Publicitat
La Punteta · 30 de Setembre de 2019. 07:39h.

BERNARDO FERNÁNDEZ

Bernardo Fernández

Semana horribilis

Estos días estamos asistiendo a un auténtico aquelarre independentista. De hecho, no es ninguna novedad. Los secesionistas catalanes son muy dados a los espectáculos y a la bulla. Lo han demostrado en los últimos tiempos, pero la semana pasada, quizás porque saben que la sentencia del procés está próxima, fue esperpéntica.

Desconozco si hay pocos o muchos independentistas radicales, pero, sean los que sean, son muy activos y parecen dispuestos a todo. Han perdido la partida y lo saben. Saben que esto se está acabando y que la publicación del fallo de juicio del procés marcará un antes y un después. Por eso, es conveniente que en los próximos días nos andemos con mucho ojo porque esos descerebrados son capaces de cometer cualquier barbaridad.

Es posible que alguno de los lectores puede pensar que exagero. No lo crean. Basta echar un vistazo a los acontecimientos ocurridos tras la detención de unos presuntos terroristas, para ver hasta dónde puede llevar la obcecación, la ceguera ideológica y el fanatismo.

Se han hecho concentraciones y manifestaciones para pedir la libertad de los detenidos. TV3 retransmitió en directo una rueda de prensa de familiares de los presuntos terroristas y en los informativos de la cadena se habla de montaje policial y más de los derechos de los detenidos que de los atentados que hubieran podido cometer.

En el Parlament se volvieron a vivir momentos de tensión que recordaron a los aciagos días de septiembre y octubre de 2017, porque la mayoría secesionista se empecinó en desafiar al Estado y aprobar diversas resoluciones que defienden la legitimidad de la desobediencia civil e institucional. Y por si no había bastante, exigían la retirada de los efectivos de la Guardia Civil de Cataluña, porque son “fuerzas de ocupación” y una ley de amnistía si se condena a los líderes del procés.

Un amplio grupo de diputados, entre ellos el propio president de la Generalitat, aplaudió y gritó “llibertat, llibertat”, cuando llegó a la Cámara la noticia de que los independentistas detenidos pasaban, por orden del juez, a prisión preventiva y sin fianza.

Pero es que escenas similares se repitieron al día siguiente en la Asamblea General de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) done habían asistido casi 200 alcaldes.

La pregunta aquí, además de obvia es obligada, si espectáculos de ese nivel se dan en las instituciones por personas que se supone han de transmitir serenidad y templanza, ¿qué no puede ocurrir en la calle? Que cada cual responda según su criterio

Hemos vivido una semana horribilis y es fácil suponer que esto ira in crescendo hasta la publicación de la sentencia y un tiempo después. Esperemos que no ocurra nada irreparable.

Luego, con el dictamen sobre la mesa habrá que pasar página. El independentismo más posibilista (no me atrevo a decir sensato porque no existe como proyecto político) debería llevar a cabo una revisión profunda de sus planteamientos y reconocer que han cometido errores de bulto: la unilateralidad, primero y el “lo volveremos a hacer “después, son lo más parecido a bravuconadas de taberna.

De igual manera los dirigentes del procés deberían admitir su fracaso y asumir las posibles responsabilidades penales que de sus actos se hayan podido derivar. No pueden seguir engañando a la gente y jugando con sus sentimientos. La ciudadanía no se lo merece. Además, han destrozado el país que tanto dicen querer. Por eso han de dar un paso al lado para que sean otras las personas que enderecen la caótica situación que ellos generaron. Es necesario que vuelva el seny, cicatricen las heridas que ha ocasionado el procés en la sociedad y Cataluña vuelva a ser lo que nunca hubiera tenido que dejar de ser: un solo pueblo.

 

Bernardo Fernández

 

Publicitat
Publicitat

2 Comentaris

Publicitat
#2 Juanfran, Sabadell, 30/09/2019 - 20:04

Estos de los CDR la van a liar parda, ya están anunciado paro de país país para el 11 O . Aquí lo que hace falta es mano dura y acabar con la tonntería

#1 Carme, Sabadell, 30/09/2019 - 12:21

Análisis muy acertado de Fernánndez. Otra cosa es que los indepes lo vena igual, a estos no nos los quitamos de encima ni con agua caliente.