La Punteta · 27 d'Abril de 2022. 19:43h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

Robles, presidenta


Si yo fuera Pedro Sánchez cedería paso a Margarita Robles en las próximas elecciones generales.

Sí, ya sé que no debe ser fácil dejar el poder tras apenas cuatro años -dos legislaturas a trompicones- pero que me quiten lo bailao.

Podría dedicarse al Consejo de Estado -como Zapatero-, a viajes oficiales o incluso a dirigir el PSOE en plan bicefalia.

También a escribir las memorias. Sin duda un éxito de ventas.

Si escribió Manual de Resiliencia -o se lo escribieron- en el 2019 imaginen ahora tras la experiencia acumulada: Líder del PSOE contra pronóstico tras la dimisión de Rubalcaba. El candidato in pectore era Eduardo Madina.

Derrota del 2015 con 90 escaños.

Derrota del 2016 con 85.

Defenestracion en septiembre de ese año.

Dimisión como diputado en octubre. Cosa que le honra.

Pero recorre España con su Peugeot 407 -40.000 kilómetros- y vuelve por la puerta grande.

Gana a Susana Díaz en las primarias. En aquel mitin con toda la plana mayor del PSOE en primera fila ya se vio que la entonces presidenta de la Junta de Andalucía no ganaba.

Luego moción de censura a Rajoy en mayo del 2018. La ocasión la pintan calva.

Presidente del Gobierno hasta el 2020.

ERC y Junts le tumban los Presupuestos.

Elecciones anticipadas y vuelve a ganar. Pacta con Podemos.

En fin, una vida excitante. Emociones fuertes. Si quiere ya lo ha hecho todo en política.

Ahora a vivir, que son cuatro días.

Hasta podría hacer carrera en la UE o en la ONU. En el FMI ya no sé qué decirles porque no me fio de la tesis.

Lo digo también porque Margarita Robles acaba de saltar al estrellato con el Pegasus.

De hecho, en su respuesta en el Congreso es la única que no se ha amilanado.

"¿Qué debe hacer un Estado cuando alguien vulnera la Constitución? ¿Cuándo alguien declara la independencia? ¿Cuándo alguien corta las calles y hace desórdenes públicos? ¿Cuándo alguien tiene relaciones con dirigentes políticos de un país que está invadiendo Ucrania?”, les ha espetado en el Congreso.

A mí me recuerda un poco Angela Merkel.

Merkel físicamente no era Michelle Pfeiffer -por citar uno de mis amores platónicos- ni la alegría de la huerta pero a base de solvencia y solidez estuvo 16 años en el poder.

Robles lo mismo: difícilmente se la ve nunca sonreir -y menos de ministra de Defensa-, pero lleva una larga trayectoria desde que presidió la Audiencia Provincial de Barcelona (1991-1993).

Antes ya juez en varias localidades catalans como Sant Feliu de Llobregat o Balaguer. Conoce el percal.

Subsecretaria de Justicia (1993-1994) y Secretaria de Estado con Belloch en Interior (1994-1996) hasta llegar a ministra (2018) previo paso por el Congreso donde ejerció también de portavoz del PSOE.

Yo todavía creo que la política no necesariamente tiene que ser para cuerpos esbeltos y jóvenes rutilantes.

Churchill llegó a primer ministro de un país en guerra con 65 años.

La misma edad que tiene ahora la titular de Defensa por mucho que esté mal mencionar la edad de una señora.

Aunque ya puestos citar también Konrad Adenauer, que llegó a la cancillería -en este caso de un país derrotado y hundido- con 73.

Sí, quizá a Pedro Sánchez no le hace gracia la operación.

Pero la política no la dejas, te deja.

Al fin y al cabo él tampoco tuvo reparos de desembarazarse de Camen Calvo (Presidencia), Juan Carlos Campo (Justicia), Arancha González (Exteriores) o José Luis Ábalos (Transportes) o Iván Redondo llegado el momento.

Algunos tras haberse partido la carta por los indultos como el propio Campo -me imagino cómo lo debieron recibir en la carrera judicial- o con problemas extrajudiciales por el caso Gali.

Sin olvidar otros cadáveres ilustres como Albert Rivera o Pablo Iglesias aunque en éste último influyó más Isabel Díaz Ayuso.

La política es así.

No se viene a la política a hacer amigos sino a mandar.

Y Margarita Robles es la única que puede impedir un próximo gobierno PP-Vox.

Pedigree no le falta. En su día ya fue una de los ocho jueces -la única que era mujer- que votaron a favor del procesamiento de Jordi Pujol por el caso Banca Catalana (1984).

Me temo que los hechos le han dado la razón.

O, llegado el caso, ser la primera presidenta de un gobierno de gran coalición en España. A la alemana.

La última asignatura pendiente desde la Transición.

Pedro Sánchez es un hombre de jugadas maestras. Esta podría ser la última. Por bien suyo, del PSOE y de España.

Publicitat
Publicitat

14 Comentaris

Publicitat
#15 Carlos Gomez, diuen, diuen, diuen.., 30/04/2022 - 23:05

"Objetivo: Margarita Robles

«Robles es el enemigo porque simboliza que otra izquierda posible; una capaz de defender con la misma vehemencia la justicia social y el Imperio de la Ley»"

theobjective.com 30-4-2022

#12 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralitat, 29/04/2022 - 23:44

Este es el partido felón que nos desgobierna, el partido de Pinochez.

https://www.elindependiente.com/opinion/2022/04/29/una-verguenza/?utm_source=share_buttons&utm_medium=twitter&utm_campaign=social_share

#11 despertaferro, l´h capital de tabarnia, 29/04/2022 - 12:21

Pues entre Feijo y Robles no se a quien votaria lo que tengo claro que al partido de Sanchinflas ni agua, no me parece mala idea veremos que dirian ahora las "feminazis" de podemos

#10 pepe, andorra, 29/04/2022 - 12:21

cuanta memoria de pez, ande sr. Rius, tire de hemeroteca y vera q esta señora es lo mismo de siempre, oscuros funcionarios del aparato, infiltrados en la administración, sectarios hasta la nausea y siempre serviles con su señor feudal. Ademas, q debería saber q esto es una noticia de teatro, algo inventado para desviar la atención de lo mal q vamos

#9 Marcial Heredia, en el Circo me colé, 29/04/2022 - 09:15

¿La Robles presidenta del Partido Sanchista? No la veo, veo más a la mujer de Sánchez que a ella.