Publicitat
La Punteta · 4 de Desembre de 2020. 13:12h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

Oriol, el valiente

Oriol Soler, en el FAQS de TV3

 

Al final Cayetana tendrá razón.

La dirigente del PP hizo un tuit tras el encarcelamiento de los líderes del proceso en el que hablaba del “valor pedagógico de la cárcel”.

Se le echaron encima, claro.

Rahola dijo que era “pura maldad”.

Y Salvador Cardús, uno de los intelectuales más insignes del proceso, lo calificó de “cretinada”.

96143-carrahol.jpg

 

Pero, en efecto, en cuanto empezaron a caer penas de prisión se acabó el espectáculo.

Ahora en vez de exhibir carteles autoinculpándose acaban votando los Presupuestos Generales del Estado.

Como el exalcalde de Tortosa y actualmente portavoz de PDECAT en el Congreso, Ferran Bel.

70109-screensnapz029.jpg

 

Òmnium ya puso en marcha en octubre del 2019 una campaña de autoinculpaciones y los resultados fueron francamente mejorables.

Quince días después se habían autoinculpado 432 personas en Barcelona ciudad, 30 en Gerona, 91 en Lérida y 21 en Tarragona, según datos oficiales del TSJC.

No es para tirar cohetes, la verdad.

Viene a cuento esta introducción por los detenidos en la Operación Volhov.

No quiero ser malpensado pero han bastado 48 hora en el calabozo para que Oriol Soler haya visto la luz.

Bueno eso y probablemente estar acusado también de cuatro delitos: malversación de caudales públicos, prevaricación, blanqueo y tráfico de influencias.

Y que conste que la causa me sigue pareciendo muy endeble judicialmente hablando. Pero yo no soy abogado.

En todo caso nos ha permitido ver cómo hacían negocios -¡y se quejaban del palco del Bernabéu!- y el perfil moral de algunos personajes.

Porque Oriol Soler -junto a Xavier Vendrell y Davi Madí- eran miembros de lo que pomposamente algunos bautizaron como el estado mayor del proceso.

A mí, llamarlo estado mayor, ya me pareció un exceso de optimismo.

El exconsejero Santi Vila ya explica en su libro autobiográfico que aquella famosa noche del 25 de octubre se llenó el Pati dels Tarongers de advenedizos, oportunistas y trepas.

“Grupitos de políticos, asesores, periodistas afines y diversos tertulianos” que aparentemente “formaban parte de la inteligencia del proceso” (1).

Aquello, como mucho, se parecía a un foc de camp. Sólo faltaba que pegaran fuego a los naranjos.

Pero, entre estos, Oriol Soler era uno de los más importantes.

Era de la colla dels “apreteu”, del “dempeus”, del "fins al final".

Ahora ha hecho autocrítica en una entrevista en Vilaweb.

“No quiero la independencia si no somos más”, ha declarado.

No es el primero en expiar sus culpas a través de este medio.

Toni Soler ya salió el pasado mes de junio y reconoció que “no hay nada que lleve a la independencia ahora mismo".

A este paso Vicent Partal, el director del medio, tendrá que entrevistarse a sí mismo.

Todavía circulan por internet alguna charla suya en la que afirmaba en junio del 2017 “todo estará preparado”.

Como imprimir pasaportes y poner “los Mossos en la frontera con Andorra”.

Pero de todos Oriol Soler es uno de los más importantes.

Él fue el director de campaña de Junts pel Sí en las elecciones del 2015.

En aquella noche electoral del 27-S fue el que les dijo a Mas, Junqueras y Romeva que tenían que salir y decir que habían ganado.

A pesar de que ni siquiera habían alcanzado mayoría absoluta.

En realidad, hasta hicieron peor resultado que si hubieran ido por separado.

Las elecciones tenían que ser plebiscitarias y las habían perdido.

Uno de los testigos presenciales -Josep Martí, exsecretario de comunicación del gobierno de Mas- describió la escena así:

“En Junts pel Sí -explica en un libro posterior (2)-, transcurridos los momentos de conmoción inicial, el jefe de campaña, Oriol Soler, conminó a dejar claro que había ganado y que el programa había obtenido el aval de los catalanes. Catalunya debía ya despegar hacia la construcción del Estado propio".

Sobre el autor de la obra -marido entonces de la exdelegada del Gobierno con Aznar- ya hablaremos otro día porque pasó de militante del PP a independentista entusiasta.

Aunque ahora, tras el estropicio causado, también va frenando.

En el mismo volumen ya decía que “hay que ser honesto y decir las cosas por su nombe” (3).

Y eso que era de los querían convertir el Parque de la Ciudadela en una nueva Plaza Tahrir -como en Egipto- o aseguraba que todo estaba a punto "para el combate”.

En fin, el resultado es conocido. Mas salió y anunció a los cuatro vientos: “Hem guanyat, hemos ganado, we have won, nous avons gagné!”

Pese a que no se puede declarar la independencia de ningun país del mundo con menos de la mitad de la población.

En este caso el 47,8% de los votos.

Ello quiere decir que, si estamos como estamos -con el país institucionalmente arrasado- es sobre todo por personajes como Oriol Soler.

Nunca agradeceremos lo suficiente a esta gente cómo han dejado Catalunya.

 

 

 

(1) Santi Vila: "D'herois i traöidors". Pòrtic. Barcelona 2018. Página 46

(2) Josep Martí: "Cómo ganamos el proceso y perdimos la República". Ed Libros. Barcelona, 2018. Página 106

(3) Op. cit. pág. 161

Publicitat
Publicitat

10 Comentaris

Publicitat
#9 Luigi , Tabarnia, 08/12/2020 - 11:58

Los indios navajos ayudaron a las fuerzas armadas de EEUU a crear un código encriptado. Este es el sistema en el que Junqueras, no sin ironía, se ha inspirado para “esconder la financiación del referéndum independentista”. “Será muy difícil que el Estado pueda descodificar nuestras cuentas”, apunta Junqueras. Fuente LV enero 2017

#8 Luigi , Tabarnia, 08/12/2020 - 11:53

Sobre la malversación de fondos públicos yo diría que el juez Vidal ya dió una pista en el 2017 sobre una partida destinada al proceso : .No os diré en qué epígrafes de los presupuestos están incluidos, porque están debidamente camuflados, porque si no nos los impugnarían inmediatamente.
Y es que les encanta el protagonismo.

#7 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralitat, 06/12/2020 - 00:26

https://twitter.com/orue_s/status/1335118121741541376/photo/1

#6 A tu te'l diré, Ca meva, 05/12/2020 - 13:46

Rius, canvia "naranjeros" per "naranjos", fa mal als ulls.

I visca la republiqueta del 3%!

#6.1 Pepe, andorra, 08/12/2020 - 18:42

durante la guerra civil, se llamaba naranjeros a los subfusiles, se dice q durruti no murio asesinado por los comunistas o un desertor, si no q se les disparo el naranjero, en todo caso, lo de naranjeros, lo veo bien utilizado como satira de lo q pretendian y de lo q al final consiguieron. El naranjero no sirve de nada si eres un cobarde.

#5 A., Barcelona, 05/12/2020 - 06:07

La pocavergonya i fatxenderia dels patriotes és enorme. I en el cas del de "l'Estat Major" és infinita.