La Punteta · 13 de Juny de 2022. 09:11h.

JORDI GARCIA-PETIT PÀMIES

Jordi Garcia-Petit Pàmies

Rufián, pero ¿qué has dicho?

Ciertas verdades no se pueden decir a esa gente, Gabriel. Mira cómo se te han echado a la yugular los Puigneró, Batet, Dalmases, Vergés, Jové, Feliu, Bosch, Vall, Bou…y no veas cómo te ponen las redes sociales del graderío “juntero”.

Ya que te gustan las verdades, voy a decirte una como un templo: Gabriel, no eres de los suyos. Solo te tienen por un “xarnego” útil, por si les puedes traer cuatro votos de otros “xarnegos”.

Puigneró ha puesto el dedo en tu llaga: no eres “digno de Cataluña”. No mereces que Cataluña te respete y estime por tus cualidades y comportamiento, que eso es ser digno.  Nunca tu catalanidad será suficiente para ellos. En definitiva, no eres un buen catalán.

 Naturalmente, Puigneró se refiere a su Cataluña exclusiva y excluyente y a su idea (ideológica) de cómo debe ser un catalán. Por mi parte, tienes todo mi respeto por tu modo de ser catalán.

Episodios como el que estás viviendo muestran la profunda división a la que esa gente han abocado a Cataluña y que no es por la cuestión nacional y su supuesto corolario, la independencia, que como bien sabemos tú y yo nunca tendrá lugar, sino por la cuestión social.

La Cataluña a la que ellos socialmente aspiran no es tu Cataluña, desengáñate, en ella siempre serás un Rufián más. Lo de “ampliar la base” -algo que también buscan los de ERC- con los de Santa Coloma de Gramanet o Cornellá, por poner un par de ejemplos, se refiere solo a la “base electoral, a sacarles el voto para un proyecto político y social en el que serán meros comparsas.

Sus necesidades sociales, sus inquietudes culturales, su desigualdad real les importan “un comino”, como diría Montse Bassa. Y recuerda que en ERC te soportan   si solo te metes con los del “país vecino”. Fíjate en lo presto que ha estado tu compañero Ruben Wagensberg a considerar “indecente y repugnante” como tratas a Puigdemont, la quinta esencia de Cataluña.

Lo único que quieren de los de Santa Coloma, Cornellá y similares es su inmersión -idea que tanto prodigan- no solo en el terreno lingüístico, sino fundamentalmente en el social. Quieren una inmersión completa en su Cataluña, pero como subalternos.

 Permíteme que recurra a un viejo concepto, hoy arrumbado, pero que imagino que puedes compartir, solo los quieren como clase trabajadora en el campo, en las fábricas, en los servicios. En el fichero de los obreros de SEAT en Martorell o de BASF en Tarragona no figura ningún apellido como los de la yugular.  

Supongo que habrás leído la lucida aportación de Manel Pérez, “La burguesía catalana”, al conocimiento de la Cataluña contemporánea y de ese invento llamado procés en el que tú has sido un actor secundario junto a un montón de actores de reparto.

Como bien deduce Pérez, esa gente ni siquiera forman parte de las “cuatrocientas familias de siempre”. Son unos parvenu para la gran burguesía catalana, incluso a Jordi Pujol lo veían como un advenedizo, y no te digo como te verían a ti, si te miraran.

 Además, en política son unos aficionados, menudo fracaso lo de la secesión, e insisten en seguir por el mismo derrotero. Fíjate en lo que exige Clara Ponsatí, una maestra en diletantismo, al pobre Pere Aragonès. ¡Y no pierdas de vista a la Borràs, que Déu n’hi do!

En resumidas cuentas, son clases medias (auto)resentidas que no dan la talla para políticas de Estado y mucho menos para un “estado propio”. Subliman sus frustraciones con supremacismo e impostada superioridad moral que, como compruebas, te aplican sin reparo alguno pese a tus años de servicio a la causa.

Probablemente, nosotros coincidiéramos en la concepción de una Cataluña abierta, culturalmente mestiza, equilibradamente bilingüe, socialmente progre, reformista en lo político y económico, dispuesta a reducir todo lo que se pueda la lacerante desigualdad de los más de 2 millones de catalanes -los desheredados de la era pujoliana- inmersos en la pobreza. Ahí la inmersión sí que es plena e irreversible, si no hacemos algo muy pronto. Los de la yugular no harán nunca nada.  

Creo Gabriel que, si limaras ciertas asperezas, donde mejor ubicado estarías es en el PSC, un partido reformista socialdemócrata y catalán de la Cataluña real, como tú.

 Al fin y al cabo, como escribe Vicent Partal en VilaWeb eres menos revolucionario en cualquier sentido que Puigdemont, que es la “revolución en marcha”.

Publicitat
Publicitat

3 Comentaris

Publicitat
#3 no soy nadie, barcelona, 16/06/2022 - 11:45

hombre, el psc, ya salió aquello. Este personaje ya ha hecho su juego y papel, bien pagado, que se dedique a retozar en una pisicina a lo gran hermano, que es para lo que quedará al final. El PSC ya tiene bastantes problemas, y Rufián no ayudaría nada al mismo.

#2 Jordi Garcia-Petit, BARCELONA, 15/06/2022 - 08:58

Tota l'esquerra de Catalunya és a l'oposició. Per jutjar la seva praxis respecte al paràgraf en qüestió hauria de governar. Esperem que ho pugui fer i aleshores podrem ser exigents amb ella. La primera exigència hauria de ser la reducció de l'escàndol de més de 2 milions de pobres.

#1 JFS, Soria, 15/06/2022 - 08:11

Busco la relació entre la praxis del PSC (o la resta de lesquerra.cat), aludit al penúltim paràgraf, i l'exposat al paràgraf anterior i no la trobo. La "Pàtria" pero damunt dels drets.