La Punteta · 21 de Juny de 2022. 13:09h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

Señales de alarma

 

No me cansaré de repetirlo. Cuidado con las señales de alarma. Incluso los indicios.

El último fue el publicado este sábado por La Vanguardia.

Resulta que un gihadista libio dirigía su ejército particular desde Bacelona.

Además no era un gihadista cualquiera. Lo hacía mientras recibía tratamiento oftalmológicio en una clínica barcelonesa.

Gihadistas welcome. Barcelona friendly.

Pero es que ha habido más.

Tras el ataque a las torres gemelas de Nueva York (2001) trascendió que Mohamed Atta, uno de los autores y cerebro, había dormido dos noches en un hotel de Salou.

Nadie sabe a qué vino.

Que casualidad.

Entonces todo el mundo se lo tomó como una curiosidad o una coincidencia pero era ya otro indicio de un islamismo radical asentado en estos lares.

De hecho, fíjense que los autores de los atentados de las Ramblas fueron interceptados al lado, en Cambrils.

Algunas de las fuentes que consulté tras el atentado me dijeron que iban a Salou pero que en la rotonda anterior había un control policial y siguieron hacia Cambrils.

Segundo indicio. En el 2010 ya se supo gracias a la filtración de los papeles de Wikileaks que Barcelona era, para la CIA, “el mayor centro mediterráneo del yihadismo”.

El mismo diario publicó en el 2016 que “una de cada tres mezquitas” en Catalunya son salafistas.

Recuerdo que, cuando salió la noticia, le pregunté al entonces portavoz del Govern y todopoderoso consejero de Presidencia, Francesc Homs, si harían algo y pidió “no estigmatizar” a nadie.

Lo mismo que el consejero de Interior, Jordi Jané, y la entonces vicepresidenta, Neus Munté. Misma respuesta.

Que conste que el salafismo no es necesariamente una corriente violenta dentro del del Islam pero si radical aunque ellos sólo se consideran bueno musulmanes.

Aunque supongo que es más fácil dar el salto a actitudes violentas desde concepciones radicales que moderadas. En el caso de que haya un Islam moderado, que tampoco lo sé. Algunos lo ponen en duda.

Luego tenemos el atentado de las Ramblas.

Eran terroristas nostrats: nueve residían en Ripoll y uno en Ribes de Freser.

Habían nacido aquí o crecido entre nosotros.

Les habíamos dado -por supuesto- educación, atención sanitaria, quizá incluso prestaciones sociales para favorecer la inmigración.

Pero eso no impidió que bajaran por las Ramblas a toda velocidad haciendo zig-zag para matar a cuanta más gente mejor: hombres, mujeres, criaturas.

Ripoll es la cuna de Catalunya. Ahora tiene un 14% de inmigración magrebí.

Si Guifré el Pilós, que se pasó la vida guerreando contra ellos, levantara la cabeza le daría un patatús.

En el caso del atentado de Barcelona hubo también de exceso de confianza por parte del ayuntamiento.

No se atreverán. Todos welcome.

El consistorio rechazó poner bolardos a pesar de que en Niza y en Berlín -ambos en el 2016- se habían producido ya atentados con vehículos: el primero con un camión a toda velocidad. El segundo en un mercado navideño.

En fin, finalmente el caso de las chicas pakistaníes asesinadas por un crimen de honor: querían divorciarse.

Lo que demuestra que hay guetos islámicos -territoriales o familiares- y colectivos impermeables a los valores occidentales. El padre, uno de los cómplices, lleva diez años aquí y sólo habla urdú.

El problema es que cuando tendrían que haberse tomado decisiones no se tomaron.

Por la presión ambiental.

Desde luego la inmigración es un fenómeno humano.

Y para el que emigra, un drama.

Pero el problema es que quizá ahora vamos tarde.

Se habrían tenido que tomar decisiones al principio, cuando España se convirtió en un país de acogida.

Derechos pero también deberes.

Inmigración en origen. Y siempre con papeles. Controles fronterizos.

Recuerdo que en el 2013 unos alumnos de un instituto de Mollerussa se rebelaron: si las chicas musulmanes iban con velo, ellos podían ir con gorras.

Los profesores -supongo que todos progres y bien pensantes- les convencieron y depusieron su actitud.

¡Craso error! Sacamos los crucifijos tras la caía del franquismo y ahora toleramos otros símbolos religiosos en escuelas públicas de un estado aconfesional.

Pero, lo que decía, ahora ya no estamos a tiempo.

Si cerramos alguna mezquita salafista saldríamos en Al-Jazeera y se nos acusaría de islamófobos, nos cortarían el petróleo o incluso nos meterían un petardo.

Sin olvidar la reacción aquí de partidos de izquierda, medios de comunicación, intelectuales y ONGs. Claro, ellos no viven en contacto con la inmigración en barrios populares.

Pero vete a vivir quince días a Salt, a ca n’Anglada, a Llefià y seguro cambian de opinión. La inmigración es para los pobres.

Por eso no sé si estamos a tiempo. O tendremos dentro de diez años, quizá menos, los mismos problemas que tienen Francia en las banlieues. En Catalunya, probablemente antes.

En muchos municipios catalanes la inmigración supera ya el 20%. Teniendo en cuenta que es más porque los sin papeles no salen en las estadísticas y los nacionalizados -tras diez años de residencia legal- dejan de salir.

Mientras que Turquía acaba de prohibir la inmigración en barrios con más de un 20%. ¡Y es un país musulmán!.

Que Dios nos pille confesados. Y soy agnóstico. Casi me da igual si es Dios o Alá.

Publicitat
Publicitat

15 Comentaris

Publicitat
#13 Coaner, Martorell, 22/06/2022 - 20:19

M´estimo més un moro que un cagarro renegat com tu!

#13.1 Pan con tomate y jamón ibérico, La pesta groga fa malbé el cap, 23/06/2022 - 13:30

¡Oiga...! ¿es el uno, uno, dos...? aquí hay un tipo amarillento escupiendo bilis... ¡que le va a dar algo...! Si parece grave, que vengan urgentemente los loqueros con la antirrábica...

#13.3 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralitat, 24/06/2022 - 22:47

Pues llévate todos los que quieras a casa.

#13.4 pepe, andorra, 27/06/2022 - 13:56

Eso es mentira, estimado trolete separata, si odias tanto al discrepante de tus pensamientos totalitarios q prefieres vivir bajo la sharia antes q tolerar una opinion discortante como la tuya, deberias empezar a pensar en ir un rato a vivir a Arabia Saudi o Marruecos, para entrenarte para lo q se te viene encima, mas q nada.

#11 Enrique, Barcelona, 22/06/2022 - 09:17

Y todo gracias a estos politiquillos vendidos y cobardes que tenemos...

#10 Capit@n España, Purgandus populus!!, 22/06/2022 - 01:18

Sr. Rius no se altere y haga caso de lo que dicen nuestros padres y madres de la patria ante el problema:

"Sobretot no hem de caure a la islamofobia"

#8 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralitat, 21/06/2022 - 19:47

"ahora ya no estamos a tiempo" Coincido con usted SR. Rius. Hace ya un tiempo que sobrepasamos ese límite.
Somos Bizancio a poco de 1453. Mientras unos van haciendo los preparativos, los otros se entretienen con debates sobre el sexo de los ángeles climáticos, racistas, y de identidad sexual- Entre otros.

#7 Pasqual Majordom Lleial, Palau del Marquesat, 21/06/2022 - 19:19

Xxxssss... no pronunciï el nom de Guifré el Pilós davant de la Marquesa, que s'esvera!! Últimament la tenim una mica controlada i no està tan exaltada... Si us plau, no li doni motius per a excitar-se novament!!