Publicitat
La Punteta · 20 d'Agost de 2018. 17:18h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

Víctimas y víctimas

 

Visto desde lejos el homenaje a las víctimas de los atentados dio un poco de vergüenza. Lo digo -además de por las víctimas- por los familiares. No debían entender nada.

Es verdad que de hooligans hay en todos lados. Españolistas exhibieron banderas españolas como si fuera una manifestación del 12-O y abuchearon a Gemma Nierga por utilizar el catalán. Pero el problema es que estos eran ciudadanos de a pie. En el otro bando eran las autoridades.

La cosa empezó en Alcanar -con el vicepresidente Pere Aragonès al frente- mediante un lazo gigante en la ceremonia oficial. Era una manera muy poco sutil de poner víctimas y presos al mismo nivel.

Y no es lo mismo. Por mucho que el proceso crea que la suya es una causa justa. A un lado hay muertos. En el otro están en prisión. Más bien parecía un homenaje al lazo amarillo. 

Continuó luego con un vicepresidente del Parlament, Josep Costa, evitando dar la mano al Rey. Está en su derecho pero si el monarca hubiera hecho lo mismo con la mujer del exconseller Forn -a la que colaron en la comitiva oficial- no quiero ni pensar cómo hubiera reaccionado el procesismo. TV3 habría abierto el TN durante varios días seguidos.

Torra también aprovechó el discurso en Lladoners para llamar a “atacar” al Estado. Él es así: por la mañana hace de president y por la tarde de follonero. Ya pasó con los Juegos del Mediterráneo: primero fue a un acto de la ANC y luego, todavía con menos tiempo de diferencia, a la inaguración.

Pero hablar de “atacar” al Estado el día que se conmemora un atentado terrorista es un patinazo verbal considerable. Y eso que es un presidente al que un periodista de TV3 definió un día como un “intelectual brutal”.

Me ahorro las pancartas. Por supuesto, son una muestra de libertad de expresión. Pero el problema no son las pancartas. El problema es que para el presidente o para el titular de Interior lo importante es que se vieran.

¿Habrían actuado igual si hubiera sido contra la independencia o contra el Govern? Sospecho que no. La ofrenda floral a Rafael de Casanova durante la Diada ya está blindada para evitar este tipo de críticas.

Sin olvidar a Ada Colau. La alcaldesa ya se les arregló para evitar los discursos de las autoridades con la excusa del respeto a las propias vícitimas. Mejor porque Torra hubiera aprovechado la menor oportunidad. Pero en ningún otro país del mundo hubieran prohibido intervenir al jefe del Estado en un acto semejante. Colau es así. Nunca se sabe si va o viene.

En fin, desde más de 3.000 kilómetros de distancia, seguí los acontecimientos a través de las redes sociales. Twitter hervía. En cambio, al día siguiente la prensa de papel transmitió la idea de que todo fue perfecto, un oasis, un remanso de paz.

Para La Vanguardia, “Barcelona rinde homenaje en paz a las víctimas”. Para El Periódico, “Homenaje en paz”. Para El País, “La política cede a las víctimas el protagonismo en Barcelona".

En el Ara “Homenaje a Barcelona” aunque en páginas interiores se mostraban más ecuánimes: “El homenaje a las víctimas no evita la tensión política". En El-Punt-Avui a lo suyo: “Ciudad de paz”. Y dentro insistían: “Memorial en paz”.

La prensa tradicional no sólo han perdido audiencia sino también influencia. No aciertan una. Apostaron por un Reino Unido en la UE, ganó el Brexit. Apostaron por el sí en el referéndum de Colombia, salió que no. Apostaron por Hillary, ganó Trump.

Incluso en esto los catalanes fuimos pioneros. En el 2012, los dos grandes grupos de comunicación del país -la Corpo y el Grupo Godó- apostaron por Mas. ¡Y perdió doce diputados de golpe! Menudo batacazo. Ahí empezó todo.

Uno de los problemas de Catalunya es ese: que los medios de comunicación -públicos y privados- van en una dirección y los votantes en otra. En el fondo, siguen transmitiendo por intereses políticos o económicos la idea de un país que en realidad ha dejado de existir.

Publicitat

6 Comentaris

Publicitat
#3 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralidad, 20/08/2018 - 22:17

Al racistorra "un periodista de TV3 definió un día como un “intelectual brutal”. Es la forma en que lo blanquean en Teleseparatismno. La realidad es otra. La realidad es que: es un ultraderechista brutal.

#2 Oriol, BCN, 20/08/2018 - 18:57

Vostè té una certa raó, Sr. Rius, però cal entendre que, per molt respecte que tinguem per les víctimes, la situació és insòlita. Commemorem uns atemptats sagnants mentre el conseller d'Interior que va dirigir l'operació de persecució és a la presó, i el cap de policia podria ser processat. La cosa no podia anar bé de cap manera.

#2.1 A., Barcelona, 20/08/2018 - 22:09

insòlit és q el conseller d interior i el cap policial es posin en contra les lleis q han jurat defensar. Però clar, que en sabreu els processistes de cumplir lleis si per vosaltres són com un xiclet? Les feu i desfeu quan us surt d l entrecuixa. I ens queixavem de Madrid i els decretos ley...

#2.2 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralidad, 20/08/2018 - 22:22

Están en el trullo por pasarse la ley por el forro. No hay escusas. El homenaje a las victimas es un día al año. Ni un sólo día sois capaces de aguantaros el ombliguismo y ser el centro de atención. Decis: "Miradme, los muertos me importan una mierda, las únicas víctimas somos nosotros, desde hace 300 años. No, desde toda la eternidad".

#2.3 polloloco, Tabarnia, 20/08/2018 - 23:07

Víctimes atemptats terroristes = presumptes delinqüents empresonats? Au, va!

#1 opinador, Barcelona, 20/08/2018 - 18:03

más que dejar de transmitir la realidad lo que han hecho estos medios de comunicación públicos y subvencionados es intentar alterarla, introducir machaconamente en el pensamiento colectivo una falsa percepción de realidad a medida de los intereses de ciertos sectores de poder económico y politico para convencernos que el espejismo existe