Publicitat
La Punteta · 3 d'Agost de 2014. 21:59h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

Pujol y la prensa catalana

Una de las críticas que se ha hecho a la prensa catalana a raíz del caso Pujol es que todos lo sabíamos pero nadie decía nada. Ya saben: las subvenciones, el coco del soberanismo, la pleitesía con el poder. Como aquí andamos en la abundancia, miramos hacia otro lado.

Lo cierto es que, en casi treinta años de profesión, yo he oído muchas cosas sobre los hijos de Pujol. Pero hay una máxima en periodismo que, lo que no se puede confirmar, no se puede publicar. Es de lo poco que aprendí en la facultad. Porque el periodismo se aprende en la calle.

Y, por descontado, las comisiones ilegales -en el caso de que les haya habido, de momento incluso a los hijos de Pujol hay que otorgarles la presunción de inocencia- son de las cosas más difíciles de demostrar precisamente porque son ilegales.

Hablando en plata: una comisión ilegal no deja rastro documental. Con frecuencia se camufla, mediante una factura, como el pago a un proveedor. Generalmente por un informe aunque este hecho a base de fotocopias. Como ocurrió con Filesa.

En el fondo, siempre que ha aflorado un caso de financiación irregular -o simplemente de desvío de fondos públicos al bolsillo de un particular es porque alguien enterado del hecho ha acabado hablando. En el caso de la financiación irregular del PSOE fue el tesorero. Con el PP todo parece indicar que es Luis Bárcenas. Y con Jordi Pujol Ferrusola, su ex Victoria.

A mí siempre me acaban diciendo: tú que eres periodista, investiga. Pero yo hago de periodista. No soy ni fiscal ni policía ni detective privado ni siquiera Superman. Al último que me lo dijo en twitter lo bloqueé por imbécil.

El Watergate, paradigma del periodismo de investigación, no hubiera avanzado sin Deep Throat. En el 2008 se descubrió que la famosa garganta profunda era el número dos del FBI, cabreado porque no le dieron el ascenso que le hubiera permitido llegar a director.

Aunque es cierto. Yo habría puesto la mano el fuego por Jordi Pujol pero sobre los hijos siempre había rumores. Pero incluso el tripartito, cuando llegó al Govern tras 23 años de pujolismo, anunció solemnemente unas auditorías internas. Tampoco ellos, con todos los mecanismos e instrumentos del poder a favor, encontraron nada.

Entonces publiqué un artículo constatando que, a pesar de todos los rumores, nadie había encontrado nada. Hasta me llamó el presidente Pujol -me pilló de visita en un sitio tan tétrico como Mauthausen-, para darme las gracias. Parecía emocionado y todo.

Unas semanas después me encontré a Oriol a la salida del Parlament y me dijo que su padre le había hecho llegar el artículo en cuestión. Quién lo iba a decir. Ara no ens ho pot fer això, president.

Y eso que yo no he sido nunca ni un pujolista convencido ni un antipujolista furibundo. Siempre he intentado valorar el personaje y su obra en su justa medida. Yo, por decirlo con otras palabras, no he hecho carrera profesional gracias a Pujol ni contra Pujol.

A finales de los ochenta, becado por La Vanguardia, era un simple stagiaire en el Consejo de Europa, en Estrasburgo, y vino en visita oficial. Como sólo éramos dos periodistas, una de Efe y yo, me sometió al típico paseíllo. Le dije que se equivocaba de suprimir la Corporación Metropolitana de Barcelona.

Aunque Pasqual Maragall iba empeñado en ponerle himno y bandera. Debió sorprenderse que yo, con veintitantos pocos años, le llevara la contaria. Había alcanzado la primera de las mayorías absolutas que le harían, hasta ahora, entrar en la historia.

Por eso, por una vez, prefiero no dar nombres para no cosechar más amistades. Pero, salvo alguna honrosa excepción, la mayoría de los que han hecho carrera gracias a él reniegan ahora abiertamente, enmudecen de golpe o miran cabizbajos para otro lado. En Catalunya, como en todos lados, ir por libre tiene sus inconvenientes. Pero, desde luego, también sus ventajas.

En fin, como les decía, yo había oído rumores sobre comisiones mensuales por el Palau de Mar -un edificio que aloja o alojaba el Departament de Benestar Social i Família- porque cuando fue alquilado la Generalitat pagaba la friolera cantidad de un millón de pesetas al día. Una fuente muy bien informada me prometió incluso papeles, pero nunca vi ninguno.

También me llegaron sobre comisiones por la venta de la sede de IBM en Barcelona, un magnífico edificio en la Vía Augusta, en plena zona alta de la ciudad. Ahora es la sede de la conselleria de Ensenyament. Bueno, no sé si todavía es la sede porque también está en venta.

Hasta pude contactar con algún exdirectivo de la multinacional norteamericana que, según mis fuentes, lo sabía todo. Pero cuando localizabas a alguien se echaba para atrás o saltaban todas las alarmas. En general, como decimos en catalán, todo el mundo suca. No publiqué ni una línia porque de nuevo quedó todo en agua de borrajas.

De hecho los únicos casos que alcancé a publicar -entonces andaba yo por El Mundo- son el caso Pallerols, que afectaba a Unió, y otro sobre la prisión de Lleida. No voy a volver a hacer un resumen del primero porque ya lo hice hace años pero me costó Dios y ayuda.

Recuerdo que visitaba algún centro de formación ocupacional y, lo primero que hacían cuando salía por la puerta, era llamar al departamento de Trabajo diciendo que había ido un periodista a hacer preguntas indiscretas.

Yo, con franqueza, los cursos de formación ocupacional los suprimiría. No he encontrado nunca un parado que haya encontrado trabajo gracias a ellos. Y sólo han servido como una fuente de financiación irregular de partidos, patronal y sindicatos. Como ha ocurrido recientemente en Andalucía o en Madrid.

El otro era la adjudicación del sistema de seguridad del nuevo centro penitenciario de Lleida -estamos hablando de los años 90-, a una empresa israelí. Aquí me salió un viejo conocido de los Pujol: David Tennenbaum -un diario serio como La Vanguardia lo rebautizaba este domingo como Tannemabum-, hijo del empresario del mismo nombre que había creado Banca Catalana con Florenci Pujol durante el franquismo.

De hecho, bajo la excusa de que los israelíes son buenos en materia de seguridad, creó una empresa poco antes de que le dieran el contrato. Incluso hallé más irregularidades: hizó de asesor del Departamento de Justicia, del que dependen las prisiones, y luego recomendó a adjudicarse sí mismo. Un lince.

La empresa ni siquiera estaba registrada por el Ministerio del Interior como obliga la ley y creo que hasta le abrieron un expediente administrativo pero desconozco si alguien tiró el hilo. En todo caso, yo hice lo que tenía que hacer: publicarlo.

Quizá lo más divertido de todo ello es que ni siquiera tenía sede social propia. Al contrario, estaba registrada en el bufete de abogados de Javier Nart, ahora flamante eurodiputado de Ciudadanos. Pero la cosa, más allá de alguna pregunta parlamentaria ahora no sé si del PP o del PSC, quedó en nada.

Sólo un detalle, la consejera de Justicia entonces era Núria de Gispert la misma que ahora es presidenta del Parlamento catalán. Aunque dudo que ella estuviera al corriente de las adjudicaciones de todo su departamento. Supongo que, del caso, se enteró por la prensa. Es lo habitual.

Bueno, bien mirado también publiqué alguna información sobre la sospechosa inclinación que tenía la Generalitat de contratar la empresa Teyco para la construcción de escuelas públicas. Una constructora propiedad de Carles Sumarroca, exsocio de Pujol también en Banca Catalana.

Pero aparentemente -más allá de la coincidiencia- todo era legal porque las adudiaciones se hacían con contrato público. Aunque ello tampoco es una garantía absoluta porque también se pueden hacer contratos a medida.

Carles Sumarroca hijo me invitó a comer en un reservado del Set Portes. No sé si con la intención de ofrecerme algo o de que yo se lo pidiera. Pero yo entonces, como ahora, era un pardillo y acabamos hablando del tiempo.

El nombre de la empresa ha resucitado recientemente, como la madalena de Proust, con el caso del Ayuntamiento de Torredembarra. Pero yo, si no tengo pruebas, no tengo porque dudar de la honorabilidad de sus gestores.

En fin, en la prensa catalana, hay de todo. Como en la de Madrid. Tampoco la defenderé en su conjunto porque nosotros vamos por libre. Recibimos de uno y otro bando lo cual me reconforta.

Pero me temo que el famoso proceso soberanista -del que yo soy firme partidario pero también crítico-, ha afectado a la neutralidad de más de un medio. Uno y otro bando nos piden adhesiones incondicionales. Y los periodistas hemos de hacer simplemente de periodistas.

De hecho, en e-notícies ni siquiera firmamos el famoso editorial conjunto sobre el Estatut -dicen que la idea fue de Rafael Nadal y José Antich-. Es cierto que no nos lo ofrecieron porque la prensa de papel, a la que le quedan dos telediarios, todavía mira con complejo de superioridad a la digital. Pero nos sacaron un peso de encima: tampoco lo hubiéramos hecho.

Good luck and good night

 

Xavier Rius es director del diario electrónico catalán e-notícies

 

Web personal

Darrers articles

Elogis

Insults

Twitter

Publicitat

41 Comentaris

Publicitat
#38 ALVAR TriBorn Catatonic, Bcn Españolaza, 07/09/2014 - 23:24

Lunes: Crakovia y Joel Joan.
Martes: reportajes sobre la independencia.
Miércoles: 300 años de los hechos del Borne.
Jueves: Polonia e inefable .Cat
Viernes: película americana (día de descando)
Sábado: Happy Day (folcklore local)
Domingo: Convidat Lluís Llach, Carod, Colau...
TV3%

#37 OMERTÀ, Barcelona, 08/08/2014 - 13:42

molt bé Xavier, però El Mundo sí que investiga. han de venir de fora per treure tota la merda perquè aqui ni la premsa investiga, ni l'oficina antifrau, ni la sindicatura de comptes, ni la Intervenció General / Delegada, ni els Mossos i ni la Fiscalia. Es veu que l'oasi català era omertà siciliana

#36 TELAMARINERA, Vilanova, 06/08/2014 - 20:54

¿y la ley de blanqueo de capitales?.. también de obligado cumplimiento en Andorra. ¿que ha pasado en Andorra, por la laxa aplicación de esta internacional norma?

#36.1 Roger, L'h, 07/08/2014 - 11:35

Nose como estaraahira pero hace pocos años lo de Andorra, era escandaloso. Conocia una persona k trabajaba en una inmoviliaria, y llamaba gente para comprar pisos diciendo abiertamente k era para blanquear dinero.

#35 enric, BCN, 06/08/2014 - 10:24

Y siguen nuestros esforzados periodistas catalanes...¡da gusto!
Los hijos de Pujol pierden sus privilegios feudales en la Cerdaña
http://www.libertaddigital.com/espana/2014-08-06/los-hijos-de-pujol-pierden-sus-privilegios-feudales-en-la-cerdana-1276525403/

#34 enric, BCN, 06/08/2014 - 10:19

Ya estamos a día 6 y la prensa catalana continua su batalla para informar a sus ciudadanos:

Oriol Pujol vetó informes de Medio Ambiente para lucrar a altos cargos de CDC
http://www.elconfidencial.com/espana/cataluna/2014-08-06/oriol-pujol-veto-informes-de-medio-a