Publicitat
La Punteta · 7 d'Octubre de 2019. 18:53h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

Parlamento de juguete

 

Hace años el entonces diputado de CiU y exalcalde de Tarragona Joan Miquel Nadal dijo que el Parlament se había convertido en un Parlament de fireta. Parece mentira pero, con el tiempo, la predicción del que fuera también alcalde de Tarragona se ha convertido en realidad: el Parlament se ha convertido en un parlamento de juguete.

Por supuesto, en la actual cámara catalana hay plenos, comisiones, comparecencias e incluso mociones de censura condenadas al fracaso. Pero los parlamentos sirven, básicamente, para dos cosas: para elaborar leyes y para controlar al ejecutivo.

Y el actual -el período de sesiones empezó el 17 de enero del año pasado- no se caracteriza ni por una cosa ni por la otra. Que conste que no soy partidario de valorar un gobierno por su volumen legislativo sino por su liderazgo político pero este se traduce, con frencuencia, en leyes.

Por eso. El Parlament lleva en esta XII legislatura un total de ocho leyes, cinco en el último período de sesiones. Pero de las siete, ocho son a iniciativa de los grupos parlamentarios y sólo una a cargo del Govern: la creación de la Agencia de Salut Pública.

El resto son peccata minuta como la modificación de la Ley de Prestaciones Sociales, la modificación del CONCA o la supresión del consejo comarcal del Barcelonés aquejado de casos de corrupción.

También la modificación de la Ley de Renta Garantizada, de la Presidencia del Govern o de la Ley de medidas fiscales pero el Govern ha sido incapaz de tramitar, en dos años sucesivos, los Presupuestos. Y sin Presupuestos no se puede gobernar.

Es curioso el portavoz de JxCat, Eduard Pujol afirmó el pasado 26 de septiembre -tras el pleno en el que se coreó a favor de los CDR detenidos- que “quieren convertir este Parlament en una taberna” pero es no de los que aplaudió.

Mientras que la candidata de JxCat en Madrid, Laura Borràs, decía este domingo a raíz de la moción de censura de Ciudadanos que “el Parlament es la institución más importante donde estra representada la soberanía nacional”.

Mientras que el presidente del grupo parlamentario de ERC, Sergi Sabrià, también se ha quejado -en el pleno de la moción de censura- que “no tienen ningún respeto por el Parlament”. Finalmente, el del grupo de JxCat, Albert Batet, se ha preguntado si “¿respetamos al Parlament de Catalunya?”. Mira quién habla.

Y, desde luego, yo también creo que la moción de censura de Ciudadanos es para consumo interno: está dirigida sólo a potenciar Lorena Roldán como presidenciable y poner en evidencia al PSC de cara su electorado. Si querían presentar una moción de censura llega tarde y mal.

Pero los que tanto dicen querer Catalunya o respetar el Parlament lo tienen a medio gas. Aunque quizás lo peor de todo es que a Carles Puigdemont se le ha pasado por la cabeza crear otro Parlamento, un Parlamento formado sólo por independentistas: la Asamblea de cargos electos. Es el último as en la manga del exiliado de Waterloo.

Es cierto que es uno de los compromisos de Torra tras llegar a la presidencia junto el Consejo de la República, el comisionado del 155, la oficina de derechos cívicos y sociales o el fòrum cívico y social. Pero para los que, durante la Transición, gritábamos “Llibertat, Amnistia i Estatut d’Autonomia” la reinstauración del Parlament -clausurado durante 40 años por la dictadura de Franco- era una reivindicación fundamental. Ahora quieren crear otro.

Y tanto quejarse del 155 pero a veces da la sensación de que no hay tanta diferencia -en lo que hace a actividad- entre el Parlament cerrado durante aquellos seis meses y el actual. Rellenan su agenda con comparecencias y tareas varias. Algunas que, por su nombre, no puedes criticar ante el riesgo de que te llamen machista como el Parlament de les Dones.

Hoy mismo por ejemplo -martes 8 de octubre del 2019-, además de la reunión de la habitual reunión de la Mesa, hay una comparecencia del conseller de Educación, Josep Bargalló, para explicar el inicio del curso escolar -que entra dentro de las funciones de control al ejecutivo- y otras dos en la Comisión de Igualdad: la del presidente del Casal Lambda, Jordi Samsó, y la de la coordinadora de Amnistia Internacional, Adriana Ribas. Sin duda una dura jornada de trabajo en el edificio del Parc de la Ciutadella.

Publicitat
Publicitat

8 Comentaris

Publicitat
#8 Mesetario, Meseta, 09/10/2019 - 22:06

Xavier Rius: "¿Cerramos el Parlament?"
Xavier Rius: El parlamento catalán, básicamente, está casi cerrado.

#7 antifaz, Barcelona, 09/10/2019 - 16:02

Total, para lo que sirve. Ya de paso que cierren la autonomía. Pagaremos menos impuestos y viviremos más tranquilos.

#6 A., Barcelona, 08/10/2019 - 21:45

Anem cap a la Catalunya partida en 3-4 trossos. El show del parlament és només el reflex del que està per venir. "Madrit" por tenir culpa de moltes coses però els responsables principals de trencar Catalunya seran els nostres patriotes. Enhorabona cracks!!!

#5 Onofre de Dip, Barcelona, 08/10/2019 - 17:43

A Anglaterra, el Parlament va ser el trampolí per a una rebel·lió triomfant contra l’absolutisme. A França, els Estats generals varen ser testimoni del naixement de la sobirania nacional.
I a Catalunya...Doncs això que veiem cada dia: impotència i aldarulls de taverna.

#4 pepe, andorra, 08/10/2019 - 13:18

son como el reichstag en 1935....El coro mas caro del mundo.....