Publicitat
La Punteta · 5 de Maig de 2020. 09:34h.

MIREIA DEL POZO

Directora Plusvàlua Dones

Monomarentalidad en tiempos de COVID19

Photo by Janko Ferli

El caso de las familias monomarentales ha puesto sobre la palestra estos días de COVID19 una realidad que debemos cambiar de forma urgente : la invisibilización que se les da como sociedad. Para empezar, remarquemos familias monomarentales y no madres solteras porque desde un punto de vista léxico y semántico "madre soltera" da la imagen de que "falta algo" y la antropología ya ha apuntado que se trata de un término de tiempos pretéritos. Los vocablos "familia monomarental" son el término adecuado porque recoge que toda responsabilidad, ingresos y cuidados, recae en una sola persona: la madre.

Debemos hacernos una serie de reflexiones y una buena investigación, aterrizándola en la realidad actual de confinamiento por el Covid19, pues las consecuencias de la pandemia son diferentes por razón de género. Las crisis, y ahora estamos empezando una, se ceban siempre especialmente con los colectivos más vulnerables y uno de ellos son las mujeres, a quienes el confinamiento les ha afectado a nivel laboral, económico y personal (como a tantas personas y familias) pero si dentro del colectivo de mujeres nos centramos en las familias monomarentales, los datos hablan por si solos.

En España, según datos del Instituto Nacional de Estadística, hay 1'8 millones de familias monoparentales, de las cuales 1'5 millones son monomarentales y 300 mil encabezadas por hombres. El propio Instituto Nacional nos indica que la pandemia se ha cebado especialmente en el colectivo de las familias monomarentales, donde la tasa de desempleo es mayor que en la media de la población. A menudo trabajan a media jornada para poder conciliar con los horarios escolares de sus hijos y tienen un trabajo más precario. El Instituto Nacional señala que el 42'9 de dichas familias se encuentran en riesgo de pobreza.

Enlazándolo con la pobreza, los datos de la ONG Save The Children nos indican que España es el 3er país de la Unión Europea con mas niños y niñas pobres, exactamente 1 de cada 3, por lo tanto estamos hablando de 2'1 millones. Desde mi programa Plusvàlua Dones (Plusvalía Mujeres) hemos aprovechado para hablar?con la Federación de Asociaciones de Familias Monomarentales de España y nos alertan que muchas de estas mujeres se dedican al sector de los cuidados, dónde les han dicho que no vayan y no cobran. 200 mil (que se sepa) trabajan sin contrato y existen muchas situaciones irregulares, no pudiéndose acoger a ayudas.

Escarbando en las políticas públicas y decretos de apoyo a las familias monomarentales, hay 5 CCAA que tienen: Cataluña, Valencia, Aragón, Navarra y Cantabria. El ámbito judicial nos indica que son pocos los hombres divorciados que tienen la custodia completa. Hablando por teléfono con diferentes testimonios, nos aterrizan aún más estos datos y realidad en tiempos de Coronavirus definen su situación así:


• estamos mi hijo/a y yo solos
• no hay nadie al otro lado
• es todo muy difícil

Ir al supermercado se ha convertido en una carrera de obstáculos: muchas cadenas no les dejan entrar, con lo que ir hasta un supermercado que les permita entrar con los niños a hacer la compra a veces comporta una excursión de 20 minutos ida más la vuelta, no permitiéndoles pues cargar demasiado. En las colas otros ciudadanos les increpan, les piden explicaciones de porque están allí con un niño, haciéndoles sentir malas madres, llevándolas a sentirse juzgadas, vigiladas y fiscalizadas, pero ayudadas para nada. Lo que ir a hacer la compra antes eran 15 minutos hoy es una hora y media para ellas y la "conciliación" ¿dónde ha quedado? Los abuelos y las abuelas son el apoyo fundamental para las familias en España. Para las familias monomarentales se trata de un apoyo no sólo fundamental, sino transcendental. Pero los abuelos, 3a edad, es el colectivo más aislado en la actual situación. Por otra parte existe la red de acompañamiento porque... ¿os habéis planteado qué pasa cuando una madre monomarental se pone enferma? ¿Y si en tiempos de Covid19 deben ingresarla?

Lo que queda claro, y ahora más que nunca, es que los cuidados son imprescindibles para la subsistencia del ser humano. Esto nos hace volver al concepto etimológico de economía y lo que el feminismo lleva décadas reivindicando.

Mireia del Pozo

Asesora en diversidad, igualdad y género. Formación de portavoces

Directora Plusvàlua Dones

@MireiadelPozo

 

Publicitat
Publicitat

3 Comentaris

Publicitat
#3 Toni, Tabarnia, 11/05/2020 - 12:01

Qué es eso de monomarentalidad? Será monoparentalidad, no? "parentalidad" no viene de padre, viene de pariente y por lo tanto no hace referencia ni a la madre ni al padre.

#2 Dalmau Sugranyes i Cucurull, BCN, 09/05/2020 - 23:55

No estoy de acuerdo con que se retuerzan las palabras fuera de la propia lógica de la etimología. "Parens" viene del latín y no tiene género específico como no lo tiene "engendrar". Fuera de esa lógica, lo único que se aporta es desprecio por la semántica; podría entenderlo si el malo fuera "El Semántico", pero ni por esas. Muy mal.

#1 Barretina a rosca, Black hole, 09/05/2020 - 10:42

Con la excusa del lenguaje inclusivo se utiliza el término monomarental que EXCLUYE ipso facto a un grupo de familias monoparental.

Los hijos y padres de familias monoparentales no deben tener ninguno de los problemas de las familias monomarentales y a los mas débiles que son los menores o hijos por tener padre quedan excluidos.

En fin!.