Publicitat
La Punteta · 7 de Gener de 2019. 11:17h.

CELIA CÁNOVAS

Senadora per Tarragona per ECP

Una reflexión sobre las primarias de Podemos

Pablo Iglesias y su Lista deben estar muy satisfechos con los resultados, han ganado, y así lo hacen saber a través de sus redes oficiales, pero ¿debemos compartir este sentimiento el resto de la militancia?

Quisiera empezar analizando las cifras, porque con ellas se pueden obtener muchos más datos que los que nos dice el aparato.

-De los 60.038 votantes, han votado por Iglesias, 53.524 personas.

-El censo total según la web de Podemos es de 498.259 inscritos con derecho a voto.

-En consecuencia, el porcentaje de participación ha sido de un 12,05%, lo que supone un 87,95% de abstención.

-Pero destacamos que, de todo el censo, solo un 10,74 % ha votado por Pablo Iglesias y su lista, mientras que no ha conseguido que un 89,26% se haya molestado en apretar un botón del teclado.

Conclusión: La noticia se puede leer de dos formas:

  • Iglesias arrasa en las primarias con 10,74% de los votos.
  • Iglesias, único candidato en las primarias, gana con un 89,26% de abstención.

 

En cualquier proceso electoral, preocuparía mucho que solo hubiese un candidato a la Presidencia del Gobierno y que lo votase solo un 10,74% del censo. Seguro que, con estas cifras de participación, nos viene a la memoria algún que otro país al que muchos llaman dictatorial y demás calificativos análogos.

 

Como militante y todavía Senadora de Podemos, he de decir que me producen tristeza estos resultados y lo que ponen en evidencia; pero me duele todavía más el hecho de que por la Dirección del partido se haya articulado un sistema normativo interno que permita que sólo exista un solo candidato.

 

Hace algo más de un año que se votaron en la Segunda Asamblea Ciudadana de Podemos celebrada en el Palacio de Vistalegre unos documentos políticos, organizativos, de feminismos y éticos, que contenían unos principios que, por mayoría, aprobó el máximo órgano del partido, la Asamblea Ciudadana.

 

Se proclamó que todos teníamos voz y voto, que éramos iguales, que éramos un partido distinto, que veníamos a cambiarlo todo.

 

Pero hemos asistido a la merma constante y continuada de competencias del máximo órgano de gobierno del Partido a favor de una Dirección cada vez más vertical. Quien no vea esto es ciego.

 

Los órganos de dirección estatal y autonómicos han ido, a golpe de reglamento, con clara infracción de los Estatutos de Podemos y de los documentos aprobados por Vistalegre, moldeando las distintas primarias a su antojo con el resultado de que todos los que aspiran a cargos públicos, al congreso, al senado, a los ayuntamientos, y al Parlamento Europeo, sean personas afines, tuteladas o pertenecientes a la dirección. Basta comprobar los resultados.

 

Si a ello unimos un sistema telemático de voto controlado por la Dirección, en el que los militantes desconocemos quienes forman parte del censo, su origen, su ubicación geográfica, no auditando los resultados de las votaciones externamente por ninguna entidad imparcial, no podemos más que concluir que presentarse a cualquier proceso electoral es un verdadero acto de fe.

 

Estas primarias se han caracterizado sobre todo por la rapidez en su convocatoria y en su celebración, como si hubiese miedo por la Dirección a perder o afán de control absoluto sobre las personas electas.

 

Pero las formas delatan: no es de recibo acudir a un Consejo Ciudadano Estatal (ejecutiva del Partido) y poner encima de la mesa la decisión de celebrar primarias con la excusa de su urgencia, pero, sobre todo, llevando en mano ya redactado las reglas que regirán estas primarias, a medida de quien las propone, con desprecio absoluto al derecho de sufragio pasivo proclamado en la Constitución, en la Ley de Partidos, en el Documento Organizativo y en los Estatutos de Podemos.

 

No podemos hablar de que todos tenemos derecho a ser elegidos cuando en ese Reglamento, que se lleva redactado a la ejecutiva sin previo aviso, se establecen unos requisitos que son de imposible cumplimiento para el resto de los mortales, sobre todo si se tiene en cuenta los seis días que median desde la celebración del Consejo Ciudadano Estatal y la fecha máxima para la inscripción de los candidatos.

 

Me duele decir que me dan envidia otros partidos, los de toda la vida, en que los que su proceso de primarias es presencial, los avales que presentan los candidatos son físicos, hay mesas electorales, hay recuentos, hay interventores de las candidaturas, hay comprobaciones.

 

Creo que Podemos debe predicar con el ejemplo y ser más transparentes que ninguno de sus adversarios políticos. Vinimos a hacer nueva política, a que los de abajo mandasen sobre los de arriba, a luchar contra la corrupción, contra las desigualdades, contra las élites, y favor del más débil.

 

Mi pregunta es, ¿cómo podremos conseguir todo eso, si desde dentro no lo practicamos?

 

Los dirigentes del partido deben predicar con el ejemplo para sumar y no restar, excluir comportamientos sectarios y excluyentes para que consigamos los objetivos programáticos que nos hemos propuesto. Si algo va mal por dentro, saldrá hacia fuera en un momento u otro, y acabará corrompiendo todo aquello por lo que muchos hemos salido a combatir.

           

Publicitat
Publicitat

5 Comentaris

Publicitat
#4 Uno que os lee, Al sur de Waterloo, 07/01/2019 - 22:13

Sea honesta y dígalo: el ente llamado Podemos es soviético en su concepción (los hoy curiosamente olvidados Círculos), caudillista en su praxis interna (la Dictablanda de El Amado Líder de Galapagar) y programáticamente tan "cuñao" como Cs o Vox (iletrado en lo económico y jurídicamente peligroso en ciertos temas políticos y sociales).

#4.1 Timbaler, Barcelona , 08/01/2019 - 23:18

No se puede decir mejor

#3 Fernando Barredo, Toledo, 07/01/2019 - 20:36

En un partido en el que casi el 90% de sus bases han dejado de apoyar al líder y a su equipo, si ellos no dimiten por coherencia las bases han de empoderarse por dignidad y abrir la única vía lógica para salvar semejante crisis: la renovación.
https://manifiestonuevoimpulso.blogspot.com/2018/02/nuevo-impulso-por-la-democracia-interna.html?m=1

#2 botifler1914, Sinitaca, 07/01/2019 - 15:37

Los comunistas siempre repiten su historia.

#1 Barretina a rosca, Black hole, 07/01/2019 - 12:08

Los únicos partidos en toda la UE que apoyan, protegen y se reúnen con Puigdemont y los independentistas catalanes son de extrema derecha y racistas (La Lega italiana, FN francés, NVA belga, AFD alemán, PN danés, etc) y el único partido de "izquierdas" en toda la UE que apoya a los indepes catalanes es Podemos, ¿no es un poco raro?.