La Punteta · 28 de Gener de 2022. 19:19h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

Todo lo que tocan lo rompen

 

 Hace años el catalanismo era sinónimo de buena gestión.

Es una herencia de Prat de la Riba, que consiguió poner en marcha la Mancomunidad con un zapato y una alpargata.

Yo todavía recuerdo al consejero de Presidencia, el entonces todopoderoso Francesc Homs, -ahora desaparecido en combate- diciendo que “cuando gestionamos las cosas desde Catalunya el servicio es mejor” (1).

Llevamos una racha.

De momento ya podemos dar por perdidos los Juegos de Invierno, el Hermitage, Nissan, la amplicación del Aeropuerto.

Todo lo que tocan lo rompen.

Si se descuidan va a quedar una Catalunya hecha un desierto, un páramo, un solar vacío.

Y mejor no retroceder en el tiempo porque deberíamos recordar también la Agencia Europea del Medicamento.

Es evidente que si se va de un territorio por un referéndum no va ir a otro en el que amenazan con hacer otro.

A la lista podríamos añadir los sobrecostes de la Línea 9 -creo que ya van por los 5.000 millones- o el lío judicial de Aigües Ter-Llobregat, que no sé cómo ha terminado.

Sin olvidar otros ejemplos de buena gestión más recientes como los sobresueldos del Parlament, las irregularidades en los Bomberos y ya puestos el caso Triacom.

El problema es también que no saben gobernar. Les da pánico tomar decisiones.

Lo dejan todo en manos “del territorio”. Ya pasó con el decreto de energías renovables, que lo aprobaron en el Consell Executiu y en el siguiente pleno del Parlament lo modificaron.

O los Juegos de Invierno. Miren: sa hacen o no se hacen. Lo que no se puede es marear la perdiz.

Que si hacemos una consulta pero nos dejamos el Ripollès y el Solsonès, que si pasamos de Aragón, que si qué dirá la CUP.

¿Cómo puede aspirarse a unos Juegos Olímpicos con semejantes titubeos?

Yo creo que el problema es que creen que españolizarían los Pirineos, el último territorio sagrado del proceso.

Además que suponen enterrar definitivamente la independencia pero no lo dicen.

Los mismos que proclamaban que iban a dejar el Congreso a los 18 mesos -la fecha cumplía en el 2017-, marxem, hem passat pantalla ahora van pidiendo no sólo los Juegos de Invierno sino también el Corredor Meidterráneo, señal irrefutable de que no vamos a ningún lado.

Basta ver la reacción de la portavoz del gobierno catalán, Patrícia Plaja, en la rueda de prensa del pasado martes, cuando afirmó que estaban abiertos a colaborar “con otros territorios” -ni mencionó Aragón- pero que les iban a dejar “aquellas disciplinas que no se puedan desarrollar” en Catalunya. Es decir, las migajas. No sé si la petanca es una disciplina olímpica de invierno pero bueno.

Ella sola se cargó la candidatura conjunta. Parece mentira que estuviera trece años al frente de la comunicación de los Mossos.

No me extraña cómo se ha puesto el presidente aragonès, Javier Lambán. El requisito imprescindible para una candidatura de este tipo es el buen rollo.

Sigan, sigan con el proceso. A este paso volveremos a la Edad de Piedra.

Pero no sé si ellos mismos se dan cuenta de que al final el independentismo será sinónimo de derrota, de fracaso, de tropiezo.

Ya saben: "tornarem a lluitar, tornarem a sofrir, tornarem a perdre".

Efectivamente no aciertan una. Lo jodido es que vamos todos detrás.

 

(1) Sesión de control al Govern durante un pleno el 21 de enero del 2015 

Publicitat
Publicitat

9 Comentaris

Publicitat
#6 La misèria truca a la porta, La Garriga, 29/01/2022 - 23:13

Català no és útil com a llengua. No serveix per a rés.

Independència, ni cal ni la volem, fantasía utópica i sense cap ni peus. Només porta problemas.

Independentistes, gent fanàtica, totalitaria i amb comportaments feixistes i totalitaris.

La misèria truca a la porta.

#5 Marcial Heredia, el circo de la tele, 29/01/2022 - 17:10

Ni Juegos de Invierno, ni Hermitage, ni ampliación del Aeropuerto. No veremos nada, no quieren más cera, solo consumir los restos hasta dejar el armazón. Es su castigo, una parálisis y ceguera que nos llevará al derrumbe. La sensación de desasosiego y hartazgo que vivimos debería animar a que alguien volviera a coger el timón. Con ellos lejos.

#4 Josep, Nos vamos directos a la m, 29/01/2022 - 16:26

"Hace años el catalanismo era sinónimo de buena gestión."

Siento disentir, pero exactamente ¿cuándo ha ocurrido eso?

#4.1 Pepe, andorra, 02/02/2022 - 10:45

Si lo repites mil veces, se convierte en realidad, pero la clase dirigente en el condado de Barcelona y alrededores en los ultimos 500 años, ha demostrado sobradamente su incompetencia, su nepotismo y su inmensa corrupción. Si se pasaron al bando austracista por dinero. Los señores feudales de siempre, con los vasallos incompetentes de siempre

#3 A., Barcelona, 29/01/2022 - 14:59

Aquí Catalunya ens hem pensat que com els nostres polítics parlen una mica d'anglés i francés, no s'en van de pu"te*s en grup i no "se cuecen" a gintonics per tancar "commisions and fees", doncs havien de ser molt millors que els de la resta de España. La realitat és que no, que no són millors. Iguals o pitjors...

#2 A.Bcn, Barcelona, 28/01/2022 - 21:39

El problema principal es que no tienen ningún incentivo para hacer las cosas bien. Saben que hagan lo que hagan su electorado les sigue votando.

#2.1 Ramón, Manresa, 30/01/2022 - 00:31

Exacto. Tienen un voto cautivo altísimo. Personas que votarán nacionalista toda su vida y no cambiarán por muy mal que vayan las cosas.

#2.2 pepe, andorra, 02/02/2022 - 10:49

o q las elecciones están amañadas de una forma u otra, q yo no se como lo hacen, manipulando mentes, manipulando resultados y poniéndose todos de acuerdo, única manera, no lo se, lo q si se, esñ q si conoces la realidad y no la percepcion de la realidad, no ya votar en contra, lo q te dan ganas es de subir a las guillerias con eltrabuco.