Publicitat
La Punteta · 27 de Maig de 2019. 11:20h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

¿Por qué sube la ultraderecha en Europa?

Sergi López y Ricard Ustrell, durante el programa de TV3, con una simpatizante de Marine Le Pen

 

Parafraseando a Pío Cabanillas, aquel político gallego que llegó a ministro de Justicia con la UCD: “han ganado los míos”.

Le Pen en Fancia, Salvini en Italia, Farage en Inglaterra, Kurz en Austria, Orbán ha arrasado en Hungría.

Hasta ha salido mi amigo Hermann Terstch aunque yo no le voté. Lo único que me duele es que ahora deje de escribir.

Sin ir más lejos, Marine Le Pen ha conseguido un 23,6% de los votos en Francia frente al 22,4% del presidente Macron.

Ahora díganme: ¿Ustedes creen todos estos votantes son unos fascistas, racistas, xenófobos e incluso islamófobos?

No, clases medias. E incluso clases populares. Si no no se entienden estos porcentajes.

Un día, en un programa de TV3, Ricard Ustrell se llevó a Sergi López a un míting del Front National -ahora Agrupación Nacional- a Fréjus, uno de sus feudos electorales en el país vecino.

El actor catalán afincado en Francia se quedó de piedra cuando se le acercó una fan y le pidió un selfie.

Era una mujer normal y corriente.

Por las apariencias, lo dicho: clase media francesa.

Hasta la chica le preguntó si había venido a ver si eran gente “gente normal”.

Ustrell, que no se lo podía creer, se la miraba sorprendido: no tenía cuernos ni cola de demonio. Tampoco mordía.

En cambio, aquí, nadie ha hablado de inmigración durante la campaña.

Los partidos ya se curaron en salud y celebraron una cumbre en Palau.

Firmaron un “Acuerdo para un debate resonsable sobre inmigrción y contra el racismo y la xenofobia”.

Que era lo mismo que decir que si hablabas de inmigración eras considerado automáticamente un racista y un xenófobo.

¡Hasta lo firmó el PP! ¡Que tremendo error, Alejandro!

En el fondo era una manera de no tener que hablar del tema durante la campaña.

Y vista la escasa obra de gobierno del presidente Torra -excepto descolgar y colgar pancartas- es de las pocas iniciativas políticas que se le conocen.

Pero, claro, él vive en Sarrià-Sant Gervasi, que no es Salt ni ca n'Anglada.

¿Por qué, en efecto, la inmigración es un tema tabú?

Al contrario, lo que hay que hacer es hablar de ella.

De sus ventajas pero también de sus inconvenientes.

No hacerlo es precisamente lo que hace subir la extrema derecha en toda Europa.

¿O es que no tiene tambén sus efectos? Incluso negativos.

¿Por qué los medios se empecinan en sólo dar una imagen positiva de la inmigración? Hay que exponer los pros pero también los contras.

¿Ya no recordamos las agresiones sexuales de menas en Santa Coloma o en Sabadell?

¿O su incidencia en la pequeña delincuencia? Como aquel atraco a una concejal del PDECAT en Arenys de Mar.

¿O los mil menores que se han fugado de centros de acogida de la Generalitat, según las últimas cifras?

¿O el impacto del top manta -descontrolado en Barcelona- en el pequeño comercio?

Incluso en la inseguridad ciudadana. ¿No recuerdan la agresión a aquel turista norteamericano?

¿O las batallas campales en el Raval? Y el tema de los narcopisos, también vinculado también en ocasiones al fenómeno migratorio.

Aquí el único que habla de inmigración, y sin tapujos, ha sido Albiol.

La izquierda ha dejado en manos de la derecha el tema, uno de los que más preocupan a los europeos según todos los sondeos y vistas las últimas elecciones europeas.

El resultado es también conocido: Albiol ha sacado once concejales, 37.000 votos, 13.000 más que su inmediata perseguidora, la exalcaldesa Dolors Sabater, que concurrió al frente de una candidatura conjunta.

Siete mil más, por cierto, que en las elecciones del 2015. ¿De dónde creen que salen estos votos? ¿Del PP?. No, de la izquierda.

Sí, hay que hablar de la inmigración. No hacerlo es simplemente esconder la cabeza bajo el ala.

Y no hacerlo ahora -llevamos ya muchos años de retraso- tendrá consecuencias funestas en el futuro en la sociedad catalana.

En un tema tan delicado como este hay que tomar decisiones rápidas cuando se producen los problemas. Luego es tarde.

Sólo recordar, a título de ejemplo, que el gobierno tripartito -en el fondo son los mismos que gobiernan ahora: el responble de inmigracion no ha cambiado- legalizó en el 2006 las bandas juveniles como entidades juveniles.

Ni que decir que el enfrentamiento entre bandas ha poducido ya muertos. Sin mecionar su impacto en el tráfico de drogas o en otros fenómenos vinculados a la seguridad.

Quedan advertidos. A mí me gusta predicar en el desierto.

 

Publicitat

14 Comentaris

Publicitat
#13 Feinmann, Valencia, 02/06/2019 - 23:31

Un buen politico tiene que decir la verdad a sus votantes. Si tienen que estar acordando entre los partidos el mentir a los ciudadanos de manera sistemática es que no tenemos un sistema de partidos, tenemos un CANCER DE PARTIDOS.

#12 PepetCabrejat, Deutchsland , 29/05/2019 - 08:10

Salvini, Farage, Orban...? En serio, Rius? De veritat creus que el populisme antieuropeista té la solució als problemes que dius? No fotem, aquests problemes es podrien abordar des de l'esquerra sinó fos pq l'esquerra que tenim pateix de 'bonisme acomplexat' en grau summum.

#11 Onofre de Dip, Barcelona, 28/05/2019 - 18:18

Bueno, lo que dijo el gran Pío Cabanillas, el único hombre que supo realmente entender, y torear, a don Manuel Fraga, fue algo así como: "Hemos ganado pero aún no sabemos quiénes". Gran personaje, y gran tipo, fue él quien enseñó a Aznar a eludir la siempre problemática sombra del León de Villalba.
Hoy harían falta políticos como don Pío

#10 Ya me gustaría un Albiol en l'Hospitalet, hospi, 28/05/2019 - 12:47

Ya me hubiera gustado un candidato como Albiol en l'Hospi, donde vivo. Pero ha salido una opción (Psc, como siempre, que no tiene simpatizantes, sino feligreses) que es muy buenista con la inmigración descontrolada, que se pasa "tomando", que vive hacinada en pisos patera y que no se integra en primera generación porque no les apetece, punto.

#9 tm, Gràcia, BCN, 28/05/2019 - 06:52

Està molt bé això que dius, però tot respon a l'esperit egòlatra que es gasta la penya quan vol imposar la seva raó. Com tots els partits d'ultradreta que volen imposar els seus criteris per damunt de la natural humanitat que ens governa des de sempre. Han guanyat els teus perquè ets un egòlatra. Només fa falta llegir aquest text.

#9.1 Pepe, Alacant, 28/05/2019 - 11:11

Inmigrantes legales sí, inmigrantes ilegales y delincuentes no. Tampoco es tan difícil de entender.