La Punteta · 9 d'Abril de 2022. 11:45h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

Puigdemont da vergüenza

A ustedes no sé, pero a mi como catalán Puigdemont em fa vergonya. Me da vergüenza.

No de ahora, de hace tiempo.

Lo que pasa es que sus última intervenciones en el Parlamento Europeo han aumentado todavía más, si cabe, está desazón.

La de él, Comín y Ponsatí.

El trio calavera.

Como habrán visto ya les cortan hasta el micro.

Antes iban de héroes, pero tengo la sensación de que poco a poco descubren que son sólo tres gruñones.

Al fin y al cabo el Parlamento Europe es especialista por acoger a frikis.

A finales de los 80 hasta Ruiza Mateos salió de eurodiputado.

Pero, como decía, sus últmas intervenciones me producen sonrojo.

Puigdemont echando balones fuera sobre su relación con Putin.

Comín hablando de franquismo.

¡Él, que es nieto del que le llevo las armas a Mola!

 

Además, no tiene ninguna credibildiad porque ha pasado ya por cuatro partitos.

Primero Iniciativa pero como no salió de diputado se pasó Ciutandas pel Canvi, el partido creado ad hoc por Pasqual Maragall.

Luego cuando se le acabó el mandato -había limitación a dos legislaturas- se pasó al PSC.

De ahí a Esquerra. En cuando le pidieron que dejara el escaño -tenía excedencia como profesor de Esade- se acercó a Puigdemont.

Igual que Clara Ponsatí.

Sus últimas intervenciones en los medios de comunicación -aquí que todavía le damos cancha- fue pedir el sacrificio de vidas humanas para alcanzar la independencia.

Incluso una “insurrección civil”.

¡Desde Bruselas!

De hecho, en cuanto el Reino Unido salió de la UE por el Brexit se apresuró a desplazar su residencia de Escocia a Bélgica -no sea que la fueran a entregar- entre reproches de las propias autoridades judiciales británicas.

Por eso. Ni siquiera son conscientes que, con la guerra de Ucrania, el clima internacional ha cambiado.

Ya no se le ve como “exiliados” o paladines por la libertad -no lo fueron nunca- sino como tres cascarrabias.

Lástima que, en Catalunya, no lo diga nadie excepto tres o cuatro desgraciados entre los que modestamente me incluyo. Un día veremos la luz.

El periodista Quico Sallés, declarado indepe, dijo hace unos meses que Torra no debería haber llegado nunca a presidente.

Lástima no haberlo dicho antes, Quico, porque lo sabíamos todos.

Pero con estos tres pasa lo mismo.

Y les aseguro que, a estas alturas, ya me da igual que nos los devuelvan o se queden berreando en Bruselas.

Casi prefiero que se queden en Bélgica. Dan vergüenza ajena.

Puigdemont se ha convertido en un estorbo. Incluso para los suyos.

 

Publicitat
Publicitat

9 Comentaris

Publicitat
#11 Kropotkin, Bic, 13/04/2022 - 07:14

Pues la verdad es que si. Pero ha tenido la suerte de representar muy bien al votante medio catalanoide paleto de las comarcas catalanas. Que lo difruten. Jua, jua, jua,...

#10 Antifa, L'h, 12/04/2022 - 18:18

Como parece que el mensaje 4 no entró insisto en lamentar la vergüenza que producen estos tres que consiguieron su escaño europeo gracias al recurso de Junqueras y lo único que están haciendo es denigrar la dignidad que mostramos el 1-o ante la mirada de toda Europa. Para cuando un cambio en Junts?

#9 barcelonés, Barcelona no es Cataluña, 12/04/2022 - 17:49

Puchi nunca ha sido un político, Albert Soler lo etiquetó a la perfección: "el vivales", calificación que se puede extender a toda esta caterva que se caracteriza por parasitar a los demás gracias a las manadas de quienes votan secesionismo con un sentimiento de superioridad frente a los demás, altamente injustificada, por cierto

#8 Coque, El Centro de Tabarnia, 12/04/2022 - 09:21

"Casi prefiero que se queden en Bélgica". Pues yo no. Me sentiría más cómodo si se fueran más lejos, Bélgica está demasiado cerca. Tal vez alguna remota isla del Pacífico-Sur en la que no haya conexión con el resto del mundo

#6 3X1, Barcelona, 10/04/2022 - 14:21

Que se'ls quedi Bèlgica per sempre més, els hi regalem i els catalans ens treiem de sobre aquests tres pebrassos