Publicitat
La Punteta · 13 de Gener de 2016. 12:53h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

¿Qué hay de lo mío? (castellano)

En un libro publicado por Sant Jordi, Oriol Junqueras, decía que había que "desgubernamentalizar" los medios de comunicación públicos (1). Supongo que lo decía por Saül Gordillo al que acaban de nombrar, cuando ni siquiera hay todavía nuevo Govern, director de Catalunya Ràdio.

Mira por donde ERC está haciendo con Carles Puigdemont lo mismo que hizo con Pasqual Maragall: nombrar consejeros y altos cargos antes de que el presidente haya podido aterrizar en su despacho. A Maragall también le daban los gobiernos masticados. Pero ésto muestra una alarmante debilidad del nuevo presidente de la Generalitat. En teoría quien elige y nombra a los consejeros es él.

En fin, cuando los partidos -incluida ERC- dicen que hay que "desgubernamentalizar" los medios públicos quieren decir hay que poner a los suyos. Poner Saül Gordillo de director de Catalunya Radio es casi como si, en su época, los socialistas hubieran puesto a Toni Bolaño, por ejemplo. Haber puesto en este caso el jefe de prensa de Esquerra, Sergi Sol, que me parece que tiene más los pies en el suelo. Tanto monta monta tanto.

A Gordillo lo han mantenido hibernado durante los cinco años de gobierno de Convergència, pero como ahora como los suyos vuelven a cortar el bacalao lo han recuperado. CDC hizo lo mismo tras la travesía del desierto con el tripartito. Comenzó a recuperar a los suyos: a Jaume Peral lo nombraron jefe de informativos de TV3, a Jordi Català jefe de programas de Catalunya, a Joan Maria Clavaguera. director de la ACN.

Toda la peña (Francesc-Marc Álvaro, Marçal Sintes, Toni Aira, Vicent Sanchis, Vicenç Villatoro, Rafael de Ribot, Jesús Conte y no sé si me dejo alguno) irrumpió en masa en todo tipo de tertulias y vicarías. A alguno incluso les hicieron directores del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) o les dieron programas en la Xarxa, que depende de las diputaciones. Ahora, en la Xarxa, han puesto de director Miguel Martín i Garmisans. Muy amigo mío, pero había sido también jefe de prensa de ERC en Madrid.

Esquerra hará, pues, exactamente lo mismo que hizo Convergencia. De hecho, la Corpo siempre ha sido el caramelo más dulce en toda negociación para formar gobierno. Tradicionalmente se lo han dividido: TV3 para unos y Catalunya Ràdio para los otros. ¿Que se juegan ahora que en Televisió de Catalunya mantendrán Eugeni Sallent o pondrán a uno próximo a CDC?.

Precisamente -volviendo a Saül Gordillo-, creo que no me perdonó nunca un pieza que publicamos en e-notícies en el 2010 sobre los comunicadores del tripartito. De hecho, de toda la lista fue el único que cesó el entonces nuevo Secretario de Comunicación de Govern, Josep Martí.

En este caso para poner al frente de la ACN uno más cercano a Convergència: el citado Joan Maria Clavaguera, aquel que en la última Diada iba con la camiseta oficial de la V en una nueva muestra de la neutralidad de los medios públicos en este país. Durante los siete años del tripartito se había refugiado como profesor en la Blanquerna, que ha dado a menudo cobijo a convergentes y socialistas.

El único que se fue como un señor fue Manuel Fuentes -no le volverán a dar un programa en Catalunya: le falta pedigree soberanista- y otras como Sílvia Coppulo se reciclaron de acuerdo con los nuevos tiempos que corren. Todavía está. Ahora creo que presenta los fines de semana de Catalunya Ràdio.

Saül Gordillo hace anualmente una lista con los periodistas catalanes con más seguidores en twitter. Yo no salgo nunca. A veces incluso se le ha preguntado algún ingenuo que corre por la red: ¿cómo es que Xavier Rius no sale?.

Con franqueza, a mí me da igual. Pero si dices que es la lista con más seguidores en twitter no puedes obviar a nadie porque te cae mal. Es como si un periodista deportivo se dejara a Caicedo a la hora de hablar de la alineación del Espanyol, por ejemplo, porque es negro o le tiene manía. El detalle ilustra, en todo caso, el perfil psicológico del personaje.

El periodismo, en Catalunya, ha caído tan bajo que ser de un partido tiene premio. Por supuesto, también debe pasar en Madrid y en otros lugares del mundo. Pero lo que me duele es que pase aquí porque, en teoría, debemos construir un país nou donde estas cosas no pasaran nunca. Ni habrá corrupción. Y todos tendremos helado de postre cada día para comer.

Pero la verdad es que si eres cercano a un partido o al otro te ponen en las tertulias de TV3 o de Catalunya Ràdio -o en las dos-, sales cada dos por tres como ocurre ahora con José Antich -un día comentando la investidura y al día siguiente el caso Nóos-, o incluso te dan un programa como ocurrió con Toni Aira.

Al resto, ni agua. Esa táctica que ya aplicó Bilardo, un entrenador argentino del Sevilla. que cuando un jugador propio le quiso dar agua a un jugador contrario lesionado le dijo "al enemigo, ni agua". Eso sí, después es la revuelta de las sonrisas y ensanchar la base social del proceso. Si se descuidan. A este paso no llegaremos nunca.

El soberanismo se ha convertido para muchos en un trampolín profesional. Si eres de la cuerda tienes más posibilidades de encontrar trabajo. Recuerdo que a Saül Gordillo lo recolocaron en El Periódico como jefe de contenidos digitales cuando lo echaron de la ACN. Pero justo después de haber echado a 400 trabajadores en un expediente de regulación de empleo.

Por cierto, ¿adivinan quién se encargó del libro que he citado al principio? El propio Saül Gordillo. La intimidad con el líder de Esquerra debe tener también premio. Lo cuenta el propio Gordillo en el prólogo: fueron tres encuentros con los dos protagonistas y un montón de horas de trabajo.

A mí un día, cuando aún no era ni siquiera un historiador mediático, me vino a ver Junqueras para pedir si podía publicarle artículos en el e-notícies. No recuerdo si le dije que no o no nos entendimos. Qué grave error. Ahora tendré que seguir dedicándome al periodismo. Aunque, bien mirado, es lo que más me gusta.

Te deseo mucha suerte, Saül, en esta nueva etapa profesional que inicias.

 

Xavier Rius es director del digital catalán e-notícies

 

(1) “Revoltats. Oriol Junqueras i Justo Molinero”. Ara Llibres, Barcelona 2015. Pàg. 142

Publicitat

2 Comentaris

Publicitat
#2 Periodismo de Puerta Giratoria solo apto para , acríticos, 14/01/2016 - 14:47

El periodismo en Cat es una inmensa puerta giratoria que gira siempre hacia el mismo lado subvencionado, léase CDC.ERC,ICV,PSC y CUP ahora entrando en su cuota. Independientes con criterio hay contados con los dedos de la mano. El resto bebe del abrevadero. Otros ni eso,Terribas su máximo exponente

#1 Jesús Conte, Barcelona, 14/01/2016 - 08:28

no formo part de cap penya. No vaig a cap tertúlia des del juliol i intento guanyar-me la vida al marge de la política. De manera que no pensis en mi. Pensa en els que rebeu o heu rebut subvencions.