Publicitat
La Punteta · 10 de Maig de 2020. 13:31h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

Todos lo saben

 

La Vanguardia critica hoy a Nuñez Feijoo en su apartado La mirilla de la página dos.

Me parece bien. El presidente de la Xunta de Galicia, con elecciones pendientes, lleva 27 ruedas de prensa.

Ha sucumbido a la tentación de la sobreexposición mediática.

Las hace todas: las del Consejo de Gobierno y las de la conferencias de presidentes autonónicos del domingo pero también las del comité clínico.

¿Pero y Torra?

Torra no ha salido de la Casa dels Canonges pero a la mínima sale por TV3.

¡Hasta entrevistado por niños!

Siempre en prime time. Y en medio del Telenotícies.

El sábado pasado salió 90 minutos por la cadena pública: casi una hora de rueda de prensa y otra media por la noche en el FAQS.

Y el gobierno catalán lo mismo.

Desde el incio de la pandemia han salido casi todo los días Budó, Buch y Verges. Creo que llevan más de una cuarentena.

Pero en realidad podrían no salir. De hecho se han quedado temporalmente sin competencias.

Si salen es para meterse con el “gobierno del Reino de España”.

O transmitir el mensaje de que España mata. Que aquí lo habrían hecho mejor.

Con más de 3.200 muertos en residencias -y 11.000 sospechosos- cuesta de creer.

Los dos proyectos emblemáticos del gobierno catalán contra el covid han sido el certificado de autorresponsabilidad y las mascarillas para todos.

El primero -copiado de Francia- fue un empeño del consejero de Interior. Yo nunca le vi la gracia. Eras tú mismo el que te certificabas. Y había que tener impresora en casa.

El segundo fue un anuncio prematuro de Quim Torra. Hasta los farmacéuticos, en vísperas de Semana Santa, dijeron que no era posible. Tuvieron que retrasar la distribución.

Y a la hora de la verdad eran quirúrgicas -Meritxell Budó tuvo que rectificar en twitter- ni siguiera las FFP2: duran como mucho ocho horas. Sólo sirven para un día. Hay algunos ayuntamientos que han conseguido más que todo el gobierno de la Generalitat.

Poco a poco han aflojado. Cambiaron de estrategia. Quizá porque se dieron cuenta de que sólo convencen a los suyos. Según una encuesta del CEO, apenas el 3% de los catalanes cree que resolvían problemas. ¿Entonces para qué hace falta la Generalitat?

En realidad se meten igual -en el conseller Buch deber ser superior a sus fuerzas- pero evitan la oposición frontal.

Y lo dicho: no he visto ningún semáforo rojo a Torra. Una mirilla. Una editorial.

Hay un poco la norma no escrita en la prensa catalana de que el presidente es intocable. Deben ser las subvenciones o la publicidad institucional.

Es cierto que, con la llegada de Jordi Juan a la dirección, parece que han espabilado un poco.

He visto semáforos rojos a Chakir El Homrani, Meritxell Budó, Miquel Buch, su jefe de prensa o Joan Candell, de la Cambra de Barcelona.

Pero el presidente sigue a salvo.

Y ya llevamos más de 11.000 muertos en Catalunya. Se dice pronto.

Ni siquiera ser han preocupado de honrar a los muertos.

O al menos a mí no me costa. No tengo constancia de que hayan sacado la pancarta de Palau, por ejemplo, y hayan puesto un crespón negro.

O que la hayan dejado pero con crespón. Ni las banderas a media asta. O declarado duelo oficial como en Madrid.

En mi opinión la crisis ha dejado Torra al desnudo.

Por mucho que en la cadena pública -o medios afines- quieran transmitir la idea de que está al frente.

Probablemente en un intento de salvar una legislatura que llegara a su fin más temprano que tarde.

Desde Palau no paran de enviar fotos con reuniones telemáticas. Y se lo agradezco.

Pero ni siquiera ha demostrado liderazgo con la crisis.

No se ha atrevido a salir de la Casa dels Canonges.

Ni tampoco ha visitado Igualada después de tenerlos confinados.

Es cierto que, al principio, él mismo estuvo encerrado.

Y que su mujer está delicada de salud.

Pero que haga en ese caso como el personal sanitario: que duerme en hoteles para evitar riesgos. Tiene la citada Casa dels Canonges a su disposición.

Pere Aragonès al menos ha ido a la Cruz Roja o a Mercabarna. Y Ayuso ni les cuento. Torra ni eso.

El liderazgo también se demuestra andando. Y sin liderazgo no hay autoridad moral. En el inquilino de Palau ni una cosa ni otra. Todos lo saben.

 

Publicitat
Publicitat

15 Comentaris

Publicitat
#13 Juan Jose García, Cunit, 20/05/2020 - 17:53

Para Torra,no habrá un cuadro en la Generalitat,como mucho,una foto de carnet.Lo contrario sería motivo de coñas.

#12 pepe, andorra, 15/05/2020 - 14:31

una demostración mas q evidente de q las autonomías son solo una agencia de colocación de amigos y familiares de los señores feudales y sus lacayos, ahora les llaman políticos. Las autonomías solo deben ser entes de gestión sin ninguna capacidad legislativa q no haya sido aprobada por el único parlamento legitimo, el de España.

#11 Serraneta, Barcelona, 13/05/2020 - 16:03

La meva mare va morir fa tres setmanes contagiada per el covid-19. Cada dia espero alguna mostra de dol per part de les institucions de Catalunya. La meva mare era catalana fins al moll del osos encara q no era independentista. Però res, ni un crespò negre, ni un acte de condol, res.. Están massa ocupats NO FENT RES. Q s’en vagin a fer punyetes!

#10 Jos, VNG (Ghost Republic), 12/05/2020 - 15:40

I la Colau¿? On és¿? El seu perfil és que davant dels problemes s'ha de fotre el camp¿?

#9 recordad 6 y 7 septiembre, Barcelona is not Catalonia. Fuera colonos catalanes de Barcelona. Cataluña nos roba miles millones, 12/05/2020 - 12:14

las prioridades están claras para Torra: en medio de esta miasma de enfermedad y muerte lo suyo ha sido subierse la pensión