Publicitat
La Punteta · 3 d'Agost de 2020. 13:33h.

JOAN FERRAN

Joan Ferran

O Barcelona espabila, o...

Creo que el equipo de gobierno que dirige Ada Colau debería seriamente empezar a preocuparse. Son muchas, y autorizadas, las voces que alertan del deterioro vital de la metrópoli ante la ausencia de estrategias políticas meditadas. La pérdida de imagen de la ciudad, y la falta de ilusiones colectivas, transportan a la capital de Cataluña al reino de la somnolencia y la siesta. Y todo esto que les digo no lo airean sólo los grupos de la oposición municipal, sino que nos lo cuentan personas tan acreditadas y respetadas como Lluís Permanyer, Marius Carol o Francesc Arroyo.

Estos analistas -que son un reflejo educado de lo que se opina en la calle- nos dicen que la ciudad vive de las rentas de un pasado que llegó a ser glorioso pero que hoy, la urbe, vegeta sin proyecto regodeándose en la improvisación. El barcelonés vive preocupado por la creciente inseguridad ciudadana, la okupación de pisos, la droga, el paro y el cierre de pequeños comercios. Esos son los problemas centrales y no otros de accesorios. Hemos pasado del famoso eslogan ‘Barcelona més que mai’ a un consigneo ideologizado, buenista y edulcorado más propio de un grupito de scouts que no de una ciudad con ambición que sueña estar de nuevo en vanguardia. Bien está que se incrementen los espacios peatonales y se estimule el uso de la bicicleta; perfecto, pero ello debe abordarse con la moderación que emana de la participación de los ciudadanos, la gradualidad y el conocimiento del espacio.

La preocupación por la movilidad crece exponencialmente con el uso privado del vehículo para evitar, por el virus, el transporte público. A día de hoy las cosas no se han hecho bien. Lluís Permanyer -por ejemplo- nos alertaba recientemente del bodrio aplicado en la Vía Layetana a partir de una decisión de despacho de Janet Sanz. Soy consciente del golpe que ha propinado la pandemia a la vida cotidiana en las ciudades de nuestro país pero, precisamente por ello, urge volver a políticas serias y sensatas. Conviene ser realista y alejarse de experimentos recogidos en el papel couche de los programas máximos electorales. Es en esos temas tan transversales donde debería manifestarse, con mayor contundencia, la cultura de gobierno atesorada por el socialismo barcelonés como antídoto contra la bisoñez de algunas decisiones.

Escribía Francesc Arroyo en ‘Metrópoli Abierta’ que Barcelona ha pasado de ser la famosa ‘Rosa de Fuego’ a convertirse en una planta mustia. Quizás tenga razón… O Barcelona y Cataluña espabilan o… ¡Uf!

Publicitat
Publicitat

9 Comentaris

Publicitat
#5 Un musclu, Bcn, 04/08/2020 - 14:17

Absolutament d acord pero amb prespectiva negativa. Ja no hi ha sol.lucio. l ultim que tenqui el llum

#4 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralitat, 04/08/2020 - 00:12

Es lo que pasa cuando se elige a una inútil activista como alcalde de una ciudad que le viene grande. ¿Queríamos Pudrimos?, pues ya tenemos la ciudad podrida. Suerte tenemos que en Valencia y Aragón mandan inútiles parecidos. Otros más competentes aprovecharían para desbancar a Barcelona definitivamente.

#3 M Pilar, Barcelona, 03/08/2020 - 16:31

su tardanza por lo que acabas cogiendo el coche. En cuanto a la cultura, no se si saben lo qué es. No aceptar la propuesta del Hermitage es de una miopia extraordinaria. Barcelona ha perdido peso en lo económico frente a Madrid, pero en lo cultural, qué desastre...!!!

#2 M Pilar, Barcelona, 03/08/2020 - 16:28

Es cierto, no tienen proyecto, aparte de conseguir que todos nos desplacemos en bicicleta. Desde luego no me opongo a que se reduzca el volumen de circulación de automóviles, pero no se puede empezar la casa por la ventana. Es necesario mejorar el transporte público, hay zonas que, no solo en agosto, es dificil no desistir de coger el autobús por

#1 Andreu, Mataro, 03/08/2020 - 14:55

Amb un parell d'amics varem intentar trobar un bar o restaurant que no fos xinès en la zona de Urgell Aragó i varem tardar 45 minuts. I d'això ningú en parla.

#1.1 Ganxet, Reus, 04/08/2020 - 11:33

A mida que els propietaris de bars de tota la vida es van jubilant el seu local se'l queden els xinesos per la sencilla raò de la gent d'aquí no vol un negoci que suposa, en molts casos, obrir a quarts de set del matí i estar al peu del canò fins a les 10 del vespre per treure un sou normalet. Això només està disposat a fer-ho gent de fora.

#1.2 pepe, andorra, 04/08/2020 - 23:19

como siempre ganchito no tiene ni idea de lo q pasa en Can fanga, te lo explico, el negocio de las mafias chinas, pq son mafias organizadas las q se quedan los bares de los gallegos, pq eran mayoritariamente gallegos los q gestionaban esos bares, el negocio repito, esta en el trasiego de permisos de residencia, cambian de camareros cada 6 meses....

#1.3 Ganxet, Reus, 05/08/2020 - 09:23

Ja tenim l'inefable Pepito bramant com sempre. No et canses?

#1.4 pepe, andorra, 06/08/2020 - 00:18

ya tenemos al trolete plasta de guardia quejandose de q alguien no sigue los dogmas por los q el vive y respira....No, no me canso, soy igual de plasta y brasas q tu y si no te gusta, es tu problema, q ya veo lo democrata q eres y lo q te gusta ver opiniones q no coincidan con la tuya.....Eso tiene un nombre y tu sabes cual es.....