Publicitat
La Punteta · 1 de Gener de 2021. 09:03h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

Qué hay de lo mío

 

No me ha gustado -y así se lo he hecho saber a Alejandro Fernández- el fichaje de la hasta ahora portavoz de Ciudadanos en el Parlament, Lorena Roldán, por el PP.

Entiendo que es un buen fichaje para él y para su partido.

Quién lo iba a decir hace cuatro años: cuando Ciudadano sacó 37 escaños y el PP apenas cuatro escaños que ahora cambiarían las tornas.

Y da imagen de desbandada en la formación naranja tras los malos resultados en Madrid y la marcha también del exportavoz en el Ayuntamiento de Tarragona, Rubén Viñuales. En este caso al PSC.

Entiendo también que a Lorena Roldán le hicieron una putada.

Tras ser elegida candidata en las primarias la dirección encabezada por Inés Arrimadas decidió poner a Carlos Carrizosa.

La verdad es que cuando Carrizosa fue entrevistado en TV3 el pasado mes de julio ya se me puso la mosca en la oreja pero no intuí semejante jugada.

Hay que decir, sin embargo, que no es la primera vez que estas cosas ocurren.

Las primarias fueron un invento de la izquierda para presumir de democracia.

Pero a la hora de la verdad sólo el PP celebró unas primarias limpias: ganó Pablo Casado.

El presidente saliente, Mariano Rajoy, ni siquiera tomó partido por su candidata, Soraya Sáenz de Santamaría.

Neus Munté, por otra parte, ganó las primarias de Junts para ser alcaldable por Barcelona y luego pusieron a Quim Forn. En la lista hasta Elsa Artadi fue por delante.

Y Alfred Bosch venció en las de Esquerra. Al final hubo trueque: el candidato Ernest Maragall fue el candidato por el peso del apellido. Bosch no se quedó no obstante sin nada: fue nombrado consejero de Exteriores con resultados de sobra conocidos.

Pero si Lorena Roldán se sintió despechada o ninguneada haber dimitido tras la afrenta.

O haber pregonado a los cuatro vientos las diferencias que ahora dice que tiene.

Yo mismo le pedí una entrevista y obtuve la callada por respuesta.

No, calló para seguir cobrando.

Ahora el Parlamento ya está disuelto.

En todo caso hay que remarcar también que no es la única.

La clase política catalana da imagen de poca consistencia ideológica. De ser, en muchos casos, un qué hay de lo mío.

El número de tránsfugas y conversos ha ido en aumento en los últimos años.

El concepto de tránsfuga lo acuñó también la izquierda para vengarse de la derecha.

Ellos eran impolutos y no hacían estas cosas.

Me vienen a la cabeza algunos ejemplos de esta escasa consistencia.

La CUP ha puesto de cabeza de lista a una persona que ni siquiera es de su partido, Dolors Sabater, exalcaldesa de Badalona. Muy mal deben estar.

Joan Josep Nuet pasó de líder EUiA, que oficialmente se definen o definían como comunistas- a un escaño de ERC en el Congreso.

Todavía tengo alguna entrevista en la que se precia de ser un “federalista convencido” pero entonces no sé que hace allí. Hay que recordar que su predecesor, el malogrado Jordi Miralles, en cuanto dejo de ser diputado en el Parlament -llegó a ser secretario tercero de la Mesa- volvió a hacer de cartero.

Tiene un colega de escaño, Joan Capdevila, que pasó de Unió a Esquerra. Es cierto que en este caso dejó el partido de Duran o lo expulsaron pero el día que le pregunté que hacía un hombre de misa como él junto a Gabriel Rufián, que todavía se define como “marxista”, se enfadó.

A Elisenda Alamany la vi en apenas unos meses pasar de portavoz de los Comunes en el Parlament a acabar de concejal de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona tras el previo paso de fundar un partido propio que tiene más nombre de galaxia que de partido: Nova.

Dicen las malas lenguas que son ella y su pareja sentimental. La jugada no le salió del todo bien porque, como se sabe, Ernest Maragall no llegó a alcalde.

En la lista hay que incluir también al exdiputado del PSC Carles Castillo que, tras dimitir, será candidato de Esquerra por Tarragona supongo que en lugares de salida.

Pero déjenme decir que, la conversión es un fenómeno típicamente catalán que ha alentado el proceso.

El número de socialistas que se pasaron al independentismo en cuanto olieron el cambio en la dirección del viento o las oportunidades profesionales es cuantioso: el ya citado Ernest Maragall, Toni Comín, Ferran Mascarell, Joan Ignasi Elena, Jordi del Río.

Comín, tras pasarse a Puigdemont, no soltó el escaño y los otros dos siguen cobrando sueldo público.

De hecho el propio Raúl Romeva fue un converso porque pasó en apenas unos meses de eurodiputado de ICV a cabeza de lista de Junts pel Sí.

Pero, como he dicho, la conversión parece un fenómeno típicamente catalán como la butifarra o los castells: Macià y Companys también fueron conversos.

El primero pasó de teniente coronel del Ejército español a líder d’Estat Català y el segundo, tras salir al balcón el 6 de octubre, se le atribuye aquella frase de “ahora ya no podréis decir que no soy catalanista”.

El propio Mas fue un converso porque no se le conocen, en su juventud, no ya inquietudes catalanistas sino ni siquiera políticas.

Y Pujol, tras alcanzar la cima de Español del Año, se pasó también al independentismo en cuanto la justicia empezó a hurgar en sus hijos. Quizá un poco antes pero el muy honorable ya debía intuir alguna cosa.

En fin, Churchill también fue un converso durante una etapa de su vida -se pasó de los conservadores a los liberales para volver luego al redil- y Alejandro Fernández me recordó que hasta Ronald Reagan fue demócrata antes de ser republicano. Todos tenemos pecadillos de juventud pero unos más que otros.

Publicitat
Publicitat

8 Comentaris

Publicitat
#8 Manolo C. B., Sc, 06/01/2021 - 20:21

Eso de que el charnego Rufián sea marxista , será un decir. A ese le viene grand hasta ser churrero.

#7 Jon, Bcn, 02/01/2021 - 21:24

La decadencia de Catalunya va a la par con la mediocricidad de su clase política.
Vender como logro, el fichaje de una ex indepe y ex Cs , es para llorar.
Hacen falta caras nuevas , nuevas propuestas y nuevas ilusiones,
Dejar atras el lodazal actual y apostar por un futuro que apueste por mejorar algo la vida de los ciudadanos,

#6 JOSEP EL AVI DE CARDEDEU, UNA DONA PERJUDICA A UNALTRA , 01/01/2021 - 20:28

En pocas palabras resumire todo ,EL MOLT POSIBLE GRAN FRACÁS DE CIUTADANS , A LES ELECCIONS - 14-F . Tiene nombre de mujer .INÉS ARRIMADES .Ja es diu .TAL FARAS TAL TE TROBARAS .Aqui la LA PUTADA Que li han fet a ES .Le quitan SU CANDIDATURA BIEN GANADA i lo PITJOR DE TOT y ufa UNALTRA DONA INES ARRIMADES .

#5 Jvcs, Barcelona, 01/01/2021 - 14:13

Son una banda de crapulas y chupopteros de la teta publica .
Tenemos toda una legión de sinverguenzas que sin pudor venden hasta su madre.
Desgraciadamente , la mafia usa esto corromper la democracia por un sueldo de palangana !
Feliz año a pesar de todo a todos los honrados que no se venden !

#4 Rodri, Blanes, 01/01/2021 - 12:50

Rius, t'oblides del cas més escandalós: El Puma Castellà. Porta uns anys pidolant des que Unió es va disgregar i des de llavors és un no parar: Demòcrates, ERC, ara JxC...