Publicitat
La Punteta · 22 de Desembre de 2017. 10:59h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

Todo igual

De entrada hay que felicitar a Carles Puigdemont. Es más listo que el hambre: una candidatura surgida hace apenas unas semanas ha conseguido desbancar a Esquerra -un partido con 86 años de historia- como opción ganadora al frente del independentismo.

El presentador de Euskal Telebista Xavier Lapitz nos lo advirtió en un debate electoral en la víspera: las elecciones del 21-D han reproducido el esquema de las elecciones vascas del 2001. Entonces todo el mundo, al menos en Madrid, daba por ganadora la alternativa constitucionalista encabezada por Jaime Mayor Oreja (PP) y Nicolás Redondo Terreros (PSE-PSOE).

Contra pronóstico ganó Ibarretxe con más de 600.000 votos gracias a una participación de casi el 80. Es justo reconocer que el subdirector del diario Ara David Miró, en una conexión en directo, también recordó el mismo caso. Y supongo que atareado con el cierre de campaña no estaba pendiente del programa.

Pero estamos donde estábamos: en el 2015, el soberanismo consiguió el 47,8% de los votos. Ahora el 47,5%. El independentismo permanece estancado en unos dos millones de personas en un censo electoral de 5,3. Tras más de cinco años de proceso no ha conseguido "ensanchar la base social" de manera significativa a pesar de su indudable éxito electoral.

Es cierto que, en números absolutos, ha ganado 106.000 votos desde las elecciones del 2015. Pero los contrarios a la independencia suman más de 2,2 millones frente a los dos millones y algo de los partidarios. El país está incluso dividido territorialmente porque Ciudadanos se ha impuesto no sólo en Barcelona sino en el área metropolitana. Hasta en el pueblo de Oriol Junqueras.

En TV3 se esforzaban ayer en poner a los Comunes al margen de Ciudadanos, PSC y PPC. Supongo que para que no se viera que el bloque unionista ganaba en votos al independentista. Pero En Comú-Podem no está a favor de una salida unilateral. Y sólo hay que recordar como se han desmarcado Pablo Iglesias y Xavier Domènech -Ada Colau ha estado más invisible- de la DUI a medida que bajaban en las encuestas.

Sea como sea es una victoria del soberanismo en su conjunto. Mucho mejor. Ahora conviene saber como nos sacan del atolladero. Es significativo que la mayoría de oradores indepes durante la noche electoral estaba más pendientes de la salida de los presos que de la República catalana. Con excepción del candidato de la CUP, Carles Riera (CUP). Previsiblemente para camuflar un mal resultado.

El resto, sobre todo los de JxCat, prefirieron restregar a Rajoy el batacazo del PP  en Catalunya. El propio Puigdemont expresó la fórmula de “rectificación, reparación y restitución”. Al mismo tiempo que pedía “diálogo” y volver a la "política" al presidente del Gobierno español. Es decir, una salida.

En fin, sigo pensando lo de siempre -que es lo mismo que piensa Joan Tardà con la diferencia que a mí me insultan y a él no-: con menos de la mitad del censo electoral no se puede proclamar la independencia. Al menos en un estado miembro de la Unión Europea. Catalunya, en cierta manera, no tiene remedio: ahora es una vuelta a empezar.

Los independentistas deberían también reflexionar cómo una fuerza política que nació en el 2006 con sólo tres diputados y un 3% justito ha conseguido once años después ganar unas elecciones al Parlament. Inés Arrimadas ha obtenido la confianza de 1,1 millones de catalanes, más de un 25% de los que fueron a votar. Ciudadanos ha acabado capitalizando el 155 que aplicó el PP.

Paradójicamente, como decía el lema electoral de ERC: "La democracia siempre gana". Y unas elecciones son una buena notícia porque es la máxima expresión de la democracia. Pero Catalunya sigue dividida en dos bloques. Ahora más irreconciliables que nunca. Pese a que los países, para avanzar, necesitan consensos básicos entre todas las fuerzas políticas.

Publicitat

34 Comentaris

Publicitat
#17 Decebut, bcn, 22/12/2017 - 23:46

Tinguem en compte que la majoria absoluta d'escons és comptant amb la CUP. Amb tot el que això suposa.

Com a curiositat: algú s'ha adonat que el nombre de votants que ha guanyat el bloc indepe coincideix amb els que va tenir Unió al 2015?

#17.1 Decebut, bcn, 23/12/2017 - 11:11

Em sembla que els antics votants d'Unió s'han passat a l'independentisme i que aquest és el fet que ha passat més desapercebut en aquestes eleccions i, a la vegada, un dels més rellevants.

#17.2 Jordi BR, L'H, 25/12/2017 - 22:30

Crec que t'equivoques, els independentistas d'Unió al 2015 ja estaven desvinculats. Els 100.000 vots corresponen a vots dels Comuns i Podem, afins en ideología a Dante Fachin. En sé de bastants

#16 A., Barcelona, 22/12/2017 - 22:03

Tot igual no Xavier. Les dretes i esquerres han desaparegut definitivament a Catalunya i ara només hi ha eix nacional. I això és perillossim en un pais. No pinta gens bé això.

#15 A., Barcelona, 22/12/2017 - 17:14

El q haurien de reflexionar els nostres indepes és que a la Catalunya productiva, Barcelona i àrea metropolitana i industrial, i zones costaneres (Mataró, Lloret, Blanes, Tarragona, Roses, etc) els de C's han estat partit majoritari i en molts casos '"l'unionisme" supera de molt el 50%. A veure si al final s'ulsteritza Catalunya...

#14 Jordi, Torredembarra, 22/12/2017 - 15:52

Uiii! Què fotuts vec els que deien que amb un 80% de participació l'independentisme perdia la majoria. Doncs, no. Cada dia una mica més. Ara a veure com pagarà la campanya Arrimadas i companyia. I el PP espero que sigui la propera empresa que es deslocalitza. Albiol no ha dimitit? És el que hauries de demanar Rius! Ha estas un fracàs en la cara!!

#14.1 Grauero, Gurugù, 22/12/2017 - 16:16

#14


(..Cada dia una mica més...) , Legislatura pasada segregacionistas 72, actual 70, 70-72= -2. Creo yo que han perdido no?

#14.2 Saprissa , Sants , 22/12/2017 - 17:46

Fem un resum, pugen aproximadament 96000 els vots separatistes i els del No pugen 278000, més els de"no sabe no contesta"dels comuns.Moralment ells no creien en revalidar majoria per tant, es una victòria moral i han frenat un ambient molt pessimista, però perden 2 escons i tb en vots, malgrat això caldrà llegir millor els resultats q el 27S

#14.3 Josep, Barcelona, 22/12/2017 - 18:09

dadle las gracias al señor Hont, que no a las urnas

#14.5 Rivas, Hospi, 22/12/2017 - 18:28

Heu perdut dos escons. O sigui, que aneu de baixada. De mica en mica s'omple la pica.

#14.6 Decebut, bcn, 22/12/2017 - 23:49

No tiene nada que ver la ley d'Hondt (hasta Inés Arrimadas ha caído en ese error). Lo que perjudica a los partidos constitucionalistas es el reparto de escaños por circunscripciones provinciales. Con una circunscripción única, los independentistas no tendrían mayoría de escaños.

#13 un fracàs total, bcn, 22/12/2017 - 15:30

Qui són els que assesoren Rajoy sobre Catalunya? El Moragas que s'ha marxat a l'ONU?