La Punteta · 14 de Novembre de 2022. 18:32h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

¿Qué hacer?

 

Me voy a poner en plan Lenin: ¿Qué hacer?

Como se sabe el dirigente bolchevique publicó en 1902 un libro con este título. Fue un poco la biblia de la revolución rusa.

Porque, en efecto, la supresión de la sedición sólo sirve para constatar que los catalanes cuerdos estamos solos.

Pedro Sánchez ha suprimido hasta el delito del Código Penal.

Lo primero que me viene a la cabeza es: ¿Cómo va juzgar el Tribunal de Derechos Humanos de la UE el asunto si hasta el gobierno español lo suprime?

Alberto Nuñez Feijóo tampoco ha estado a la altura.

Ha anunciado que, si gobierna, volverá a incluirlo en el Código Penal. Una medida de cajón.

Pero yo lo vi descolocado.

No sé si por el jet lag. Al fin y al cabo acababa de llegar de América Latina.

Todo político recién llegado lo mandan de viaje al extranjero para dar imagen de estadista.

Con Pablo Casado hicieron lo mismo aunque luego le sirvió de poco.

Hasta los barones del PSOE -los más perjudicados- han hablado sólo con la boca pequeña.

En mi opinión la medida no servirá para “desinflamar” la tensión ni favorecer la “distensión” como aseguraba el domingo La Vanguardia.

Un poco como los indultos, que fueron concedidos a cambio de nada -el Supremo tiene la última palabra- y más bien sirvieron para dar argumentos a los condenados.

Es cierto que, a corto plazo, es una buena jugada para Esquerra: Junts -entre la salida del gobierno y ahora esto- no acierta una.

Lo único que quiere Pedro Sánchez es mantenerse en La Moncloa.

Es legítimo aunque no quiero ni pensar cómo dejará el partido y el país -en este caso España- cuando salga.

La supresión de la sedición no es la solución sino la cronificación del conflicto.

El propio Junqueras ya se ha ido a América Latina a denunciar la “represión del Estado español”. Es de bien nacido ser agradecido.

Por eso, los catalanes cuerdos ... ¿a quién tenemos?

A los socialistas, no; es evidente.

El PSC no quiere arreglar el lío catalán: sólo volver a gobernar. A tocar poder. No es lo mismo.

Ciudadanos tiene seis diputados en el Parlament, han inaugurado hasta una nueva sede pero la desaparición en Andalucía o Madrid no presagia nada nuevo. La sensación general es que el partido está amortizado.

El PP está al alza en las encuestas -como la última del CEO- pero tiene dos diputados en el Parlament.

El exsecretario general, Daniel Serrano, se ha quedado en el grupo mixto tras las acusaciones sexuales infundadas.

Vox, como primer partido de facto de la oposición, va a lo suyo pero siempre estará en un extremo del arco parlamentario. No es alternativa de gobierno.

Nos queda Valents, que no tiene representación parlamentaria.

Aunque por deformación profesional tiendo al escepticismo.

Yo, de momento, les llamo el Partit dels Arregplegats porque van incorporando a gente que ya ha pasado por uno, dos o incluso tres partidos.

Y con los medios de comunicación, lo mismo.

La Vanguardia, ya citada anteriormente, vende ahora la supresión de la sedición como en su día vendió los indultos.

Y El Periódico igual o peor.

Entones, ¿qué hacer?

Pues no lo sé.

Tampoco soy partidario de crear frentes electorales.

Ni crear nuevos partidos que pueden fragmentar todavía más el mapa político.

Pero quizá habría ir pensando en articular una alternativa política y mediática.

Yo me apunto ni que sea a pegar carteles, de eso sé.

Porque, del lío actual, no nos sacará La Moncloa ni el PP ni nadie.

Del lío catalán sólo saldremos si los catalanes nos ponemos manos a la obra.

Aunque no tengo ni idea de cómo.

 

Publicitat
Publicitat

21 Comentaris

Publicitat
#14 Andrea, Barcelona, 16/11/2022 - 19:27

Pues si no tiene idea de cómo hacer para que acabar con la lacra del independentismo, ¿por qué se atreve a arremeter contra el intento del Gobierno y los grupos que le dan soporte? ¿Obsesión contra el socialismo?

#13 Ciudadano Sinmitos, Barcelona, 15/11/2022 - 19:37

¿Qué hacer? Buena pregunta de Xavier Rius ante una situación que exige no quedarse inactivo.
Yo he llegado a la conclusión que hay que confiar y apoyar lo que digan y hagan los políticos de Inés Arrimadas.
¡Los partidos liberales europeos salvarán a Europa y el español salvará a España!

#13.1 Andrea, Barcelona, 16/11/2022 - 19:29

Jajaja! Vea como están en Países Bajos y bajando: liberalismo puro!

#12 Fèlix, Santa Maria de Besora, 15/11/2022 - 17:33

Desenganya't Rius. Cat no té solució. Viu ja una decadència sense precedents, absoluta i sense retorn. No hi ha cap principi sòlid, sols idees irresponsables, infantils i de flipats, que enfonsen qualsevol societat. En general passa a tota Europa (occidental) però lo d'aquí ho supera tot. Es una societat auto-desintegrant-se. Per decisió pròp

#11 Marcial Heredia, en tierra de cuñaos, 15/11/2022 - 16:51

Hay que ganar la batalla del relato. En Sánchez todo es mentira; en los independentistas las creencias son verdad, repletas de una profunda fe, aunque actúen virtualmente. Porque actualmente se revoluciona sin esfuerzo: si la cosa sale mal siempre se dirá que era broma, una "ensoñación". Si triunfa las consecuencias habrían sido muy reales.

#10 Luigi., Barcino, 15/11/2022 - 12:11

"Para que el mal triunfe solo se necesita que los buenos no hagan nada" Antes de plantearse que es lo que se puede hacer, debe extenderse la necesidad de que algo hay que hacer. A partir de ahí ,la sociedad civil, debe organizarse para canalizar dicha necesidad.