después de trascender que había llevado urnas para el referéndum a pesar de todas las interlocutorias del TC.

Annabel Marcos (Tortosa, 1968) no había hecho otros méritos para el cargo que -además de ejercer de abogada durante cinco años- quedarse sin escaño en el 2015. Sustituyó en la dirección a Núria Aymerich, a la que que cesó Jordi Jané en cuanto lo nombraron consejero de Interior. Era de Unió y no había que dejar títere con cabeza.

Jané, por cierto, sigue agazapado en el departamento como coordinador de seguridad. Un cargo creado ad hoc. No hay precedentes de un consejero que haya permanecido vinculado a la consejería tras haber alcanzado la cúspide.

Al que encuentro que ya tardan en cesar es a Agustí Colomines, el director de la Escuela de Administración Pública, por decir que el exportavoz de Ciudadanos en el Palament, Jordi Cañas, le producía “asco” y era un “miserable”.

Como aquel fotógrafo que le llamó un día "chuloputas" estando convenientemente acreditado por la cámara catalana. Un respeto: Cañas ha sido diputado. En privado no es tan fiero como lo pintan.

Además, pertenece a un partido que ganó las últimas elecciones con 1,1 millón votos. En cierta manera está insultando a todos estos catalanes.

Pero, vamos, como si fuera de la CUP, que no llegó a los 200.000 votos. Hay cosas que un alto cargo no puede decir.

Conmigo fue más generoso y me llamó chantajista, ladrón, idiota, hasta -en persona- facha. En Catalunya todos los que no pensamos exactamente como ellos somos fachas.

Han llamado "fachas" incluso a personas de la izquierda que pasaron por las cárceles de Franco. En mi caso da igual porque yo soy sólo un plumilla -digital pero plumilla al fin y al cabo- y ya tengo otra manera de defender mis derechos.

Agustí Colomines tiene un largo historial de servicio a la causa: a los partidos unionistas -2,2 millones de sufragios en total- ya los comparó con “la Catalunya de Vichy”, encontró “asqueroso” un artículo de Joaquín Coll publicado en El Periódico, llamó “gilipollas” a un dirgente de SCC, "insultante" a Ignasi Guardans e "histérica" a Andrea Levy. Hasta salió un día "barriendo unionistas" en un programa de una tele pública.

Creo que la última víctima ha sido hasta un indepe de piedra picada como Bernat Dedéu, al que ha bloquedado en twitter. Y eso que ambos colaboran en El Nacional, el digital de Pepe Antich.

Lo increíble es que, con este impecable currículum, Colomines haya continuado al frente de la citada escuela. ¿Qué les enseñan a los funcionarios y altos cargos que pasan por el centro? ¿A odiar a España? ¿A cagarse en el rival?.

De hecho, nunca tendría que haber llegado al cargo porque antes fue seis años director de la Catdem, la fundación de Convergencia, en pleno caso Palau. Parece que nunca se enteró de nada. Yo todavía estoy esperando que hagan aquellos conciertos de música clásica a cambio de los cuales Millet se comprometió a dar 600.000 euros al año a CDC.

Pero fue, sin duda, en agradecimiento a los servicios prestados. Agustí Colomines ha sido uno de los gurús -así nos ha ido- no sólo del procés sino también de la lista de JxCat. Una diputada creo que le debe hasta el escaño.

Hay que reconocerle, en todo caso, cierta honestidad intelectual. Fue también el primero en admitir que todo esto del derecho a decidir era una “chorrada” que se inventaron para convencer al personal. Lo que no entiendo es porqué entonces continuaron adelante.

Su continuidad en el cargo -por favor: ahora que no lo cesen, harían de él una víctima- demuestra en todo caso dos cosas. Primero, que a pesar de las críticas Rajoy optó por un 155 light. No se atrevieron a más. Incluso TV3 continua dando la tabarra.

Segundo, que la influencia del delegado del Gobierno, Enric Millo, en las decisiones del Consejo de Ministros, es escasa y colateral. A pesar del poder que le atribuyen por aquí. Casi lo tratan de virrey.

Da igual. Espero que tengamos Agustí Colomines para rato. Es una radiografía andante del proceso. El procés hecho patas. Por eso ha empezado a generar anticuerpos en una parte importante de la sociedad catalana. Si éste es uno de los cerebros del lío en el que nos han metido -por llamarlo de alguna manera- apaga y vámonos. Catalunya está perdida.

Publicitat

18 Comentaris

Publicitat
#17 el último que cierre, Canovejas, 11/04/2018 - 15:24

El personajillo en cuestión no llega ni a mediocre. Pero abunda tanto esta especie en el prusés, que quedan mimetizados. La valoración de estos "próceres" mejor hacerla a granel.

#15 Tirant, Bcn, 08/04/2018 - 13:45

Colomines, siempre viviendo de los enchufes separaratas y las subvenciones del Régimen ... Y conspirando en las filas del golpismo ...

#14 Maria Padilla , Barcelona, 05/04/2018 - 11:07

A banda d'omplir de groc l'EACat, el Sr. Colomines no ha fet gaire cosa més:mireu al seu web la pobresa dels cursos i materials que "ofereix".
I un dia, estimat Rius, hauries de murar l"Autoritat Catalana de Protecció de Dades, un altre exemple d'inoperància guarnida de groc.

#13 pepe, andorra, 05/04/2018 - 11:02

me parece q ahora el asunto en la prensa del movimiento y la q depende de la publicidad de bancos y estado es como echar a Cifuentes pq no se baja del burro en lo del impuesto de sucesiones alguna otra cosa mas, por ejemplo, q parece q puede ser competencia para Soraya una vez Rajoy haya destruido del todo lo poco q queda del PP.

#12 Albert, BCN, 04/04/2018 - 22:09

Un tio resentido con el mundo no se sabe muy bien porque. Hay muchos asi entre los "indepres" jejeje