Publicitat
La Punteta · 6 d'Octubre de 2020. 07:10h.

JOAN FERRAN

Joan Ferran

Un urbanismo sensato

Para que nadie se lleve a engaño: Me gusta que mi ciudad esté bien dotada de zonas peatonales y carriles bici. Y que lo esté, cosa que no ocurre, tras cocer a fuego lento y condimentar los proyectos con los ciudadanos directamente afectados. Me desespera la improvisación, el parche, las frases grandilocuentes, el mesianismo verde, las pitonisas que vaticinan terribles enfermedades y el postureo. Amo  mi metrópoli y me duele todo lo que pueda dañar su imagen. Me contraría ver algunas de sus calles pintarrajeadas sin gracia, repletas de fríos bloques de piedra y con hierbajos.

Recientemente alguien dijo que el cambio que ha traído Ada Colau a Barcelona es superficial, que no tiene profundidad. Comparto ese análisis pero añadiría algo más, incluso lo superficial adolece de criterio definido y buen gusto. Se habla mucho, y se presume, del denominado urbanismo táctico y he intentado informarme al respecto. Un buen amigo, entendido en la materia, sostiene que ese tipo de urbanismo posee como rasgo básico su enraizamiento en la comunidad y que no suele ser un procedimiento para desarrollar  actuaciones  desde la administración. Las iniciativas impulsadas por Colau en Barcelona no han contado con la suficiente implicación de la ciudadanía y se desconoce con claridad el objetivo que persiguen.

Me atrevería incluso afirmar que han provocado el efecto contrario al anunciado y deseado. Uno se pregunta, por ejemplo, si los índices de contaminación por efecto del tráfico rodado en la calle Consejo de Ciento, han mejorado o no. El único carril existente provoca largas retenciones de vehículos en horas punta con sus consiguientes emisiones y una contaminación acústica añadida. Los conductores bloqueados se desahogan haciendo sonar el claxon, ergo, más humo y ruido. Les pido disculpas, un servidor de ustedes no es un experto en temas de ordenación urbana ni movilidad pero si un defensor del urbanismo sensato.

Publicitat
Publicitat

4 Comentaris

Publicitat
#5 pepe, andorra, 12/10/2020 - 12:58

es encantador q los barcelonautas se estén cociendo a fuego lento en sus propias contradicciones. Consejo de ciento dice, si solo fuera eso, si hasta la GU ya pasa de todo visto como los maltratan, castillejos, corcega y otras calles q han dejado con ubn solo carril con el evidente animo de provocar atascos e impulsar bcn como si fuera pekin 1973

#3 Perico, Matadepera, 06/10/2020 - 21:02

Todo postureo, nada verdaderamente útil y necesario. El colauismo está dejando Barcelona hecha unos zorros.

#2 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralitat, 06/10/2020 - 17:00

Colau es la decadencia extrema de la ciudad. Cuanto más permanezca en el poder, más amplia será su degradación, y más difícil volver a levantar la situación. Sin el separatismo semejante personaja no hubiera llegado al poder. Otro de los legados del prusés, iniciado con el Estatut Maragall aprovechado por el Mas inútil.

#1 un musclu, bcn, 06/10/2020 - 10:40

Disfrutemos de lo votado. Da el nivel de la ciudadania de Barcelona. Ciudad ya cutre sin remedio.